Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Joyas del pasado (7): El gato conoce al asesino

Por una vez y sin que sirva de precedente no me parece mal el título traducido, aunque sí me siguen intrigando los procesos mentales por los que una película titulada originalmente “The late show” pasa a llamarse El gato conoce al asesino. Me lo imagino así:

1. SALA DE PROYECCIÓN DE LA DISTRIBUIDORA. INT/DÍA
Los títulos de crédito de una película que acaba de finalizar aparecen en la pantalla. Las luces se encienden. Sólo hay dos personas sentadas en las butacas del pequeño cine. PEPE GOTERA, el del traje más caro, es el primero en levantarse de su asiento. OTILIO le sigue.

PEPE GOTERA
Bueno, pues esto es. ¿Se te ocurre algún título?

OTILIO
¿Qué tal si le ponemos el título original?

PEPE GOTERA
¿Cómo era?

OTILIO
The late show… Sería algo así como “El último espectáculo”. O “La última función”. O incluso “El último show”, ¿por qué no? Cada vez hay más gente que entiende el inglés.

PEPE GOTERA
No me gusta, no me dice nada. Piensa en esto: mi señora y mi suegra han quedado hoy para ir al cine. Ninguna de las dos sabe nada de lo que se estrena, así que ¿cómo crees que eligen la película?

OTILIO
No sé… ¿Al “una, dola, tela, catola”? ¿”Pito, pito, gorgorito”?

PEPE GOTERA
¡No! Ellas simplemente escogen la película que tiene el cartel más bonito y el título más llamativo. Nuestro cartel es una mierda…

Sale un viejo chocho y una actriz no demasiado guapa y que ni siquiera es rubia. ¿Tú crees que mi señora y mi suegra quieren ir al cine a ver viejos y morenas? ¡No! Eso ya lo ven en la vida real.

OTILIO
Claro, claro.

PEPE GOTERA
Así que lo único que nos queda es ponerle un título llamativo. Piensa en un título que sea más atractivo que “Encuentros en la tercera fase” o que “Fiebre del sábado noche”… Te doy todo el fin de semana. Si no lo consigues estás despedido.

Me imagino que una escena similar tuvo lugar en los despachos de una distribuidora -allá por 1977- cuando se estrenó. Como decía al principio, el título español, de tan forzado y extravagante que es, me gusta. Aunque entendería que otra persona lo odiase por los mismos motivos.

Cuando fui al cine de verano a ver esta película no sabía nada de ella y ha resultado ser una de esas joyas inesperadas que uno se encuentra de vez en cuando.

Dirigida y escrita por Robert Benton (Kramer contra Kramer) el guión estuvo nominado a los Oscar pero, ay, se cruzó en su camino Annie Hall.

El gato conoce al asesino es una vuelta de tuerca o, si quieres, un homenaje humorístico al cine de detectives de los años cuarenta. Como si partiera de la siguiente premisa: ¿qué sería de Sam Spade si siguiera vivo? ¿Qué clase de vida llevaría? ¿Se mantendría en activo? ¿Tendría mujer, hijos y nietos?

Pues resulta que sí, que seguiría en activo y llevaría una vida más bien triste y miserable, aunque no se quejaría, porque sigue siendo un tipo duro. Con achaques, pero duro.

Si tenéis oportunidad de verla, no os lo penséis.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Joyas del pasado (7): El gato conoce al asesino

  1. Me alegra que te guste mi título. Yo también he traducido libremente otros grandes clásicos como “Canguro Jack, trinca y brinca” (Canguro Jack), “la salchica peleona” (Beverly Hills ninja) o “soñando, soñando, triunfé patinando” (ice princess).
    Me gusta mucho mi trabajo, es tan creativo.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: