Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Archivo para la etiqueta “mike meyers”

Llegan los Oscar y yo con estos pelos

Tengo un domingazo brutal. Los domingos son los días más duros de la semana. Son el “antes de la oficina” y el “después de la diversión”. Cada domingo es una pequeña muerte. Cada domingo es un poco como este último plano de Centauros del desierto.

Pero este domingo es, además, el domingo de los Oscar. La gente que se porta bien, es decir, la gente que no se mete con Hanna Montana, ni con Crepúsculo, ni con Benjamin Button, ni con los críticos de cine… esa gente buena y ejemplar son invitados por otros seres humanos buenos y ejemplares – que además pagan la cuota de Canal Plus – a pasar la noche en su casa viendo la gala en directo.

Pasarán un buen rato. Beberán a saco. Criticarán los vestizados.

Y seguro, seguro, que cuando le den el Oscar a Penélope Cruz se levantarán todos a una del sofá y se pondrán a celebrarlo. Puede que hasta hagan una orgía.

Cabrones. A mí no me habéis invitado.

Sip. Hay que admitirlo: no sólo no estoy nominado, sino que este año tampoco he sido invitado a ningún fiestón de los Oscar. Lo más parecido a un acercamiento humano que he tenido a este respecto ha sido la invitación de Grom el Único a participar en su quiniela. Por lo que recuerdo, he votado esto:

– Oscar al mejor guión original: Escondidos en Brujas.

– Oscar al mejor guión adaptado: El curioso coñazo de El curioso caso de Benjamin Button (puaj!)

– Oscar al mejor actor secundario: Heath Ledger

– Oscar a la mejor actriz secundaria: Amy Adams (sí, antes he dicho que lo ganaría Penélope Cruz, pero me entró el pánico en el último momento y voté a la monjita).

– Oscar a la mejor dirección: Danny Boyle por Slumdog Millionaire (mientras en India queman carteles con su foto).

– Oscar a la mejor película: El curioso caso de Benjamin Button (puaj!)

No he votado con el corazón, sino con un boli Bic que mangué en Cajamadrid. Vosotros podéis hacer la quiniela también. No sé por qué, pero a Grom le entretiene.

Mientras tanto, combato este domingazo de hastío y soledad intentando comprender las reglas de este juego de mesa que me han regalado: el juego de mesa de Battlestar Galáctica.

Creo que va camino de convertirse en el regalo más deliciosamente friki que me han hecho nunca, pero no es eso lo que me preocupa. Lo que me preocupa es que se necesitan más de dos personas para jugar a él y dada mi popularidad últimamente no sé si conseguiré atraer tanto capital humano a mi alrededor. ¡Bah! ¿Qué más da? ¿Quien necesita a los humanos, pudiendo quedarse con los cylons?

A todos los que os habéis portado bien y aún recibís invitaciones para ver los Oscar, os pido en nombre de todos los apestados que, por favor, volváis para contarlo.

Anuncios

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: