Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Scorsese no es un gran actor

¡Porque es muy bajito!

 

¡Jojojo! Naaa… no iban por ahí los tiros, tranquilos. Sí, es un titular sensacionalista, pero ya sabéis que, de vez en cuando, me gusta poner anzuelos así, para que piquéis. Antes me divertía poniendo tonterías sobre Johnny Depp, Orlando Bloom o Brad Pitt para que entraran las grupis locas carpeteras a decir burradas, ¡qué tiempos!

 

Pero ya no vienen a esta web esas locazas que ponían sus mails y sus teléfonos en los comentarios para que Hanna Montana les llamara y fuera a jugar con ellos/as creyendo que era ella misma la que escribía un post, en castellano, que la ponía a parir, por el mero hecho de contener una foto. ¿Habrán madurado? ¿Habrán aprendido la lección? ¿Estarán muy entretenidos jugando con Hanna Montana y yo soy el taradito? No sé…

 

El tema es que venía a hablar de las aptitudes actorales de Martin Scorsese. El tío siempre se marca un cameo en sus películas, la verdad. Así que, a lo tonto, tiene una filmografía como extra que no tiene nada que envidiar a otros grandes actores como Hitchcock o Gallardón, que saldrá en la próxima de Garci interpretando el papel de su tío-abuelo, Isaac Albéniz.

 

Me han maquillado tan bien como yo maquillo los presupuestos, oiga.

 

Magistral, ¿verdad? Tras el papel de Smithers, el más complicado para el discreto alcalde. Pero es que cuando a Gallardón se le mete algo entre ceja y ceja tiene que ser algo muy decidido. Porque para meterse ahí…

 

Un esclavo, un siervo, su más sincero ad-mi-ra-dor...

 

Volviendo a lo que decía: Scorsese, el cameista. Suelen ser cameos muy, muy evidentes, no sé si queriendo evitar lo que le pasaba a Hitchcock: que la gente perdía el tiempo buscándolo. El director inglés optó por salir de manera visible y al principio del metraje para hacer más corta la espera y la tensión. Scorsese, que tampoco es que provocara la misma reacción, optó por hacerlo evidente, bien sea por eso, bien porque le mola aparecer en una película de Scorsese. Oye, tiene sentido. Igual te hacía un papel con líneas y líneas de texto que te hacía una aparición loca como esta en “¡Jo, qué noche!” (Magistral título ibérico):

 

 

La verdad es que al hombre no se le daba del todo mal. Se defendía en sus papelitos. Quizá porque eran cosas que controlaba, quizá porque ensayaron mil veces, quizá porque lo que vimos al final era la toma 25. Quién sabe. El tema es que en directo, en comedia y a una edad, la cosa parece más difícil. Pero aun así, ¡Martin es Martin!

 

El sábado aparecía Martin haciendo otro “cameo”, as himself, nada menos que en el Saturday Night Live. Allí, Sacha Baron Cohen (que actuó en su película “La Invención de Hugo”) fue invitado en su papel del Dictador Aladeen (¿lo pillas? -codazo, codazo, guiño-) para promocionar el inminente estreno y comentó, en el falso informativo del programa, que su película estaba teniendo maravillosas críticas… totalmente libres y voluntarias. Y para ejemplo lleva a un maniatado y encapuchado Scorsese para que lo confirme en un divertido sketche en directo:

 

 

Con la intro de “Hola América… ¡y muerte a occidente!” Sacha comenta que los críticos no han recibido presión alguna (como nos va mostrando en una carta ensangrentada y unos pulgares cortados) para poner la película por las nubes y acaba con un Scorsese torturado que confiesa que incluso es mejor que “Toro Salvaje”. Tras las descargas le dice a su esbirro que lo vuelva a llevar a la “cueva donde tenemos a Coppola” y Martin protesta diciendo que le prometió liberarle. Aladeen le replica que sí, que él también prometió que Hugo duraría menos de dos horas… brillante.

 

Pero en el papel de Martin, el gag físico radica en las descargas de una batería de coche aplicadas a sus… a su fábrica de testosterona. Y ahí es donde vemos que Martin no lleva muy bien el timing de las descargas, la verdad. De hecho, la última ni le afecta. Vaya, Martin.

 

Y ojo. Podríamos pensar, como el título del post dice, que es porque Martin no es buen actor. ¡Pero no! ¡No oséis insultar al Maestro! ¡Si Martin no hace el paripé con las descargas esas es porque tiene los c****** de acero y al aplicarlas ni se inmuta!

 

Vale, igual ahí me he pasado.

 

Blog de ESCRITO POR.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: