Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Carlos, un chulazo con ideales

Decía John Ford que no le gustaba la música en las películas.

“Detesto ver a un hombre en el desierto muriéndose de sed con la orquesta de Filadelfia detrás de él”

Me gustaría oír lo que diría de una película como Carlos, que abusa de la música más que un cojo de una muleta. Momentos videocliperos a chorrón, por lo general todos en los que hay acción.

Si algo me ha quedado claro es que Assayas ha querido potenciar la dimensión rock star del personaje. Según él, Carlos era un tipo que luchaba por unos ideales, sí, pero también por romanticismo. ¿Y que es el romanticismo? Estética. Vanidad, al fin y al cabo. A Carlos le molaba ser Carlos. Se ponía cachondo a sí mismo y ponía cachondas a las nenas. Por eso hay algunos momentos Nueve semanas y media, con granadas y pistolas. Y otros tantos en los que simplemente se recrea en el físico de chulazo del protagonista.

A mí esto es lo que menos me ha gustado de la película. No es que no simpatice con su tesis. Puedo creérmela. Pero es que algunas de estas escenas me han dado un poco de vergüencilla ajena, bordeando lo zoolander.

No sé si es porque no me convencen por sí mismas o es por culpa de un montaje descarnado que ha querido resumir las cinco horas y media que dura la miniserie en dos y pico. Sospecho que las subtramas de Carlos con las mujeres son las que más se han resentido de este experimento. Parecen trailers insertados en la película y producen mucha indiferencia, salvo por los momentos de vergüencilla antes mencionados.

Mi vecino de blog, Estado crítico, la ha puesto un 9. Y no le quito razón porque es verdad que Carlos tiene secuencias muy potentes. Precisamente las que menciona él en su post: la del tiroteo con la policía francesa y el secuestro de la OPEP.

Además nos pone los dientes largos al enseñarnos un poco de ese mundo de entretelas políticas que nos está vedado al común de los mortales, a la manera en la que lo hacían las antiguas novelas de espías. Es decir: fascinándonos mucho.

Espero ver el montaje largo para sacar una opinión más positiva. Carlos podría gustarme más, mucho más.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Carlos, un chulazo con ideales

  1. Creo haberlo leído por ahí, en alguna parte quien sabe “ande”, pero mi voto para el “parecido razonable” entre este Carlos y Ernesto Sevilla.

  2. Escrito por en dijo:

    Sí. A mí me recordaba mucho a Bardem.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: