Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Todos los actores mienten, menos Ryan Reynolds


Recuerdo que hace años leía concienzudamente todas las entrevistas que se publicaran en las revistas de cine. Casi todas eran a actores, claro, y durante un tiempo me tragué sus mentiras. Me refiero a esos tópicos que suelen repetirse:

 

“El rodaje ha sido muy tranquilo, nos hemos llevado de maravilla”

 

“Trabajar con X ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Entre nosotros no hay envidias”

 

“Lo peor de la fama es que ya no puedo montar en metro y dedicarme a observar a la gente”

 

“No soy de una religión concreta pero creo que hay una energía que mueve el universo”

 

“Mi tiempo libre lo dedico a pintar y a la fotografía”

 

“No me gustaría que mis hijos se dedicaran a esto”

 

“Acepté participar en esta superproducción para sorprender a mis hijos, que me haya hecho multimillonario es lo de menos”

 

“Acepté participar en esta película porque me encantó el guión”

 

“Las relaciones son complicadas”

 

“Esta profesión es muy difícil. Un día estás arriba y el día siguiente nadie se acuerda de ti”

 

“Me divierte mi trabajo, si no me divirtiera me dedicaría a otra cosa”

 

“No me preocupo demasiado por mi aspecto físico. Si te sientes bien por dentro estarás bien por fuera”

 

“No temo encasillarme, me encanta que siempre me ofrezcan papeles de comedia”

 

“Cuando abandoné X personaje me sentí un poco vacío”

 

“¿Qué es el éxito? El éxito es relativo… Afortunadamente, tengo buenos amigos que no dejan que se me suba a la cabeza”

 

 

¡Qué sopor! Ahora solo leo las entrevistas a Vincent Gallo, porque está chalado y nunca se sabe por dónde te va a salir. Del resto, paso. 

 

Lo que no quita que, de vez en cuando, me trague alguna entrevista promocional de las que echan por la tele. La última, sin ir más lejos, era sobre la película El invitado, protagonizada por Denzel Washington y Ryan Reynolds (ese falso guapo). 

 

La cosa iba por los derroteros habituales: que si cómo te preparas tu personaje, que qué tal con tu compañero de reparto y, de repente, sucede algo… inaudito. Al periodista se le ocurre una pregunta digna del departamento de Recursos Humanos del McDonald’s:

 

“¿Tienes algún defecto?”.

 

Y, contra todo pronóstico, uno de los dos actores contesta algo raro e inapropiado, algo demasiado sincero:

 

 

“Mi defecto es la indolencia. Soy frío y a veces distante, pero estoy cambiando con la edad” (Ryan Reynolds dixit)

Scarlett y un témpano de hielo

 

Ryan, ¿qué has dicho? ¿Que eres qué, alma de cántaro?

 

Frío y a veces distante no son el tipo de adjetivo que beneficie a un actor, cuyo trabajo se basa en la empatía y en el aprecio por parte del público. Ya veo a tu agente dándote unas hostias bien frías desde la distancia.

 

Yo apoyo a Ryan en su frialdad, pero sinceramente, creo que debería espabilar. Ha picado en una pregunta tontísima y el periodista se lo ha llevado a su terreno.

 

 

Mirad con qué soltura y savoir-faire se escabulle el listo Denzel Washington de la misma pregunta:

 

“¿Defecto? ¡Ser humano! Jajaja. Nadie es perfecto… Creo que ante los problemas hay que levantarse siempre” (Denzel Washington dixit)

 

¿Ves, Ryan? Así responde un actor.

 

 

¿Me he dejado algún tópico de actor? ¡Recordádmelo en comentarios!

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Todos los actores mienten, menos Ryan Reynolds

  1. Así, de repente, me acuerdo de estos tópicos, muy de actor, y también muy de modelo, que son:
    – ¿Dieta? Para nada, me encantan las hamburguesas y el chocolate. Soy así de delgada/o por genética.
    – La parte de mi cuerpo que más detesto son mis pies.
    – No tengo pareja ahora mismo porque mantener una pareja, en esta profesión, es dificilísimo.
    – Te sientes muy sola/o en los aeropuertos y los hoteles de cinco estrellas.

  2. ¿Falso guapo? Claro. Yo le echaba un falso p.ajajajaj.

    Muy interesante el post. Lo bueno del making of de Aliens (de la caja) es que hablaban de las idas y venidas de Alien 3, y en el documental participaban directores despedidos, gente jodida por los productores, una maravilla y además la verdad. Con lo divertido que es y lo aburrido que lo hacen.

  3. Pues tampoco es para tanto lo que ha dicho… Eso demuestra que es una persona humana con sus defectos y no un Dios perfecto como aparentan la mayoría de actores.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: