Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Tonino Guerra: recuerdo de Amarcord

 

Ha muerto Tonino Guerra que, por si no lo sabéis, era el guionista de películas importantísimas para tantos… iba a escribir cinéfilos.

 

Pero no.

 

Me frena un recuerdo: el de la banda sonora que escuché tantas veces siendo niño, gracias a mis (no especialmente cinéfilos) padres. Mejor pongo gente, una palabra más apropiada, menos excluyente. Y mucho más bonita, dónde va a parar. Vuelvo a empezar:

 

Se murió Tonino Guerra, guionista de películas importantísimas para mucha gente.

 

Con permiso de Antonioni (La noche) de Tarkovski (Nostalghia) y de Angelopoulos (Paisaje en la niebla), para mí Tonino Guerra es ante todo – ahora estoy siendo gente, no cinéfilo – el artífice de Amarcord.

 

 

Amarcord es una película ultra sentimental. No hay que dejarse engañar por su apariencia escatológica y gamberra, por su máscara esperpéntica, por su sátira al fascismo de la época. Y es algo más que una película: es un censo.
Los personajes son los habitantes de Borgo, ciudad ficticia pero trasunta de la Rímini real donde Fellini creció. Tonino Guerra también era de por allí, así que me imagino la escritura de este guión como un intercambio de batallitas entre dos cincuentones.
La tentación de visualizar la propia infancia desde un ángulo legendario es una necesidad común al género humano
, pero solo dos genios como estos pueden coger el material idealizado y hacer una película más viva que la vida misma. Súmale la música de Nino Rota y ya está. Ahí lo tienes: obra de arte.

 

Amarcord (a m’arcòrd) quiere decir  “yo me acuerdo”. Ellos se acuerdan y nosotros nos quedamos con la boca abierta.

 

¿Qué era fantasía y qué realidad exagerada? Eso queda para el misterio. Yo personalmente prefiero creer que de verdad existió una estanquera de pechos enormes con ansias amamantorias, que hubo una Gradisca, una Volpina y un loco que una tarde se subió a un árbol para gritar “voglio una donna”… y todo este cúmulo de tremendas situaciones que, por maravillosas, merecen el sello de autenticidad de la UE.

 

¡Quién tuviera una infancia tan bien inventada!

 

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Tonino Guerra: recuerdo de Amarcord

  1. tiquismiquis en dijo:

    Trasunto es un sustantivo masculino, no un adjetivo. De modo que una cosa es trasunto de otra.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: