Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Historia de la tv: Sammy Davis Jr.

Internet puede ser decepcionante. Hasta el punto de hacerte sentir un poco pagafantas: siempre estás “a punto de”… pero luego nada.  Eso me pasa a mí hoy: llevo tiempo buscando una vídeo que, parecía, iba a ser fácil encontrar, por su caracter histórico y tal… Error. Quimera inalcanzable. Ha sido imposible. A lo máximo que he llegado es a localizar esta fotografía:

 

¿Y a nosotros qué?, os preguntaréis vosotros.

Pertenece a un capítulo de una serie de televisión (el mismo que estoy buscando), titulado “Auf  Wiedersehen”. Se emitió en 1958 y fue la primera vez que un actor negro (Sammy Davis Jr.), interpretaba el papel principal en un programa de este tipo.

Sammy contó en su biografía (1989) que no le fue fácil conseguirlo. Se recordaba a sí mismo exigiéndole papeles en televisión a su agencia. Siempre le daban largas; decían que un actor negro podía desagradar a las audiencias del sur. Él preguntaba entonces si sabían lo extraño que era para 5 millones de niños negros no ver casi nunca en televisión a alguien de color: “es como si ellos, y sus familias, y sus amigos no existieran”.

Mientras tanto, Ronald Reagan hacía de presentador en una serie para la CBS. Su sponsor era la General Electric (así se entiende que se titulara  “General Electric Theater”). Cada capítulo era una adaptación de una novela, relato corto, película, etc.

Por ella pasaron historias de decenas de escritores,  tan prestigiosos como Sherwood Anderson, Cornell Woolrich, Henry Ibsen… y Kurt Vonnegut.

De Kurt Vonnegut ya he hablado aquí, porque es un escritor que me gusta. En aquel año de 1958 Kurt era, al igual que Sammy, un talento emergente. Alguien que todavía tenía mucho por demostrar.

 

Fumando espero... el éxito que yo quiero

 

Había publicado una novela y varios relatos. Uno de ellos trataba sobre un niño que vive en un orfanato alemán. Es el único negro: todas las caras que ve allí son blancas, así que cuando el chaval conoce a un soldado americano de su mismo color (Sammy Davis Jr.), piensa que ha encontrado a su padre. El soldado es también huérfano, conoce la soledad, y no puede evitar caer en la tentación de dejar que el chico le crea su padre.

 

Ese argumento fue el que convenció a la CBS, y decidieron usarlo. Sammy al fin tuvo su oportunidad de aparecer en televisión.

 

Claro que, el final del episodio era mucho más ñoño que el del relato: Sammy Davis Jr. acaba hincando las  rodillas en el suelo, abrazando al huerfanito y prometiéndole que volverá a por él. “Todos los que estaban en el set de rodaje lloraron”, contaba Sammy. Ronald Reagan se acercó a él y le dijo que iba a ser un gran episodio.

 

Aún así la General Electric no las tenía todas consigo. Temía el impacto en el público más reaccionario. Hubo idas y venidas… parecía que no, pero al final el capítulo se emitió. Y los resultados fueron tan positivos que Sammy Davis Jr. apareció en otros dos capítulos de la serie.

 

Dos que cambiaron la televisión

 

El año siguiente Vonnegut publicó su segunda novela (“Las sirenas de Titán”), y diez años después escribió el libro por el que es más conocido y que yo, siempre que puedo, regalo a mis amigos.

 

Blog de ESCRITO POR

 

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: