Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

A Howard Hakws no le gusta que te dejes robar

Releyendo este libro de Joseph McBride, “Hawks según Hawks(recomendadísimo) me quedo con una frase que Howard Hawks le dijo una vez a un guionista: “Jules, no me gusta nada… Si hay algo que no soporto es una chica que deja que le roben el bolso”.

 

La frase me parece interesante. En principio uno cree que el hecho de que te choriceen el bolso es un acontecimiento banal. Le puede pasar a cualquier mujer, ¿no?
Pues en el cine, no. En lenguaje cinematográfico, si dejas que te roben el bolso, muchacha, estás revelando mucho de ti como personaje: que eres un poco lela, que buscas problemas…
Y más aún en un tipo de cine tan codificado como se hacía entonces (años 40). Con “codificado” quiero decir que las películas no pretendía reproducir la vida tal y como es. La vida tal cual es está llena de ruido, de mensajes contradictorios. En cambio el cine de Hawks, de Ford, de Hithcock era claro y directo como un puñetazo. Es un “venga, vamos al grano” acotado por los géneros. Por eso Hawks no quería que su mujer fatal se dejara robar el bolso.

 

En otra parte del libro, Hawks habla de lo que significa escribir un guión. Tenía un método de trabajo muy peculiar, parecido a una especie de juego dadaísta. Se sentaba con sus guionistas, les hacía escribir, y luego entre todos sacaban mil variaciones de los diálogos. Cuanto más desconcertantes y absurdas mejor:

 

Yo decía, ¿cómo dirías esto? Tienes esta frase: “Oh, sencillamente es que estás enamorado”. Uno de ellos saltaba, “Oh, sencillamente estás lleno de mordisquitos de mono”.

William Faulkner, Howard Hawks y Steve Fisher

La idea era pensar cada escena y hacerla diferente, porque “todas las tramas han sido hechas ya por gente muy buena”. Para Hawks, su trabajo y el de sus guionistas, consistía en contar esas mismas tramas de forma diferente, y sin que se notara a ser posible: que todo acto o frase fuera connatural a los personajes que tenía entre manos.

 

Hawks trabajó con Hemingway, Faulkner, Hecth y MacArthur, escritores a los que consideraba “endiabladamente buenos” y pensaba que gracias a ellos sus películas eran diferentes.

 

Pero, ¿queréis saber quién era su guionista predilecto?

 

Pues yo creo que era Jules Furthman, con el que trabajó en Rivales, Solo los ángeles tienen alas, El forajido, Tener y no tener, El sueño eterno, Río Bravo, La ley del hampa… casi nada, ¿verdad?

Jules Furthman

Hawks cuenta como un día Furthman escribió una presentación para el personaje de Bacall en Tener y no tener: era una forastera en un sitio extraño, y le robaban el bolso. Así que fue a él a quien le espetó lo de “Si hay algo que no soporto es una chica que deja que le roben el bolso”.

 

Y Furthman le respondió: “¡Dios mío, es una gran escena hijo de puta!”.

 

(Según Howard, Furthman era un tipo tan seco que solo le aguantaba él y otros pocos directores, y llamaba “tú, estúpido” a cualquiera que no fuera tan listo como él).

 

Lo que sucedió después es que Furthman se fue cabreado y escribió una escena dándole la vuelta a la tortilla: ahora era Bacall la que robaba una cartera, y así se presentaba su personaje.

 

“Bueno, así era Furthman, tenía una capacidad increíble para pensar en formas nuevas de hacer las cosas”.


 

 
Blog de ESCRITO POR

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: