Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

La bombilla de Alan Moore

Gracias a este blog he podido leer una entrevista que le hicieron a Alan Moore en marzo pasado para The Art of Dismantling. Que este tipo sea el creador de tantas obras que me gustan hace que me interese todo lo que tenga que decir, pero es que además he encontrado aquí una reflexión tan valiosa que me han dado ganas de compartir con todos vosotros, por si alguno habéis sufrido alguna vez el escozor de mirar hacia atrás para daros cuenta de que empezáis con ilusión muchos proyectos y no termináis nunca ninguno:

“A la edad de 25 aproximadamente pensé de repente que lo que yo siempre había querido era poder expresarme a través de mi arte y ganarme la vida con mi arte, mucho más que gastar mi vida haciendo algo que no quería hacer. Así que decidí que sería una buena ocasión para lanzarme a ello. Estaba casado pero me parecía que podría vivir de la seguridad social durante unos cuantos meses, o un año, hasta que me asentara como artista, escritor, o ambas cosas; porque por entonces todavía me hacía ilusiones con ser un artista capaz. Dejé mi trabajo y creo que esa misma mañana recibí una llamada telefónica de mi esposa diciendo que estaba embarazada de la que llegaría a ser nuestra primera hija. Lo que me puso en apuros, ya que parecía bastante temerario abandonar un trabajo seguro, aunque pesado, teniendo un bebé de camino. Por otro lado, si hubiera esperado hasta que el bebé naciera, probablemente nunca hubiera tenido el coraje de hacer esa clase de cambio. De manera que seguí adelante con ello, dejé mi trabajo y básicamente no hice nada durante aproximadamente un año. No desarrollé nada muy detallado. Empecé muchos proyectos que eran en mucho demasiado grandes para siquiera acabarlos, y ése era su encanto. Sabía que si terminaba un proyecto tendría que enviarlo y tendría que ser juzgado. De forma que estaba embarcándome en proyectos que claramente nunca iba a terminar, lo que creo que es algo que hacen muchas personas; hacen eso o su equivalente. En bastante medida tendrían el sueño de que podrían haber sido alguien importante o con habilidades, más que arriesgarse a poner sus sueños de verdad a prueba y terminar incluso sin ese sueño. Me di cuenta que es lo que yo estaba haciendo, y también me di cuenta que era la cosa más estúpida y autoderrotista que posiblemente podía hacer. Decidí que todo esto estaba completamente en mis manos, que no había una conspiración intentando frenarme en conseguir lo que quería, y al mismo tiempo que no había super amigos que estuvieran intentando ayudarme a alcanzar donde quería, que todo dependía completamente de mí. Una vez que se me encendió esa pequeña bombilla en la cabeza me di cuenta que simplemente debía hacer algo que pensara que fuera adecuado, enviarlo a algún sitio, y si era rechazado, hacer algo más. Hice un tira cómica a medio terminar para su posible inclusión en uno de los periódicos sobre música que por entonces había aquí, “Sounds”. Recibí un telegrama, en esa época no teníamos teléfono, pidiéndome que me pusiera en contacto con ellos y diciendo que les gustaría sacar adelante la tira. Éste fue el comienzo de mi carrera”

¡Benditos 25 años! Alan Moore aprendió esto a tan temprana edad, mientras que otros nos pasamos la vida en babia, sin comprenderlo del todo. Engañarse a uno mismo es una trampa que acecha en todos los ámbitos de la vida, no sólo en el sentimental o a la hora de elegir la talla de pantalón. Más allá del talento hay otras cualidades que pueden marcar la diferencia entre la mediocridad y el éxito. Por ejemplo, la lucidez.

Sí, siento decirte que el tío de los anillacos es más lúcido que tú.

Intentaré acordarme de Moore la próxima vez que me proponga escribir una novela (tengo empezadas siete u ocho). Quizás me sirva para pensármelo mejor y terminar alguno de los veintitantos relatos a medio escribir.

Si queréis seguir leyendo la entrevista en castellano (sólo una parte) pinchad aquí.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: