Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Luces rojas

 

Antes que nada, si no has visto Luces Rojas, la nueva película de Rodrigo Cortés, quizá no te interese leer este post.

 

PORQUE ESTE POST VA SOBRE SU FINAL

 

O sea, que hay spoilers más tochos que la mandíbula de Sigourney Weaver. Avisado estás.

 

Me encanta Sigourney, por cierto. Si me pongo en la piel de Rodrigo Cortés, y fabulo “mañana tengo que dirigir una escena con Robert de Niro y otra con Sigourney …”

 

Mitos tardo-infantiles de Escrito por, junto a Los calleros del Zodíaco

 

No sé, me parece que no hay Tranquimacines suficientes. ¿Cómo lo has hecho, Rodrigo?

 

Pero también me doy cuenta de lo absurdo de la pregunta. ¿Cómo lo va a hacer? ¡Haciéndolo! Como se hacen todas las cosas (como las hacen los directores de cine, quiero decir).

 

Lo jodido es hacerlo bien. Y sí, hay que decirlo ya, que voy promediando la décima línea del post: el milagro funciona. Le ha quedado un thriller psicológico la mar de apañado. Y la taquilla está respondiendo. ¡Bravo!

 

Yo la disfruté mucho.

 

Pero…

 

¡Ah, ya estamos! Tenia que haber un ‘pero’. Y de nuevo AVISO: ojo, que te reviento el final… Os aseguro que vais a disfrutar mucho más viendo la película que leyendo este post. Mis desenlaces suelen ser anticlimáticos.

 

 

Mi “pero” con el final de Luces Rojas es que me ha dejado confundido. Confundido, sí, porque por un lado me gusta lo que me cuenta (un médium  encomienda su vida a desenmascarar a falsos profetas) pero por otro lado no me quedo del todo conforme con la forma en la que me lo cuenta: ese giro final a lo El sexto sentido, ese twist que te obliga a mirar la historia desde otro ángulo porque, de una forma un poco fullera, se te ha estado escatimado información importante a lo largo de todo el metraje.

 

Tengo dos problemas con esto: me temo que la sorpresa que se nos quiere dar no es tal. Porque ya no estamos en 1999 y porque hemos visto demasiadas veces ya este tipo de artimañas. Vamos, que a poco atento que estés, te lo ves venir. Y luego, cuando te dan la “sorpresa”, te la explican dos o tres veces, para asegurarse de que todo el mundo lo ha entendido. Y cuando digo todo el mundo me refiero al zigoto que porta en su útero la espectadora de la fila 17:

 

“Eh, persona no nata y con escaso poder de raciocinio: ¿te has dado cuenta? El prota es un médium”.

 

Podría decirse que esto es una convención del género, o más que del género, de las pretensiones comerciales que tiene la película y también podríamos estar a bien con ello. Aceptarlo sin más. Igual que en los años 80 aceptábamos al malo reviviendo para darnos el sustaco final, como pasaba en tantas películas… ¿Pero no lo vemos con cierto sonrojo ahora?

 

Este es mi segundo problema: lo que hoy nos parece súper sorprendente (que, insisto, ya no lo es tanto) mañana lo veremos como artificioso y ridículo. ¿De verdad hay que pagar estos peajes?

 

¿Vosotros qué opináis? ¿Os ha gustado el final?

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Luces rojas

  1. Completamente de acuerdo. Me encanta “El sexto sentido”, pero su final ha hecho mucho daño en demasiadas películas.

  2. (COMENTARIO SPOLIER. AVISO!)
    A mi me ha dejado por los suelos. Comparto tu crítica, en parte. Salí algo engañada del cine, pensé que vería una brillante obra de Rodrigo y no ha sido así. En cuanto al impacto de actores, piensas que vas a ver un papelón de Niro y resulta que no es así, sin embargo Cillian Murphy es el que sorprende y la muerte de Sigourney hace que el film pierda fuerza. El final: desconcertante y decepcionante.

  3. pues resulta que contrariamente a lo que he leido de los finales de casi todas las webs, que el investigador tiene poderes, me quedo con una frase de la peli:

    hay dos tipos de personas con poderes – 1 – los que no tienen poderes y creen que no los pueden descubrir(robert de niro) -2- y los que creen tener poderes(el supuesto finalmente medium) ¿Por que estallan las radios y demas aparatos? Logicamente tambien deja caer que el mismo arregla sus aparatos de ahi las explosiones… en fin, sueños o autosugestion.

    Sinceramente creo que el final es que él mismo se autogestiona creyendose medium sin serlo.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: