Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Shame: ¿cuándo ponen el capítulo 2?

El viernes estuve en el cine viendo Shame.

 

Fui testigo de una fascinante transformación. Lo triste es que no me refiero a ningún personaje de la película. La transformación tuvo lugar más cerca, en la butaca de al lado, donde se sentaba mi amiga… Llamémosla Miss Distancia Irónica, que ya ha hecho cameos en otros post y se ha ganado a pulso su personaje.

 

Mis Dis fue la que insistió en que teníamos que ir a ver esta película. Sus motivos eran claros y se explican todos en la fotografía de la derecha. Sospecho que Mis Dis estaría dispuesta a arrancarse su irónico corazón y, sin ningún ápice de ironía, ofrecérselo como souvenir al bello Fassbender. ¿Que lo usa de piedra pómez para limarse las callosidades de los pies? No worries, ella tan contenta. El amor loco es así.

 

Yo en cambio fui a ver esta película por los motivos equivocados: la crítica, una vez más, me la volvió a colar. Mis Dis también había leído críticas fabulosas, pero ella -ya lo dice su nombre- a las críticas les echa un vistazo desde el espejo retrovisor y solo si tiene que retocarse el pintalabios. Por eso yo salí decepcionado y ella meramente aburrida. Ahí está la fascinante transmutación de la que os hablaba: de colegiala enamorada a mujer hastiada de la vida, en menos de dos horas. Y es que por mucho que idolatremos a un actor, por muchos sexy-times que tenga, si la película no se aguanta… ¡es que no se puede aguantar!

 

"Mis Dis, quiéreme por mi interior, lo tengo asín de grande"

 

Y eso es lo que le pasa a Shame, que no se aguanta a no ser que a) Steve McQueen nos haya colado como película el piloto de una serie que no consiguió vender, y al que aún le falta trabajo de montaje, y b) … (lo siento, no se me ocurre otra opción).

 

Porque eso es lo que nos pareció Shame: una presentación alargadísima de un personaje al que le van a empezar a pasar cosas interesantes más adelante, en otro capítulo. Porque si esto es todo lo que hay… vaya bluff y qué tramposo es todo: la música ultra-dramática, los planos eternos del actor poniendo cara de intenso en las situaciones más chorras, hasta la forma en la que están sentados los personajes en esta escena:

 

Atentos, niños: así es como evito yo hacer un plano-contraplano, no miréis a los otros comensales, porfa

 

Todo esto son recursos válidos, no digo que no. Y también puedes usar una bomba de pie para inflar una colchoneta. Pero ¿qué tienes al final? Aire y plástico en colores chillones. Pues en Shame lo mismo: mucho aire de pretendida profundidad y unos actores que sí, que son competentes, pero y qué.

 

Curiosamente, el otro día os hablaba de la guionista de esta película, Abi Morgan, por su trabajo en The hour, serie que me gusta mucho. Pero lo cierto es que aquí yo lo único que veo es una misma idea repetidas de catorce o quince formas diferentes, todas ellas la mar de bonitas y estéticas. Lo siento, pero repetición no es lo mismo que penetración psicológica, ni siquiera en esta película.

 

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Shame: ¿cuándo ponen el capítulo 2?

  1. Quiero decir públicamente que, pese a lo coñazo de la película, sigo dispuesta a entregar mi corazón y cualquier otro órgano interno que él quiera a Michael.
    Michael, llámame, hazme una perdida, búscame en facebook.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: