Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

The Artist: el guión

Es curioso: una película tiene, a criterio de la Academia de Hollywood y sus premios Óscar, el mejor director, el mejor protagonista y es valorada como la mejor obra del año… pero no tiene, a su criterio, el mejor guión.

 

Esto podría romper, para algún demagogo, las bases de que para hacer una buena película hace falta un buen guión. Y digo lo de demagogo porque, ojo, pillines: que no se valore como “el mejor del año” no quiere decir que sea malo. Sería como decir que Nadal es malo por ir segundo en la clasificación ATP. Aunque la verdad, es una comparación un poco así y no quiero mezclar cosas de franceses con deportistas españoles, que luego se lía la de dios con muñequitos e igual Wert, nuestro flamante Ministro de Educación, Cultura y Deporte, me tacha de “inveraz” (sic).

 

Pero es curioso. Porque sí, todo el mundo valora muchas cosas de The Artist, pero precisamente, el guión, no es una de ellas. ¿Acaso es malo? Bueno, la historia es simple y bastante manida. Ya lo hablamos aquí, que era bastante parecido incluso al de “Cantando bajo la lluvia”, aunque con matices, claro. Pero, ¿es solo eso un guión? ¿solo una historia? ¿en esta película?

 

Pues sí y no. Hay una particularidad: hablamos de cine mudo. O de pretendido cine mudo, mejor dicho. Y sí, está claro que durante años se escribieron montones de guiones de cine mudo, pero ahora es toda una rareza. Y este consigue plasmar todo perfectamente, dejarlo claro y que así se lleve a la pantalla. Supongo que ayuda que el guionista sea también el director. O bueno, el director y uno de los protagonistas, según leo:

 

Uggie, el perro de “The Artist”, se tomó la libertad de proponer cambios de guión, según su “coach”

 

Está claro que no tenemos el mismo concepto de “guión” los periodistas, los entrenadores caninos y los perros.

 

(Por cierto, si queréis saber más cosas de Uggie el perro, recordad que lo entrevisté, amigos).

 

Pero bueno, a lo que iba: el guión de The Artist. Ese ejercicio de poner en palabras toda una película… sin diálogos. Eso que tanta y tanta gente no entiende: que el que no haya diálogos no quiere decir que no exista guión, sino todo lo contrario. Es mucho más complejo.

 

Y a mí me da la impresión que este aspecto no se ha valorado tanto, a la hora de no darle premios al guión, como la falta de originalidad en la trama, los personajes tan típicos y la falta de eso, de diálogos, que hagan algunas secuencias memorables. Aun teniendo secuencias magistrales como esta:

 

 

Así que, pese a no haberse llevado el Óscar, el guión nominado de The Artist es una pieza más que interesante para leer, estudiar y aprender. Y un ejemplo de cómo mostrar en papel todo eso que queremos luego enseñar en la pantalla sin palabras.

 

Y por eso, el amigo Escri, os lo pasa. Si pincháis AQUÍ, lo tendréis en PDF. Cortesía de “Simplyscripts“, una web más que interesante y necesaria para los que se quieran dedicar a esto o, simplemente, adoren el cine.

 

Blog de ESCRITO POR.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: