Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Actores y héroes

Nadie diría que Dustin Hoffman tiene la edad que tiene, con la de noticias trepidantes que está  generando.

Aún no ha tenido tiempo de asimilar el disgustazo por la cancelación de su serie, y ya protagoniza otros dos titulares esta semana. El primero por debutar como director de cine a sus 75 años.

La película se llama Quarter, y trata sobre un grupo de viejos amigos que vive en una casa para cantantes de ópera retirados.

¿Pero por qué dirigir una película, a estas alturas? El productor Harvey Weinstein ha dicho que “habían decidido darle la oportunidad a un novato”, refiriéndose a Hoffman, claro.

Lo cierto es que Dustin ya lo había intentado una vez. Debía tener su espinita clavada, el hombre. En 1978 empezó a dirigir Libertad condicional, pero algo pasó, no lo vio claro, se hizo un lío con las bobinas… el caso es que se rajó. “Me despedí a mí mismo”, como ha declarado en alguna ocasión, y contrató a otro para que terminara lo empezado. En esta ocasión quizá le ayude el hecho de no tener que dirigirse a sí mismo, como sucedía en aquel primer intento.

 

 

Pero como ya he dicho, esta no ha sido la única noticia. Hay otra novedad en la vida de Hoffman, incluso más potente que la primera . Veamos, ¿qué cosa puede ser más llamativa y poderosa que cumplir tu sueño de dirigir una película?

 

No sé… ¿Salvarle la vida a una persona, quizás?

 

¡Tate! Este ha sido el otro titular protagonizado por Hoffman esta semana.

 

 

Yo no quiero parecer un cínico, pero se están poniendo un poco pesadas ya las estrellas de cine con esto de ir salvando vidas, porque es que no es que sean una o dos… ¡es que son un porrón! ¡Está de moda!

Que yo recuerde, al menos:

 

Johhny Depp salvó la vida de 6 extras en 2008, saltando sobre ellos con los brazos abiertos para apartarles de un vehículo fuera de control.

 

Brad Pitt salvó a un fan de morir ahogado en un canal de Venecia en agosto de 2008.

 

Tres años después Pitt  salva a una mujer de morir aplastada en un rodaje.

 

Patrick Dempsey ayudó a un adolescente que sufrió un accidente de coche el mes pasado.

 

Ryan Gosling impidió que una periodista británica fuera atropellada en una calle de Nueva York.

 

Mila Kunis ayudó a un hombre que se desmayó mientras trabajaba en su casa.

 

En fin, que en Hollywood el que no salva una vida es porque no quiere, o porque es un soso o un ser humano repugnante. Los actores son héroes por naturaleza (¿no os habíais dado cuenta?), lo que pasa es que sus obligaciones profesionales les mantienen alejados de sus verdaderos cometidos.

 

Si algún día se cumplen los peores pronósticos y el cine se va a tomar por culo… oh, qué día más triste para el arte, pero qué buena noticia para la humanidad.

 

 

Blog de ESCRITO POR.

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: