Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

El Resplandor, 30 años después

Se supone que mi estancia en el hotel Overlook debe ser el punto cumbre de mi terapia. El psiquiatra me ha animado a venir porque, según él, después de 30 años de tratamiento ya estoy preparado. He llegado esta mañana con mi novia Nathalie. Se quedó muy impresionada cuando le conté que hace tres décadas mi padre intentó matarnos a mi madre y a mí, y que inmediatamente después sufrió un ataque al corazón que le dejó tieso como un muñeco de nieve grotesco.

También la he avisado de que en el hotel hay fantasmas. Esto se lo ha tomado más a cachondeo. Lo sé porque cuando he abierto la maleta he encontrado una ouija entre mis calcetines. Le he reído la gracia pero podría haberle dicho que yo no necesito cachivaches para hablar con los muertos porque ya tengo mi dedo índice. El muy cabrón no ha parado de rajar desde aquel invierno.

Una vez que mi madre y yo nos escapamos de Overloock mi amigo Tony dejó de hablar conmigo y los fantasmas ocuparon su puesto. Desde entonces toda la plantilla del hotel utiliza mi dedo como si fuera un interfono: mi padre, el cocinero, las gemelas, el botones… ¡incluso el barman silencioso me pregunta de vez en cuando que si quiero una copa !

A veces se ponen a hablar en los momentos más inoportunos, y en los lugares más impúdicos. Sitios en los que el sentido del decoro impondría silencio a un dedo más sensato.

Con el tiempo he conseguido domesticar a mi índice. Ya sólo habla cuando estamos a solas y algunas veces cuando estoy con el psiquiatra. Él dice que la meta de mi terapia debería ser acallar esa voz. Cree que no es mi dedo quién habla. Se cierra en banda a aceptar que los fantasmas de Overloock usen este apéndice de carne y hueso para comunicarse conmigo. Dice que soy yo quien usa el dedo para expresar cosas que no me atrevo a decir a título personal. Llevamos años discutiendo sobre este punto. Durante alguna de esas tensas sesiones el fantasma que hacía guardia en mi dedo se ha sentido molesto y ha insultado al psiquiatra. Yo intento explicarle que los insultos no provienen de mí. “Ésa era Mirtha, la gemela más temperamental”, le digo. Pero él siempre me sale con lo mismo: “Te he visto mover los labios, Danny”.

Comprenderéis que mi vida ha sido una sucesión de situaciones absurdas y embarazosas. Quiero acabar con esta pesadilla. Yo no he venido aquí a superar traumas ni mariconadas, como cree mi psiquiatra. He vuelto a Overloock para abrir una mesa de negociación con mis fantasmas. Incluso estoy decidido a amputarme el dedo si no llegamos a un entendimiento.

La otra opción que me queda es matar a mi novia. No quisiera tener que hacerlo pero sé que mi viejo se pondrá muy persuasivo con esto. Intentaré que las cosas no lleguen a este punto, pero la verdad es que nadie sabe lo que puede llegar a pasar en Overlock.

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “El Resplandor, 30 años después

  1. Al Swearengen en dijo:

    Absolutamente resplandeciente post!

    Vivan los dedos rebeldes.

  2. Escrito por en dijo:

    Al Swearengen, eres el único superviviente de la nueva barrida de comentarios. A los que no han tenido tanta suerte como tú les pido disculpas. No ha sido a propósito.

  3. Efraín en dijo:

    ¿Y de la madre no nos cuentas nada, llegó a recuperarse?

  4. Al Swearengen en dijo:

    ¿Que puedes esperar si escribes un post sobrenatural? Desapariciones misteriosas, abduciones de comentarios.

  5. Palmira Figa Toba en dijo:

    Eso es usted, que borra todo lo que le pisa los callos, canalla…

  6. Me encanta, es genial!

  7. Palmira Figa Toba en dijo:

    ¡Gracias, de verdad, muchas gracias!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: