Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Películas a trozos

Ojo: a trozos. No atroces.

Sí, es un concepto cinematográfico sin ninguna novedad: lleva pasando toda la vida.

 

Viene a ser como las tiendas estas tan de moda ahora en las que venden porciones de pizza. Matan el gusanillo y si están buenas pueden dar pie a que otro día pidas la pizza entera o si otro día pasas por ahí, ya sepas cual no elegir ni de coña: las porciones de película.

 

Hay películas que la gente como yo ha visto más en porciones o trozos que entera, seguida. Es más, os confieso algo: hay películas que YO NO HE VISTO. Pero puedo recitar sus diálogos de memoria e incluso citar secuencias plano por plano.

 

Películas que hemos acabado viendo enteras, pero a trozos, en momentos distintos de la vida. Por casualidad a veces, por programas que emiten escenas en plan “recuerdo”, porque en clase o en algun curso nos han pasado ese final, ese inicio, ese diálogo…

 

Ahora muchas de ellas ya han pasado frente a mis ojitos y he completado el trabajo, pero muchas siguen ahí, en porciones, en mi memoria. Poco a poco, iré completando las que merezcan la pena. Pero las hay muy llamativas que, hasta hace poco, nanai.

 

Por ejemplo: Ciudadano Kane. Sí, la he visto entera, del tirón, varias veces, con el tiempo. Pero confieso que fue hace relativamente poco. Durante los estudios tuve que hablar muchas veces de ella en trabajos, comentar hasta la extenuación su uso del contrapicado, esos techos, la narración extraña en la que una gente comentaba una palabra clave que nadie podía haber oído en boca del moribundo Kane… todo.

 

¿Cómo evitar haber visto algo de Ciudadano Kane? Es imposible: algo tiene que caer si te dedicas a esto. Pero ¿toda? Puf. No. Me daba perezón. Luego, como digo, todo cambió. Y ahora, cuando la pillo… tomo otra porción.

 

Otra que tal es Pretty Woman. Sí, amigos: no he visto Pretty Woman. Pero, qué remedio, me la sé. Totalmente. Creo que he visto más planos que el montador. Pero ¿entera? No. Podría hacer un paralelismo con visitas a una puta, que han de ser esporádicas y tal para no encariñarse, pero bah, no lo haré.

 

 

Una más para el carro: Dirty Dancing.

 

Como véis, hubo unos años en los que mi hermana iba al cine y se volvía loca y a mí me la sudaba mucho.

 

Así que no, no vi a Patrick Swayze poner berraca a una nariguda hasta que, años después, me obligó una “ex”. Bueno, entonces no era mi “ex”, si no, de qué me iba a obligar sin juez mediante ni nada. Y no, no fue “ex” por culpa de ponerme esa película tampoco, malpensados.

 

Y por acabar el tema, os diré que hay otra película, la película “en porciones desordenadas” por excelencia, que no vi en su orden original: Pulp Fiction. En su momento no fui al cine a verla. Era joven y me pilló en un sitio con poca oferta cinematográfica. Pero, al tiempo, la alquilaron en casa. Llegué un día y ya estaban viéndola, así que me acoplé a media película. Y claro, me encantó lo que vi. Así que, al cabo de unos días, decidir ponerme el principio que no había visto. Y claro, flipé: ¡Si eso iba después de lo que yo vi! Desde luego, muy curioso. Hice la misma mamarrachada que Coppola con su montaje cronológico de El Padrino, pero sin querer. Luego ya la vi seguida varias veces, pero esa primera impresión, esa “novedad” en el discurso, desde luego, me la ventilé.

 

 

Y vosotros, ¿qué clásicos no habéis visto (o no habíais visto) enteros pero sí a porciones?

 

Blog de ESCRITO POR

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: