Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Creo que me ha dado un paralís, un paralís, un paralís

Día tonto: no sé qué hacer. Tengo un hueco amplio de tiempo, que espero rellenar con lo que sea, antes que pensar lo que es mejor, no debo pensar.

¿Qué hacer? Decido ver una película. O una serie.

Bien: ahora, está el problema. Elegir el medio. Porque ya no es como hace mucho: “quiero ver una película, bajo al cine”. No. Ahora, “quiero ver una peli” tiene varias posibilidades de solución:

– Voy al cine.
– Voy al videoclub (sí, aún existen).
– Pillo un DVD que compré (o me dejaron)
– La veo “a la carta” en TV.
– Doy una vuelta a ver si algún canal echa algo interesante.
– Me la hago (solución Spielberg, no todos podemos)

Soy una persona indecisa y me como la cabeza fácilmente con cualquier elección simple. Seguramente, si una raza superior hubiera experimentado conmigo para descifrar si el ser humano es inteligente y me hubiera puesto el típico juego de 2 botones con distintos colores, cada uno con una consecuencia, para ver mi elección, habrían deducido que somos una raza más gilipollas aún de lo que lo somos. Casi amebas inertes.

Así que con todas estas posibilidades, la elección es difícil. Me la soluciona normalmente la “novedad”, si hay una película interesante en cartelera (elegiría la primera opción). Pero si no… el horror.

Imaginad si sumara la brutal oferta por internet. Sí, ESA oferta. Pánico.

Un día entré a una de estas páginas de descargas, hace tiempo. Tras resistir varios ataques pop-up de casinos y demás (había demás con tetas muy grandes, por cierto) llegué a una especie de menú de elección. Qué burrada. Me saturé. No elegí nada. ¡Yo qué sé!

A veces, me sucede esto mismo con la estantería de DVD’s. O cuando viene una amiga y dice lo de “elige una peli, tú que entiendes”. Maravilloso: ¿Qué elijo? ¿Una que provoque un… clima? ¿Una buena para que vea el gusto que tengo? ¿Una divertida para pasar un buen rato? ¿Terror? Sí, terror: el mío.

Total: como un cobarde de la democracia, me rindo. ¡Necesito un dictador! Necesito a alguien que elija por mí en momentos de agotamiento mental decisorio. Que me encauce. Sí, vale, me encantan esos momentos de: “guau, qué ganas de ver ESTA peli!”. Pero si no, si son momentos de “me apetece ver una peli, no sé cual”… puf!

Es lo que una persona inteligentemente sexi que conozco definió con:

– ¡Buah, me pasa lo mismo!

No, a ver, eso no era… lo tenía apuntado. Ah, sí. Esto. Lo definió como:

– Parálisis por sobre-análisis.

Qué, ¿cómo te quedas? Hay un nombre para todo. A mí, muchas veces, me sucede eso. Y entonces pasa lo que pasaba cuando estudiaba en la Universidad. Tenía turno de tardes: 3:30 a 21 horas. Y en fin, soy de esos que trasnochan. Así que me despertaba cada día a eso de las 10:30-11 y esperaba a la hora de comer, para luego ir a soportar clases. Mi cerebro estaba frito, durmiendo el sueño de los valientes universitarios, el empane perpetuo. Pero me apetecía una peli. ¿Qué hacía entonces?

Enchufaba la tele, ponía TCM (o el Plus, en aquella época en la que echaban estrenos decentes cada día y no a trabajadores, como ahora) y me veía lo que echaban.

Nunca vi cine tan variado, de tantos temas y tan interesante.

Y es que al fin y al cabo, la decisión sobre-analizadora de elección de película puede ser menos adecuada (siempre que el cerebro prima sobre el corazón, puede pasar) que el encuentro casual con una historia que empieza, sin remedio, a desarrollarse delante de ti.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Creo que me ha dado un paralís, un paralís, un paralís

  1. No entiendo cómo nadie ha comentado nada en esta entrada. Identificación completa con todo lo que dices, salvo que yo el cine lo tengo prácticamente descartado porque no veo doblajes. De hecho, casi todo el cine-cine que veo últimamente es en el cineclub de los miércoles, porque la película me da más igual que la versión original.

    La indecisión es una consecuencia lógica de la abundancia. Pobres niños ricos.

  2. Escrito Por en dijo:

    Si te sirve de consuelo, yo tampoco lo entiendo!
    Ybueno, lo del cine que dices, claro, en mi ciudad hay cines en v.o.s pero si no, efectivamente, ver películas extranjeras es un coñazo. Eso sí, quedan las españolas y latinoamericanas. Si les dejan, claro!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: