Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Archivar para el mes “febrero, 2011”

Cisne negro: estar locatis da miedo

Ya he visto Cisne negro. Con esta van cinco películas que he visto de todas las nominadas a los Oscar:

Cisne negro – SÍ

– 127 horas – NO

Origen – SÍ

– Los chicos están bien – NO

La red social – SÍ

– El discurso del rey – NO

Toy story – SÍ

– Winter’s bone – NO

Valor de ley – SÍ

– The fighter – NO

Con este conocimiento exhaustivo de las nominaciones ya puedo opinar que mi favorita para llevarse el Oscar 2011 es Pozos de ambición de Paul Thomas Anderson. Recoge el premio James Cameron (porque nadie se atreve a decirle que este año tampoco le toca).

Efectivamente, no hay ninguna película que me apasione este año. Aunque recordando que En tierra hostil y Avatar partían todo el bacalao del evento anterior pienso que tampoco pinta tan mal la cosa, en comparación. A no ser que gane Origen. Entonces sí, entonces la cosa está muy malita.

No lo lamentaré en cambio si se lo llevan Cisne negro o La red social.

Estas dos películas tienen el mérito de aparentar ser mejores de lo que en realidad son.

Fui a ver la de Aronofsky dispuesto a que me encantara, por The wrestler, por la Portman (¡pibón y actrizón!), por el tema, por el trailer…

Pero no ha podido ser. Esta película se parece más a Requiem por un sueño (o “Cuidao con la droga que es muy mala y te cortarán un brazo y te sodomizarán“) que a The wrestler, aunque se tiende a asociarla más con ésta última.

¿Qué nos cuenta El cisne negro? (Sí, tal y como sospechas a partir de aquí SPOILERS).

Una bailarina se enfrenta a la oportunidad de su vida y la presión le desencadena un brote psicótico.

¿Y cómo nos lo cuenta?

Desde el punto de vista de ella y con los efectos de una película de terror. Es decir, que está plagada de sustacos en plan “me miro en el espejo y ¡pum! aparece algo que no debería estar ahí”. Una manera muy efectista de abordar la locura.

Es una pena porque la historia tiene elementos que me gustan y Aronofsky sabe narrar, pero el tema daba para más, mucho más.

No me interesan tanto los efectos de la locura de esta bailarina como las emociones que la desencadenan: el miedo al fracaso, envidia, celos, pánico a que nos coman el terreno, a no tener lo que hay que tener…

Pero el relato toma esos derroteros de terror y la penetración psicológica del personaje se va haciendo mutis por el foro.

Anuncios

Spartacus: sangre y tedio

¿Habéis visto Spartacus?

Es una serie norteamericana de gladiadores y romanos, producida por Starz Media. Aquí en España la está emitiendo Cuatro, que ha hecho una apuesta de las gordas y, a juzgar por los datos de audiencia, les está saliendo muy bien. Yo vi un poco ayer mientras esperaba la llegada de Ritmo y Compás (no apareció, qué malqueda) y he podido formarme una opinión muy rotunda:

¡Es malíiiiiisima!

Normalmente no me salen así de rotundas las opiniones. De hecho, mis opiniones son bastante amorfas, con la textura indefinida de un moco, entre acuosas y sólidas. A menudo tengo que moldearlas entre mis dedos para hacerlas más reconocibles, para que la gente no piense que no opino nada.

Por ejemplo:

– Escri, ¿te ha gustado la peli?

– No. Me ha parecido una mierda.

Mentira. En realidad la película no me parece ni remotamente una mierda, pero he preferido decir eso a quedarme en el terreno de lo gris: “no lo sé, hay partes que sí y partes que no, pero no estoy seguro de que no influya mi estado de ánimo…”. Porque si me ciño a la verdad eso mismo es lo que pienso del 80 % de las películas, de los libros, de la gente y de cualquier situación en general. Así que con tal de parecer un poco más interesante me paso la vida mintiendo, inclinando la balanza hacia uno de los dos lados: esta peli, sí, esta peli, no.

Y sospecho que no soy el único tramposo que hace eso. Es lo que ya hablamos hace tiempo: hay que epatar, como forma de marketing personal.

Pero con esta serie os aseguro que no he forzado nada: me ha parecido una mierda de todas, todas: hortera, falsa, mal dialogada, mal intepretada, mal vestida, etc.

Se asienta en dos pilares básicos:

Uno.

Y dos.

Eso podría ser bueno. Pero lo hace de una forma tan burda y exagerada que, paradójicamente, a mí me transmite candidez e ingenuidad. Sexo y violencia para infantes. Con un estilo visual que imita desesperadamente a 300.

En el capítulo que vi todo transcurría así:

– Una escena de sexo en grupo.

– Una escena de chulazos retándose con insultos que aluden a genitales y/o escatología (“las mujeres de tu pueblo huelen a pis”, “por la polla de Júpiter”).

– Una escena de espadas y sangre brotando a cámara lenta.

– Vuelta al sexo en grupo…

Me aburrió mucho.
¿Y a vosotros?

¿Por qué no escribes un guión sobre lo que te está pasando?

Últimamente estoy un poco harto de que me hagan esa pregunta. Y me la hacen mucho, sí, después de contar mis últimas aventuras de inquilinato.

Y es que, como diría Rajoy, me pasa una cosa verdaderamente notable.

Desde hace una semana recibo la visita de un tipo que cree vivir en mi casa.

No, esto no es una artículo de Juanjo Millás. Esto es la vida real.

El hombre llama al telefonillo. Cuando pregunto quién es a veces responde “yo”. A veces no dice nada. Como no le abro, espera a que algún vecino entre o salga del edificio. Yo me quedo esperándole, con el ojo pegado a la mirilla pues ya he aprendido que un toque en el telefonillo entre las nueve y las diez de la noche significa su presencia.

El hombre nunca defrauda. A los pocos segundos aparece tambaleándose en mi campo de visión. Se acerca a la puerta y se apoya en ella. Tan sólo nos separan unos escasos cinco centímetros de madera. Puedo ver que no es muy alto, que tiene el pelo negro y que va borracho. De tanto observarle a través de la mirilla empiezo a sentirme yo borracho también.

La primera noche llamó al timbre. Pregunté quien era y no me contestó. Le dije que se fuera y volví la espalda a la puerta, creyendo que me había deshecho de él. Cuando iba por la mitad del pasillo oí que manipulaba la cerradura. Corrí a buscar mis llaves, por si acaso me había olvidado de cerrar. Después de meter mi llave en la cerradura y gritarle que iba a llamar a la policía, el hombre cambió de sistema. Ya no intentaba abrir, pero siguió llamando al timbre con una periodicidad sorprendente para un hombre en su estado. Quiero decir, que el muy cabrón clavaba los tiempos de pausa entre timbrazo y timbrazo:

1 – 2 – 3 – 4 – 5 – Ding Dong – 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – Ding Dong – 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – Ding….

Ritmo y compás. Así empecé a llamarle mentalmente mientras esperaba encerrado en el cuarto de baño a que llegara la policía. ¿Debería sacar las tijerillas de uñas que hay en el estuche junto al lavabo? Mejor que no, Escri, mantén algo de tu dignidad.

La policía no tarda más de ocho minutos en llegar a mi casa. Los tengo cronometrados. Me preguntan que si le conozco, me toman los datos y se lo llevan. Luego me cuentan lo poco que sé de él: que cree vivir en mi casa.

Y así ha ocurrido otras dos veces. La última, anoche. Pero ayer Ritmo y compás se cansó de llamar al timbre y se puso a echar una siestecita junto a mi puerta, de modo que yo ya no podía verle a través de la mirilla, y cuando abrí la puerta a la policía cayó desenroscado metiendo la mitad de su cuerpo en mi casa, provocando que yo diera un saltito hacia atrás digno de Baryshnikov.

Y me salió un “uy, qué susto” que puso una media sonrisa en la cara de uno de los maderos (el mismo que luego me preguntó por enésima vez si el intruso era “mi pareja”).

A todo esto Ritmo y Compás abre un ojo y al ver a los policías dice “¿qué hacéis aquí? Si yo no os he llamado…”.

En definitiva, que me está pasando una cosa verdaderamente notable, que da un poco de miedo y también risa, pero que definitivamente, NO VEO CÓMO CONVERTIR EN UN GUIÓN si a duras penas me da para un post.

El Resplandor… ahora sí que acojona

No me preguntéis cómo, pero he acabado en Internet buscando youtubes cuando, de repente, me he encontrado con algo indescifrable.

Muchas veces os he hablado de las pequeñas joyitas que la gente se curra y cuelga en la red. De montajes variando música, de montajes variando orden y creando nuevas obras. De vídeos originales.

Pero esto supera mi entendimiento.

A mi modo de ver, es un mensaje. Alguien quiere decirnos algo. Pero… ¿qué?

Me inquieta el vídeo, mucho. Me inquieta la asociación de ideas. Me inquieta ese montaje sin variaciones de volumen. Me inquieta el haberlo hecho con la versión doblada. Con ESE doblaje.

Joder, lo del niño en triciclo encontrándose a las gemelas daba miedo, pero esto… esto… esto ¿qué demonios es??

Y lo más chungo no acaba ahí. Continúa en el texto que lo acompaña:

“Una canción, un cantante, una pelicula que es una obra maestra, un sentimiento, todo junto… No tengo palabras, Rafael va por ti.”

Por si aún no lo había conseguido Stephen King, ni Kubrick, ni Jack Nicholson, ni ese doblaje terrorífico… esto fijo que consigue dar miedo.

¿¿¿WTF???

Las producciones “Low Cost”

El otro día, en “El País”, venía publicado un artículo hablando de que “La TDT activa la producción ‘Low Cost’ ” y en él, la redactora, Rosario G. Gómez nos habla de:

“El nacimiento de decenas de canales con vocación de generalistas demanda un alud de contenidos y, en tiempos de crisis, con presupuestos cada vez más austeros, han surgido empresas especializadas en programas de bajo coste. Las compañías low cost ofrecen todo tipo de géneros (concursos, ficción, telerrealidad) a un precio que puede ser 10 veces menor que en una cadena tradicional.”

Como ejemplo, nos cita producciones de MTV y… autonómicas. Bueno, ahí ya empezamos mal si las Autonómicas no son “cadenas tradicionales”. Sí, lo son. Lo que pasa es que su presupuesto es más bajo que las generalistas privadas, bien porque son modestas, bien porque tienen unas deudas del copón y ya no queda más donde sacar (caso de Canal 9, por ejemplo).

El artículo se refiere a productos de factura sencilla (que no simple) y que con pocos recursos, puedan sacar un buen resultado en televisión y un buen rendimiento en audiencia. Son productos que, en muchas de estas autonómicas, están compitiendo en prime time con series tipo “Águila Roja”, o programas como “Gran Hermano”. Y lo hacen dignamente en muchos casos.

Sin duda, el modelo “Low Cost” parece muy, muy interesante: abre las posibilidades a los guionistas. Lo que importa, sobre todo, es una MUY BUENA IDEA. Algo que articule un programa y a la vez, pueda ser sencillo de producir. Además, siendo producciones de envergadura asequible para una empresa pequeña-media, abriría el abanico de productoras incluyendo a muchas que no necesitan tener la inversión previa en equipos y gente de las “Majors” de la industria española.

¿Mola no?

En el artículo lo explica mejor José Luis Viñas, de Plural Enterteinment.

“¿Cómo se consigue abaratar el producto? “Profundizando en ideas y géneros”, apunta Viñas.”

Y oye, suena guay, ¿no?. Ideas, géneros. Esa es la clave, chicos.

Pero no lo flipemos. El artículo tiene truco.

Ya escama que al fin y al cabo, en El País, que hace tiempo que se dejaron el tema de hacer periodismo y se pasaron a hacer publicidad, peloteo, hooliganismo o panfletos de propaganda de sus empresas, destaque en 3 de los párrafos de esta noticia las producciones y opiniones de… Plural Entertainment. Que pertenece a Prisa. Como El País. Cosas de la vida.

Pero lo que más escama es que no hablen de la otra verdad. La que esconden los “formatos low cost”:

– Los sueldos por debajo de lo que deben, rozando el mileurismo en muchos casos.
– Los medios son siempre, peores (peores cámaras, peores ordenadores para montar, peor infraestructura, peores transportes…)
– Los horarios, siempre abusivos, normalmente sin compensaciones justas por trabajar fines de semana, festivos, horas extras ni demás.
– Los equipos con mucha menos gente de la necesaria, teniendo que realizar cada trabajador mucha más carga de la que le corresponde.
– La creación de “híbridos”, tipo realizador-montador, cámara-realizador, redactor-ay.productor, director-guionista, etc… que lo que hacen a fin de cuentas es ahorrarse sueldos y cargar del doble de trabajo y responsabilidad al currito de turno.
Planes de producción salvajes en los que en 2 meses, 3 a lo sumo, sin preproducción mínima, se producen 13 o más entregas del programa de turno.

Y el resultado:

– Plantillas de profesionales que tras 2 o 3 producciones así, seguidas, de arranque, SE QUEMAN.

Y acaban hasta los cojones.


Productor teniendo una idea sobre cómo abaratar aún más su nuevo programa: “Los de mi barrio Por el Mundo”

¿Low Cost?

Por supuesto, todo genial. Busquemos el equilibrio.

Pero no nos confundamos: lo que compramos en el Outlet de turno, suele venir hecho de China y alrededores. Y ya sabemos cómo y en qué condiciones se trabaja por allí.

Que no nos engañen.

Ubik y otras adaptaciones

Hoy he sabido que Michel Gondry va a dirigir la adaptación de una de las novelas más famosas de Philip K. Dick: Ubik. Me parece todo un reto. Pero ésta es una impresión muy supercial porque apenas recuerdo nada de esa novela. Sé que me gustó y que el argumento me pareció bastante complejo. Y como mi memoria no da para más copio y pego de la wikipedia:

“Joe Chip viaja a la Luna con su jefe Glenn Runciter y un pequeño grupo de antipsíquicos para solucionar los problemas que sufre una empresa con algunos telépatas infiltrados. Allí caen en una trampa en la que muere Runciter. A la vuelta del grupo a la Tierra, una extraña regresión parece afectar a la realidad, y tras encontrar varios mensajes de su jefe en los lugares más imprevisibles, Chip comienza a sospechar que quizá el muerto no sea aquél, o que quizá todo sea obra de una nueva agente con extraños poderes; o que tal vez, inexplicablemente, lo que les sucede no sea mas que el producto de un gigantesco engaño. Sus compañeros comienzan a morir uno a uno, y la única solución para escapar del embrollo parece ser un extraño producto: el ubik.”

Sùpongo que los productores debieron pensar que como Gondry ya hizo aquella peli rarita (Olvídate de mí) era el hombre indicado. No sé quien será el guionista (¿Charlie Kaufman, quizás?), pero le deseo mucha suerte.

Yo por mi parte voy a proponer una minilista de adaptaciones aún sin perpetrar (que yo sepa) y que me gustaría ver. Así, de gratis. Productores, tomad nota:

1. LA HERMANDAD DE LA UVA de John Fante. De este autor ya he hablado aquí antes.

“El mejor cantero de América, el viejo Nick Molise, está de nuevo en crisis con su mujer. Ninguno de los hijos quiere intervenir, Nick no tiene intención de pedir nada a nadie, y menos cuando se lo pasa de maravilla con sus viejos amigos y alberga un montón de proyectos. Su sueño era una tribu de hijos seguidores de su arte, y en cambio tiene un guardafrenos, un empleadillo de banca y un escritor. Henry se embarca en un avión para sumergirse en el mundo de sus padres. Su padre lo invita a una empresa inútil y absurda: construir un secadero de pieles de ciervo, en un pueblo a dos mil metros de altura. Henry duda, después acepta, atraído por la panda de chiflados amiguitos de papá… ”

2. GALATEA, de James M. Cain. Sí, el autor de El cartero siempre llama dos veces, Perdición y Mildred Pierce.

“Es una especie de autobiografía camuflada,” escribió Cain en su prólogo. Esta novela, ambientada al sur de Maryland, narra la historia de Duke Webster, un entrenador de boxeo. Webster se ha visto obligado a trabajar para el propietario de un restaurante cuya mujer, una auténtica belleza, se ha puesto muy fondona. Webster decide aplicar sus técnicas de entrenamiento para ayudar a la mujer a perder peso. El plan funciona y se enamoran”.

Y ya os adelanto que luego todo sigue un poco como en el Cartero (Cain era un escritor de fijaciones).

3. LA MARAVILLOSA VIDA BREVE DE OSCAR WAO, de Junot Díaz. Esta novela ganó el premio Pulitzer en 2008 y aún así tiene una portada horrorosa:

“Óscar es un adolescente dominicano que vive con su madre y su hermana en un gueto de Nueva Jersey. Obeso, desastroso e incapaz de convertir en realidad sus más ansiados sueños: convertirse en el J. R. R. Tolkien dominicano y encontrar por fin el amor de su vida. Algo nada fácil si se tiene en cuenta el fukú, una extraña maldición que persigue a todo el continente americano y por ende a todos los miembros de su familia desde hace generaciones, predisponiéndolos a ser encarcelados y a sufrir trágicos accidentes, y sobre todo condenándolos al desamor. Hasta el verano decisivo en que Óscar decide cambiar su destino”.

Pues aquí me bajo yo. Ahora es vuestro turno: ¿qué adaptaciones os gustaría ver en cine?

Pa negre: una vuelta de tuerca más

Cuando ya era un hecho que Pa negre lo estaba petando Buenafuente soltó: “pues habrá que verla”.

Hombre, después de 9 Goyas un poco sí que nos picaba la curiosidad, ¿no?

Ya me he rascado. He visto Pa negre. Todavía la estoy digiriendo. Me ha gustado, pero no tengo claro hasta qué punto.

Lo que sí sé es que no me parece una película más de (pos/pre) guerra con niño. “Me sonaba a ya vista”, me había dicho un amigo. No tanto, joder, que no hay que fijarse sólo en los brochazos de trazo gordo, hay que mirar los detalles.

Aquí hay varias vueltas de tuerca más.

Es una historia sobre perversidad y autoengaño. Lo que está en juego se parece más a Los 400 golpes que a La lengua de las mariposas, por ejemplo. El contexto histórico funciona como un caldo de cultivo. La posguerra es como el escenario gótico en un cuento de Poe. Es la casa embrujada en la que van a aparecer los fantasmas, y éstos ni siquiera se acuerdan de a qué bando han pertenecido cuando estaban vivos y meneaban la cadera por los bosques de Cataluña.

Me ha convencido la intensidad de la narración. Y una sensación de inquietud y malestar que, parece ser, son marca de la casa Villaronga. Hay un estilo, y eso me gusta.

No me convence tanto la duración. Creo que el relato está descompensado, que incide mucho en algunas partes y no tanto en otras quizás, más interesantes. Tampoco me gusta cuando se pone poética, hablando de los ángeles y la libertad de los pajaritos. A mí esas metaforillas me conmovían en 6º de EGB. Ahora me parecen un poco cursis. Pero bueno, tampoco es que se abuse de ese recurso.

¿La recomiendo?

Por supuesto que sí.

Por si alguien quiere verla y en su ciudad no la ponen en ningún cine: se podrá ver online en la web de Filmin a partir del día 23 de febrero a un precio, seguro, muy asequible y con buena calidad de imagen y sonido.

La gala de los Goya 2011: Una noche de en… de sueño, sueño mortal

Más me duele a mí, que me la trago entera pase lo que pase: la gala de anoche fue un coñazo absoluto.

Ni Buenafuente estuvo acertado (mucho menos sus guionistas, mal que me pese) ni el ambiente era favorecedor: Sinde y De la Iglesia haciendo como si nada (pero con Alex guardando una carta afilada en su chaqueta, en forma de discurso), los absurdos de Anonymous en la calle gritando y lanzando huevos y, reconozcámoslo, uno de los años más flojos que se recuerdan de cine español.

El desastre, como comentaba, empezó ya en la calle (por cierto, gran elección la del Teatro Real, quedaba estupendo y más en planos de helicóptero. Quizá lo poco de lujo y bien hecho de la noche) con los tontitos de la máscara de V de Vendetta que iban convocados por Anonymous.

Me gustaría que estos chavales leyeran (por leer algo) el cómic de V de Vendetta. Se iban a sorprender. Y les iba a entrar vergüenza. No nos engañemos, no iban a protestar por la “Ley Sinde” en sí. Iban a protestar porque les chapaban sus descargas, su ración gratuita “caiga quien caiga” en el sillón de casa “porque yo lo valgo”. Vean si no (vídeo pésimo) algunas de las consignas:

Watch live video from anonymousgoya on Justin.tv

Se las apunto por si no han resistido:

– “Payasa”
– “Cágate en los Goya”
– “La censura, para la cultura”
– “Ito, ito, ito, que se joda Milikito”
– “Series yonkis (aplausos) Series yonkis (aplausos, a lo futbolero)”

Aparte, se repartían octavillas con las páginas de descargas de las películas de algunos de los protagonistas de la gala, a los que algunos valientes, hasta querían hacer llegar sus papelitos, por joder un poco.

Súmenle a unos tarados lanzando huevos, que también los hubo. Aunque otros gritaran “esos no nos representan”, pero claro, si somos maximalistas en buscar un “enemigo”, no esperemos que no lo sean en el “otro bando”.

Porque no, no eran David Bravo, Maeztu, etc… no. Eran los bulleros. Como bien indica en su completo post El Señor Insustancial, unos cuantos idiotas con máscaras compradas a la Universal Pictures, protestaban por el posible cierre de webs de descargas.

Bonito inicio de la jornada. Sólo otro iluminado como Jimmy Jump podía darle el broche de oro.

Pero pasemos a lo que nos interesa (o no): la gala en sí.

LOS VÍDEOS GRACIOSÍSIMOS

Empezó con un vídeo copiado a los de los Oscar, donde deduzco que se gastaron todo el presupuesto de realización y guión. Y aun así…

Luego, durante la gala, fueron esparciendo unos supuestamente graciosos vídeo-montajes de falsos trailers, intentando hacer gracia como el año pasado con el de Celda 211 (Movida en la 211) convertido en comedia. Bien: si no eres original (que no lo fue ya el de 211, porque es algo que vimos años antes en youtube con El Resplandor y Mary Poppins), tienes que ser muy, muy gracioso… y lamentablemente, no eran nada graciosos. Hasta el propio contratista del invento, Alex de la Iglesia, puso una cara de poema tras el falso trailer que le tocó a su “Balada triste de trompeta”. Un horror.

Además: ¿Pa Negre de Tolkien? ¿Balada triste, película de la Marvel? ¿Pero a qué público nos dirigimos, amigos?

I WANT TO DEDICATE THIS OSCAR TO MY FRIEND ESTEBAN ALENDA

Vaya sobrada se pegaron los ganadores (salvo honrosas excepciones).

El primer Goya, el de Karra Elejalde ya marcó la tendencia: saludar hasta al gato de tu hija, literalmente. Con 2 cojones. Ahí recibieron una dedicación 3 pueblos distintos y media humanidad. Además, la bromita de “ésta la pago yo” a sus compañeros de candidatura no les hizo ninguna gracia (la manita de la acompañante de Eduard en el hombro en plan “tu tranquilo, Edu, tranquiloooo..” fue muy reveladora).

A partir de ahí: desparrame. Daba por pensar que, ya que tenían tantas ganas de usar la trampilla esa del Teatro Real, por qué no lo hacían en la mesa de ganadores con algún agraciado.

Pero el colofón absurdo (lo de Maragall y los SMS ya es otro tema) lo marcó la ganadora al mejor cortometraje. Una señora que no conozco, pero que en mi casa se rebautizó como “La Bordiu” y que hizo un show de más duración que su obra premiada que contenía suspiros, llantos, risas, gorgoritos y desesperación.

Hasta se agradeció que Drexler hiciera lo de siempre: recoger el premio cantando una estrofa y fuera. Gracias, Jorge.

MOMENTOS MUSICALES-GRACIOSOS-HAPPENINGS

¿Eran necesarios? ¿Y tan largos? Lo de Tosar y sus colegas… dolió. Lo de Maribel con Buenafuente, no tenía sentido. Pero lo del micrófono ese tuneador de voz con chiste previo de “tengo una cosa alargada y dura con la que disfruto mucho” fue de vergüenza ajena.

DAVID PINILLOS DIRECTOR NOVEL

Tras verle, muchos, confundidos, pensaron si era este el hijo de Trueba. No, no lo era, ese era Jonás Groucho.

EL VÍDEO DE LOS QUE “NOS DEJARON”

Bonito homenaje anual a los que han muerto, en la industria cinematográfica. Bonito homenaje que el realizador decidió mandar a la mierda cogiendo planos lejanísimos de la pantalla donde ni se ve la foto ni se lee la rotulación, ignorando totalmente quién es. Brillante. Espero que vuelvan de sus tumbas a atormentarte, maldito patán.

HOMENAJE A MARIO CAMUS

Aparte de la chapuza de un vídeo-presentación que parecía hecho con Power Point y que, en su aparición estelar, se oyera la megafonía diciendo “Presentan Federico Luppi y…” y luego callando de golpe, Mario salió con ganas de discurso y se lo marcó. Eso sí, González-Sinde pasó como de la mierda y se puso a hojear una revista que andaba por allí (el Vogue, dirán los de Intereconomía) y el realizador, siempre avizor para mostrar cualquier detalle que convirtiera en caspa y chapuza la gala, lo mostró. Carlos Bardem y su novia, también actriz, también pornográfica Celia Blanco, también tuvieron su plano en el discurso de Camus (cuanta relación con el director deben tener…) mirando el móvil, cada uno el suyo, la mar de entretenidos. Bravo.

PREMIOS DE GUIÓN

Se los dieron a un guiri y a un director. Y si vemos al resto de nominados, el panorama no prometía nada mejor. Malos días para la profesión en este país…

PREMIO A MEJOR PELÍCULA EUROPEA

Nominando a 3 candidatas a película de Habla No Inglesa de los Oscars… del año pasado!!! Estaba claro que iba a ganar El Discurso del Rey, aunque sólo fuera por la novedad (a la misma hora, esta película barría en los Bafta británicos). Hay que revisar esas normas. Como pasó con premios del Sindicato ALMA, lamentablemente, los premios mayores marcan las fechas y temporadas. A los ALMA se las marcan los Goya. A los Goya, los Oscar. Si no, queda raruno raruno. Eso sí, la señorita que subió a recoger el premio, concisa y mona. ¡Bravo!

PREMIO A MEJOR PELÍCULA HISPANOAMERICANA

Salieron Federico Luppi (ahora sí) y Leonardo Sbaratacatabalagglia. Uno con bufanda y otro con boina. Entre eso y que arrancaron un aplauso por un futbolista de otro país en el año que ganamos el Mundial, parecía más una tertulia en San Mamés que una gala de cine. Absurdo.

MOMENTO PAJARES

Todos sabemos que estuvo ahí. Y que habló al menos un minuto. Aunque sólo duró en plano 10 segundos. ¿Qué pasa, que se coló como Jimmy Jump?

Eso sí, nos sirvió para ver lo bien que le queda a Belén Rueda la cara nueva que se ha comprado.

EL MEJOR CHISTE DE LA NOCHE

El único chiste acertado, el mejor, el improvisado: Buenafuente, tras la riada de premios, al final acierta a decir:

“Oye, que fuerte lo de Pa Negre, ¿no?. Habrá que ir a verla”

Bravo.

Y qué cierto.

Por cierto, señores de periódicos como “El Mundo”. Ya que son tan mesetarios y “Españoles” (léase con ahínco) como para decir “Pan Negro”, no sean tan paletos y gilipollas como para hablar de “Buried”.

Que se nos ve el plumero.

¡En fin, enhorabuena a los premiados!

Pero esas horas no me las va a devolver nadie… argh.

Valor de Ley: Una del Oeste

Este fin de semana estoy en, por lo que dicen, la tercera ciudad más grande de España por número de habitantes: Valencia.

Pues bien: en Valencia, sólo hay 2 cines donde se proyecta en V.O.S.

En uno, estrenan películas del circuito europeo, con algunas españolas de taquilla más modesta, a priori.

En el otro estrenan todas las películas de moda, porque es un cine comercial multisalas más. Simplemente, tienen una sala donde, el estreno de turno, lo ponen en V.O.S. Y ya.

Panorama.

Ayer decidí ver “Valor de Ley”, la de los hermanos Coen, ya que afortunadamente era la que en el cine comercial, proyectaban en V.O.S. Tuve suerte.

Y por cierto, la sala estaba llena. Es decir: hay mercado. Porque parece que sólo se puede poner cine europeo en V.O. y “oh que cosas”, no va tanta gente. Pues no, señores: pueden arriesgar con títulos de promoción mayor como los estrenos-noticia y verán como la gente elige también la V.O. Sólo hay que ver ejemplos como los cines Ideal en Madrid (y seguramente, otros en Barcelona, perdonen mi ignorancia).

¿Y qué puedo decir de la película?

Pues que… bien.

Vaya, que es bonita. Muy bien fotografiada, muy bien realizada, todo precioso, Jeff Bridges que es un monstruo, la niña lo hace estupendo…

Pero… sin más.

¿Saben el ciclo ese que tienen TODAS las autonómicas de películas del Oeste por la tarde? Pues esta podría ser una de esas películas, solo que con una calidad muchísimo mayor en producción y adaptada a nuestros gustos actuales (bueno, es un decir lo de los gustos, más bien modas) y manera de hacer cine.

Pero, dirán “es de los Coen, algo tendrá diferente”.

Pues en este caso, no sé qué.

Ando despistado con los Coen. Unos cineastas que precisamente, marcaron claramente un estilo personal con sus películas: Barton Fink, Muerte entre las Flores, Fargo, El Hombre que nunca estuvo allí, El Gran Lebowski… y la verdad, ahora, si no fuera por 2-3 cositas, esta cinta la podrían haber firmado otros hermanos con gusto. Y desde “Quemar después de leer” me da la impresión de que se han despersonalizado.

Ojo, que no digo que sean malos. Ni hablar. Digo que… parecen otros.

Y sí, ahí en medio está “No es país para viejos”.

Lo diré: creo que han perdido el humor. Y no hablo de hacer comedia. Hablo de ese humor negro tan… Coen.

No sé. ¿Habéis visto Valor de Ley? ¿Qué os parece? ¿Qué pensáis de los Coen? ¿Se han decoenizado? ¿Soy yo? ¿Vendrá Anton Chirgun con su botellita a explicármelo?

Los Premios ALMA

Amigos, por fin los guionistas sacamos la cabecita, poco a poco…

El sábado pasado 5 de Febrero, en la Sala Berlanga, en Madrid, se entregaron los primeros Premios ALMA, del sindicato de guionistas.

¿Los premiados? Bueno, es lo de menos. Lo importante era que se hicieran. Que se instauraran. Que por fin, haya unos premios para los guionistas, dados por guionistas.

En esta primera edición fueron pocas las categorías, como poco era el presupuesto del que disponía ALMA (supongo que un sindicato que refleja a los guionistas no puede tener dinero, obviamente, por seguir el ejemplo de sus representados…), pero oye, sacaron ahí de donde no había con patrocinadores (no, no eran empresas farmacéuticas de ansiolíticos ni marcas de pijamas. Y por supuesto NO eran peluquerías) y, me consta, en un tiempo récord, se marcaron una gala bien maja.

Aun así, os digo los premiados:

Largometraje:
‘Celda 211’, por Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría

Sí, a estas alturas, Celda 211 sigue ahí recogiendo premios. Es lo que tiene que los tiempos de concurso de los Goya sean distintos a los de los ALMA. Supongo que en la próxima, se corregirá esto, más que nada porque suena a… viejo. ¡That’s life!

Aunque con la cosecha de este año… la verdad es que es comprensible. Panorama!

Documental:
‘Garbo, el espía’, por María Hervera, Isaki Lacuesta y Edmon Roch

Otra que también arrastra premio desde los Goya del año pasado

TV Movies y Miniseries:
’23 F. El día más difícil del rey’, por Helena Medina

Que se lleva 2 premios: uno el de ALMA y otro el de haber ganado en su momento a la tv-movie que Antena 3 programó por esas fechas sobre el mismo tema. Me extraña que no las repongan ahora que llegan las fechas…

Serie:
‘Cuéntame cómo pasó’, por Eduardo Ladrón de Guevara, Alberto Macías, Marisol Farré, Curro Royo, Carlos Molinero y Jacobo Delgado

Un clásico. Supongo que el que guionistas ya clásicos habrá ayudado a que se alzara con el premio, como homenaje, pese a llevar mil temporadas.

Programa de no ficción:
‘Buenafuente’, por Oriol Jara Vales, Júlia Cot Roca, Toni Mata Damunt, Roger Rubio Mora, Javi Martín Torrente, Tomás Fuentes Ligero, Alvaro Carmona Martinez, René Alvarez Makela, Rafel Barceló, Jordi López Casanovas, Alex Navarro Ruiz, Javier Abascal Carrey, Alex Sala Torres, Laura Llamas Blasco y Marc Ramia Briones.

Y otro clásico. No creo que sea la mejor temporada del programa, pero se premia más “lo bailao”. Y no, no fueron todos ellos a recoger el premio! Eso sí, tuvo gracia porque la gala la presentaban 2 de los rostros de un rival en la categoría, “El Intermedio”: Juanra Bonet y Beatriz Montañez

Premio especial ‘Una vida de guión’:
Lola Salvador.

Este lo entregó la Ministra, la Sinde, que este fin de semana estrena la gala de los Goya y “Valor de Ley”. Por si no la conocíais, Lola Salvador ha sido la guionista de ‘El crimen de Cuenca’ o ‘Las bicicletas son para el verano’, entre otras obras ya clásicas de nuestro cine. Eso y que ha sido la “profe” de unas cuantas generaciones guionistas en activo, al menos por unas horas.

En resumen: una gala amena, con sabor a “homenaje a los guionistas” sin importar los premios puntuales. Supongo que en años venideros, cogerá fuerza, nombre y ya, se disputarán todos la categoría con emoción.

Pero bueno, da gusto ver que, por un día, nos juntamos y como decía el Señor Lobo, nos… eso.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: