Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Cosas que me pasan con el montaje intelectual

El “padre” del montaje intelectual (y de tantos y tantos montajes, el tío) es Eisenstein, y como sabéis, también fue padre de “El Acorazado Potemkin”: una de estas películas que es tan clásica, tan clásica, tan fundamental… que preguntas por ahí y casi nadie la ha visto entera. Pero claro, es como la Constitución para un jurista: ahí está todo. Y hay que empollársela. Así que si quiere usted pintar una mona en este mundo, más vale que se la vea y se fije bien.

Una de las cosas que más se explica en clases cuando se habla de Eisenstein y sus películas es el famoso uso de montajes intelectuales e ideológicos, en los que, tras una imagen de la historia que viene contando, pone otra… “como queriendo decir”, el cabroncete. A modo de juicio o adjetivo. Por ejemplo: aparece un general pavoneándose (en Octubre), pues zas, le pone después una imagen de un Pavo Real. Que aparece una masa inocente corriendo hacia una muerte a manos de soldados armados… Zas, le pone imágenes de reses muriendo en el matadero.

Pues bien. He visto infinidad de veces (vale, sí, he exagerado, quizá han sido 1 o 2) las películas de Eisenstein, pero si me preguntas por un ejemplo de ese tipo de montaje, a mi cabeza SIEMPRE me viene el mismo.

Uno… de Fritz Lang.

Y es más: de la etapa americana de Fritz Lang.

Y aún iré más lejos: en la película, sólo aparece esa escena utilizando ese recurso.

¿Y por qué esta película, Escri? Pues… porque esta película es una de las que más me ha impactado, desde chaval, del cine clásico. Desde que la vi por televisión una noche de estas de insomnio…

La película es Furia. La primera de Lang en Estados Unidos (y que nominaron al Oscar al mejor guión original). Y el protagonista es Spencer Tracy.

Si no la habéis visto: deberíais. Comparte muchos temas de “M el Vampiro de Dusseldorf” (Vaya traduccioncita para disimular la realidad de los hechos…), empezando por el “crimen”, pero sobre todo, por la turba, la masa enfurecida, capaz de deshumanizarse hasta llegar a… bueno, no cuento más.

El tema es que un señor es acusado de un crimen, está encerrado y las vecinas murmuran y cotillean, inventando historias.

¿Y qué hace Fritz?

Fury, Fritz Lang (1936) por Kurgu-TV

Y me encanta.

Ahora, siempre que alguien habla de ese tipo de montajes, me acuerdo de esa secuencia.

Y siempre que veo a mis vecinas en el rellano, también.

¿Vosotros recordáis alguno de estos montajes (que hay, y modernos) que siempre os acompañen?

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “Cosas que me pasan con el montaje intelectual

  1. Hombre, kubrick era más disimulado y “2001” está llena de ejemplos de ello y “la naranja mecánica” también… Pero, sinceramente, este es mucho más divertido.

  2. Jeje, el único que me viene a la cabeza es el de “Agárralo como puedas” en el que, cuando van a acostarse los protagonistas (tras el gag del condón gigante), se sucede un montaje de planos de tinte sexual reproduciendo el coito y culminación del mismo!
    Claro que… intelectual, intelectual, no sé. ¡A mí me hace mucha gracia!

  3. Waterlord en dijo:

    Ahora se usa mucho en los informativos, ya sea de forma accidental o intencionada. No recuerdo ningún caso, pero la de “El acorazado Potemkim” «un millón de veces» la cogí un día en TCM así de madrugada, a eso de la 1:30 o las 2:00 y la vi entera. A ver si la veo otra vez para poder decir que la he visto «dos millones de veces» 😀

  4. con otro uso, el montaje de la escena de Viridiana en que unos trabajan remodelando la casa y otros rezan el Angelus.

  5. El Señor de las Moscas. en dijo:

    La de Fritz Lang no la he visto, cosas que pasan, pero de Eisenstein le cuento. Yo no estoy nada de acuerdo con la teoría que suele darse (teoría, explicación, razonamiento, como lo queramos llamar) de que el montaje intelectual de Eisenstein tiene algún tipo de continuidad con el propagandismo tan inherentemente soviético. A mí me parece que el montaje intelectual no es más que otro de sus tipos de montaje, el armónico, (donde el armónico sería la propuesta formal y el intelectual, la praxis ya desarrollada). Además Eisenstein solía decir que su montaje intelectual tenía más que ver con las limitaciones del registro de la época (color y sonido, principalmente) y según qué nociones artísticas del plano: movimiento interno, externo, ritmo interno, etcétera. Además la sinestesia (aquello de la confluencia de varios sentidos) era una noción que Eisesntein tenía siempre muy en mente, un poco como todos los rusos de la época (y gracias al futurismo italiano). Tengo por ahí un trabajillo para el que escanee unos de los famosos diagramas de movimiento de Eisenstein, que están a medio camino entre el pentagrama y shooting board, muy chulos, si los quiere se los paso.

    Sobre montajes; a mí los montajes que más me pirulan suelen ser los de Wes Anderson (con culmen el ‘The Life Aquatic…’), fijese usted qué tontería. Y le tengo mucha admiración al montaje de los primeros quince minutos de ‘Amelie’, ya ve usted también qué tontería. No tanto por el corte, sino por la estructura, que es cuadriduladísima, en bloques todo casi iguales, y sin embargo tiene una sensación de fluidez que quién lo diría. En España me quedo con Saura (sobre todo ‘La Caza’ y ‘Pippermint Frappe’) y no con Trueba, pero sí con ‘La niña de tus ojos’.

  6. spunkmayer en dijo:

    pues a mí me van a perdonar, pero tanto que hablamos de que “antes las películas no trataban de tontos a los espectadores”, este tipo de montajes me parece bastante pueril y de un didactismo insultante.

  7. levothroid en dijo:

    Señor de las Moscas, no he entendido una mier de lo que dice usted, pero su argumentación me ha hipnotizado más que el montaje de un vídeo de Lady Gaga.

  8. Juan Two Three en dijo:

    Hola, aquí spunkmayer del 2011 hablando con Lang de 1936 y Eisenstein de 1925… nos ha jodido!

  9. spunkmayer en dijo:

    Perdón, igual no me he explicado bien.

    Quiero decir que en su día me parece que tenía un mérito brutal llegar a esas ideas; pero que a partir de, digamos, hace unos 50 años, esas cosas pueden enseñarse en las academias más como una curiosidad histórica que como una técnica realmente aplicable. Y hablo con conocimiento de causa, que soy montador y profe de montaje, y a veces me siento un poco tonto poniendo com ejemplo de “técnica” algo que realmente no sería admisible hoy día.

    Siempre se dice que ahora las películas se hacen para tontos y que antes hacían pensar al espectador, que no se lo daban todo mascado. Francamente, cascar a saco un plano de cotorras sobre otro de unas señoras poniendo verde a alguien no me parece el colmo del reto intelectual al espectador. Que luego se nos llena la boca diciendo que Nolan es demasiado discursivo. Nada más, ¿eh? Ustedes perdonen…

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: