Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Werner Herzog y los hombres gays

¿Sabéis aquel dicho según el cual todo el mundo tiene un don? Una actividad que realizamos a la perfección: ya sea algo artístico, como pegar los sellos en las cartas con rectitud milimétrica, preparar un cocido fabuloso o memorizar las letras de todas las canciones.

 

Pues yo creo que también existe lo contrario. Es decir: cosas que son aparentemente sencillas pero que a nosotros, por alguna razón, no se nos da. No es lo nuestro y ya está. A mí, por ejemplo, se me da fatal freír un huevo. Y a estas alturas de mi vida os juro que soy capaz de cocinar cosas mucho más elaboradas, pero los huevos… no sé, se me resisten. En el mejor de los casos me quedan así:

 

 

Pues eso es lo que le pasa al cineasta Werner Herzog (conocido, aparte de por su trabajo, por ser archienemigo de Klaus Kinski), que tiene una discapacidad absurda. Lo cuenta en el vídeo que hay más abajo y yo, os lo traduzco:

 

“Para mí, un hombre es un hombre, así que no sé distinguir un hombre gay de un hombre hetero.

 

Bueno, hasta aquí nada demasiado raro. A todos nos ha pasado que “sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas”. Pero claro, depende de qué persona estemos hablando, y de la cercanía que tengamos con ella, y de lo reservada que sea…

 

“Después de 35 años de amistad con John Waters, el otro día me volví hacia mi mujer y le comenté: ‘Tengo la sensación de que John es gay”.

 

 

Esto ya es un poco fuerte: hace falta ser poco perceptivo para pasarse 35 años alternando con John Waters y no olerse el percal. Él, que no ha ocultado nunca su homosexualidad, que ha salido hablando de ello en publicaciones gays y que, como dice en este vídeo, supo que lo era desde su más tierna infancia, en el momento el que vio a Elvis Presley.

 

 

Pues el bueno de Herzog sin enterarse. Me hubiera gustado ver la cara de su mujer cuando le fue a contar su ‘corazonada’. Pero bueno, lo importante es que ya con toda la información sexual en la mano, Herzog no escatima elogios para Waters:

 

“Le quiero mucho. Es el más audaz de los cineastas audaces. Me gustaría tener las agallas de este hombre”.

 

 

¿Y vosotros? ¿Podéis presumir de tener extrema torpeza para alguna cosa absurda y anodina?

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Werner Herzog y los hombres gays

  1. Yo tiendo a olvidar las cacerolas en las que dejo a hervir agua, ya me he cargado 3. Una vez me quedé dormida justo después de poner a calentar una olla para hacer espaguetis y cuando me desperté el salón estaba lleno de humo. Estoy viva de milagro.

  2. Yo no soy capaz de escribir un blog. Y mira que lo he intentado. Tendré que escribir otras cosas 😛

    • Escrito Por en dijo:

      Cosas mejores y más difíciles, ¿no, Miguel? 😉

      Esti, tu incapacidad me parece maravillosa, de antiheroína total: “No-boiled-girl”, o algo así.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: