Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Archivar para el mes “enero, 2011”

El estilismo definitivo

La pregunta es sencilla: si tuviérais que elegir a un personaje de ficción para vestiros como él durante una temporada larga o para el resto de vuestras vidas… ¿a quién escogeríais?

Ya me imagino, como si lo viera, que muchos de vosotros tiraréis por aquí:

Y lo entiendo. Pero me parece que no habéis meditado bien la pregunta. Habéis ido a lo fácil. A lo obvio. Muy bien, pero ¿realmente podríais vestir así TODOS los días? ¿De verdad estáis preparados psicológicamente para ir a la oficina, a la compra, a la consulta del médico, a tomar una caña y a todos lados vestidos como Barbie y Ken elegantes? ¿Soportaréis la presión de no pasar nunca desapercibidos?

Yo no podría. Y os aseguro que he pensado mucho sobre el tema. Porque si hay una rutina de la que prescindiría con gusto es la de elegir que me echo sobre el cuerpo todas las mañanas. Estoy harto de mi ropa y de pensar en cómo combinarla. Es como si todos los días tuviera que hacer el mismo rompecabezas, sólo que unos días algunas piezas están sucias y otros días se están secando sobre el radiador. ¡Pegadme un tiro, pero no me sometáis a esta tortura!

Si por mí fuera, iría con taparabos en verano y con batamanta en invierno. No lo hago porque no tengo lo que hay que tener: valentía y una seguridad en mí mismo forrada en corchopan. Imaginaos el drama: ¡No puedo ser yo mismo!

Y como no puedo, he elegido un personaje cuyo estilismo no me importaría copiar. Dadme todos sus trapos y así ya no tendré que pensar en este tema nunca más:

Cosmo Kramer, de Seinfeld.

Me agradan sus camisas desenfadadas, sus pantalones anchos y sus chaquetas de indigente. Los que diseñaron su vestuario contribuyeron a crear el personaje tanto como el propio actor o como el mismísimo Larry David. Vestir como Kramer es ser Kramer: una forma de afrontar la vida, con despreocupación, nihilismo, yendo cómodo y siendo cool sin pretenderlo.

Seinfeld, George y Elaine representaban la sensatez. Tenían sus particularidades, sí, pero estaban en el mundo, o al menos se esforzaban por adaptarse a él. Kramer, no. Kramer vivía en la luna. Y al no intentar regirse por la moda es el único look de la serie que no se ha quedado desfasado.

El que ríe el último ríe mejor.

Anuncios

Vigalondo la lía en twitter

Anoche pasó algo muy loco y divertido en Twitter.

Si tras la batalla campal de “internautas” contra el cine, Alex de la Iglesia la lió con sus “yo es que me siento responsable de todo” montando un debate on-line, otro cineasta apareció para hacer algo mucho más divertido y edificante: localizar idiotas.

Nacho Vigalondo entró en su twitter y con ganas de cachondeo y puso:

Vamos, una gilipollez como otra cualquiera. Y si leen el twitter de Vigalondo, lo sabrán mejor que yo (lo recomiendo, una diversión habitual). De hecho, su siguiente twitt marcaba la idea primigenia: poner tonterías sobre hechos claramente probados.

Pero la red siempre te sorprende. La gilipollez, más. Las 2 unidas, nunca fallan: apareció el típico grupo de “estoy aquí toda la noche del viernes que no he podido salir esperando la mínima opción posible para sentirme ofendido y trollear como un loco: necesito atención!!! Sentirme importante para mi mismo!”. Y se ofendieron.

Vigalondo decidió reírse de la tontería e ir colgando en su twitter todos los mensajes que le enviaban con insultos o desaprobaciones.

Bueno, eso y continuar, visto el éxito, haciendo más chistes sobre el tema. Algunos grandiosos:





Y este, mi favorito:

Obviamente, las respuestas crecían con cosas para mi mucho más ofensivas para la humanidad que la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, estas:

¿Y de todo esto, quién tiene la culpa?
¿Vigalondo?
¿Hitler?
¿Sinde?

No. La estupidización de la sociedad. Una enfermedad que consiste en que, poco a poco, en este país, la gente se comporta como si estuviera en un plató de Sálvame. Tienen una necesidad constante de gritar y sentirse ofendido para ver si montando gresca, le llaman para programas y cobra más.

Los enfermos son los mismos a los que “La Vida es Bella” les pareció un canto a la vida y una película maravillosa y bonita.

Los mismos a los que, seguramente, si hubieran nacido hace 60 años, les hubiera ofendido mortalmente “La Vida de Brian” cuando se estrenó.

Por mí, a los mojigatos, que los dejen en la calle.
Las risas que me he echado con todo esto sólo para acabar en “me vais a aplicar la Ley Schindler”, no tienen precio.

Spotify es la solución?

Con toda esta movida de la Ley Sinde, muchos hemos pensado que una solución a la crisis industrial del cine frente a las webs que cuelgan material sobre los que no poseen derechos de emisión, explotación, distribución (los de autor no los tiene nadie más que los autores) era el crear una especie de Spotify pero de series y películas.

Algo así vienen haciéndolo en el mercado anglosajón los chicos de Netfix y por unos 10 dólares al mes, tienen los contenidos ahí colgaditos enseguida, de manera legal. Desconozco la distribución de beneficios, el pago de derechos o la retribución a las productoras, pero oye, existir, existe y es legal.

Aquí en España, empresas como Netfix pasan de venir hasta que no se solucione el tema de las webs que le harían la competencia de manera injusta e ilegal, sin contratos con los poseedores de los derechos ni retribución económica ninguna.

Pero… ¿sería eso una solución?

No sé.

¿Por qué no sabes, Escri?

Pues os cuento: han aparecido esta semana unos demoledores datos que indican lo que ganan los autores de música por diferentes formatos de “venta”. El resultado de la comparativa es brutal y se puede observar en este gráfico, de Information is Beautiful. El número en rosita es el número de copias (o cantidad de clicks o descargas) que debe conseguir ese disco para que al autor le lleguen 1,160$. Menos de un euro:

Para los que no lo acaben de entender, aquí tienen un resumen, como indica esta noticia, que viene a decir que:

Para que un autor gane 1 euro, su canción debería haber sido reproducida 3.500 veces en Spotify.

Olé.

Así que… ¿de verdad esto salva a la industria discográfica?
No sé.
¿Y a los autores?
Me parece que no.
Si te auto-produces, igual te da algo. Pero si no, pffff…

Creo que la solución debe ser algo más global, un conjunto de acciones y no “panaceas” como un Spotify de series y televisión y el resto que siga igual.

Veremos.

Red: Estrenan la película basada en el cómic

Amiguitos, me he partido tanto el pecho con vuestras aportaciones a las películas pijas que he tenido que ir a urgencias pectorales para que me lo recompongan. Allí, he visto en el periódico (eso que suele haber al lado del Mortadelo en las consultas, o al lado del Interviu en las peluquerías de caballeros como yo) que estrenaban ya por fin “Red”, una película de la que hace un par de meses hice una crítica, por aquello de estar basada “libremente” en un cómic. Vamos, que conservaba el título y poco más.

Así que reproduzco el post y os cuento cómo está la cosa por si os apetecía ir al cine o no:

AQUÍ EMPIEZA EL RE-POST

En unas semanas, se estrenará en nuestro país la película “RED”. Rojo. Pero no creo que traduzcan el título (o más bien, espero que no lo hagan), por dos razones:

1- Les parece TAN molón a los distribuidores poner títulos en inglés.
2- No se refiere simplemente al color (Retired Extremely Dangerous).

Así que dejarán el tema “Red” y a tirar millas. Eso sí, seguro que ponen un subtítulo molón, tipo: “RED: los vejetes meten caña” o “RED: Estos viejos sí meten viajes y no el Imserso”. Ya veremos.

El tema es que “RED” es una adaptación de un cómic, guionizado por el otro de los autores de moda del medio: Warren Ellis, como antes pasó con Mark Millar y su “Kick-Ass”, que ya comenté por acá. Y en la adaptación del papel al celuloide ha pasado un poco lo mismo en ambos casos: ellos escriben historias sangrientas de acción y superhombría y en la pantalla deriva todo en una comedia con hostias.

Hay que decir que la de “Red” me parece más acertada que la de “Kick-Ass”. Aunque tampoco es para echar cohetes. E igualmente, el cómic me parece mejor en el caso de Ellis que en el de Millar.

Lo que sí tienen suerte es en los repartos de sus adaptaciones. Si en la de “Kick Ass” tenían a un elenco de chavales estupendos rodeados de Nicholas Cage, en “Red” tienen a Bruce Willis, Morgan Freeman, John Malkovich, Hellen Mirren, Richard Dreyfuss, Ernest Borgine, Brian Cox… y Mary-Louise Parker, famosa por Weeds. Y podría seguir.

Pero vamos a lo que vamos: el argumento. Leído el cómic, vista la película… no tienen nada que ver.

El cómic trata de un ex-agente de la CIA, ya mayor, ya retirado, al que la propia CIA quiere exterminar. La película también.

Pero ahí acaban las similitudes: en el cómic, la razón es una. En la película, otra completamente distinta. De hecho, TAN distinta, que la convierte en una película TOTALMENTE diferente.

En el cómic, el personaje está solo. Sin tilde (porque es de estar en soledad y porque ahora así lo pide la RAE, si fuera otro caso). En la película, tiene todo un grupo de colegones que le ayudarán. Y eso, también lo hace TAN diferente, que se convierte en una película TOTALMENTE diferente. Más.

En el cómic, el desarrollo es dramático. En la película, pese a golpecitos, es casi cómico. Una película de ancianitos cañeros, que disparan a la vez que bromean y que dan ganas de recomendar a mis padres. Lo que hace también a su vez TAN diferente la historia que se convierte en una película TOTALMENTE diferente. Aun más.

Por no decir que el protagonista del cómic es un feo señor mayor y en la película es Bruce Willis. Con lo que comporta el tema (en fin, ya entienden, las relaciones con chicas no son iguales).

En resumen: ¿qué coño tiene que ver la peli con el cómic?
Nada.

¿Cual es mejor? Pues los 2 son entretenidos. Pero el cómic está muy bien tramado y pulsado y la película no deja de ser una aventurita a olvidar.

Así que, ya ven la duda: Red is Red? No.

Pero ya me han jodido el cómic, publicado ahora en España, con una mención en la portada que reza: “Próximamente en cines con Bruce Willis”. Y que permanecerá ahí para siempre.

¡Hay que ser cutres!

FIN DEL REPOST

Así que, si por fin vais, contadme qué os ha parecido a vosotros. Sobre todo si no habéis leído el cómic. Me da la sensación de que quien no fuera viciado por esto, la habrá disfrutado muuuucho más.

Películas pijas

¡Rápido! ¡Rápido! Dénme un antídoto contra la actualidad. Dénme los zapatitos de Dorothy. Dénme un billete a Bora-Bora. ¡Un colacao con droga! ¡Droja también!

Necesito evadirme de las noticias que hoy están de moda.

¿Qué noticias? ¿La reforma laboral? ¿El retraso en la edad de jubilación? Noooo. Me refiero a éstas noticias:

Penélope Cruz y Javier Bardem tienen a su primer hijo.

El ministerio de Cultura hace movimientos raros para que Álex de la Iglesia no presida los Goya.

Pero, ¿cómo evitamos hablar del elefante rosa que ha entrado volando por la ventana del salón?


Primero pensé que lo mejor que podía hacer para no hablar de estas noticias era escribir un post sobre ellas. Me inventé una spanish-connection del que saliera un único titular:

“Primeras reacciones al parto de Penélope Cruz: Álex de la Iglesia dimite de la Academia.”

Pero más allá de eso había poco que rascar. El problema es que esos dos temas (un parto y los tejemanejes de la ley Sinde) me quitan las ganas de escribir y de gozar. Me pone apático, mohíno, me echa años encima. Prefiero buscar otra cosa, un tema deliciosamente ligero, con la sustancia alimenticia de un peta-zeta.

Entonces me he acordado de algo que vi en el facebook de un colega. Remitía a un twitter con un listado de películas pijas (“un facebook que remite a un twitter”, madre mía, madre mía, lo que llega uno a escribir con tal de mantenerles a ustedes divertidos). Es decir, títulos reconvertidos a lo pijo y que ha ido añadiendo la gente. Por ejemplo:

“V de Vuitton”

“No sin mi pija”

“Salvar al soldado Rayban”

“Lomana que mece la cuna”

En el nombre del padel”

“La vuelta al mundo en 80 yates”

“Cosas que dejé en Gabanna”

“La guerra de los Tous”

“La Visa es bella”

Os hacéis una idea, ¿no? El invento tiene la dosis justa de imbecilidad y peta-zetas que necesito. Yo mismo contribuí con un título:

“Todos dicen i-phone you”

Y mis colegas, bastante más inspirados, añadieron estos otros:

“Resacón en Las Rozas”

“Lacroix de hierro”

“Osea’s eleven”

“Con Pradas y a lo Coco”

“Pagamartinis”

“Lladró de bicicletas”

“Serpijo”

“Dos hombres y un Vespino”

Amigos, míos, sed majos. Seguid engordando esta lista hasta que la realidad se vaya volando por la ventana. Es tan fácil hacerme feliz…

La importancia de ser ofiuco

Ando estos días muy atareado. Me llamaron el otro día para ofrecerme un trabajo muy mal pagado pero de vital importancia para la humanidad. Yo lo acepté de inmediato. Mis clientes son la Sociedad de Astrólogos de Minnesota. Necesitan urgentemente que diseñe la personalidad del nuevo signo del zodíaco: Ofiuco.

Millones de personas nacidas entre el 29 de noviembre y el 17 de diciembre están esperando en este momento a que yo defina sus rasgos. Mientras tanto, van por ahí todo desorientados y no saben si pasarse la tarde haciendo punto de cruz o atracar una licorería. “¿Qué me pega más?”, se preguntan, con la aguja en una mano y la pistola en la otra.

Pero tranquilos, ofiucos, aquí estoy yo para resolver vuestro angst existencial.

Mientras tanto os dejo que os consoléis con este listado de otros afectados por el mismo síndrome de “¿qué cojones pasa aquí? Yo antes era Sagitario”.

Woody Allen

Jeff Bridges

Liv Ullman

Kirk Douglas

Pablo Escobar

Verónica Forqué

Jaco Pastorius

Gonzalo Higuaín

Alex North

Marisa Tomei

Steve Buscemi

Philip K. Dick

Franco

En un pasado no muy lejano…

En un pasado no muy lejano Ricky Gervais era… ¿atractivo? ¿andrógino?

Dejémoslo en “delgado”.

Según Tom Hanks los delgados tienen peor educación que los gordos. Esto no lo entiendo muy bien.

Pero sí entiendo que Gervais pueda experimentar sentimientos encontrados en este momento.

Porque… ¿qué hace un cómico en su situación? ¿Alegrarse por la atención conseguida y el apoyo de los que defienden la libertad de expresión? ¿Enfadarse con la pacatería? ¿O arrepentirse de dar tanto la nota?

Lo de arrepentirse va a ser que no, al menos no públicamente, porque ya se ha negado a pedir disculpas.

Yo estoy a tope con que se niegue. Ya está hecho, así que… ¡que les den! No me gusta que se presione a alguien para disculparse. Me parece que así se corrompe el acto de contrición. ¡Un sacramento católico! ¿Dónde vamos a ir a parar? ¿Qué falta de respeto es ésta?

Y mientras amigos míos discuten en la redes sociales si Ricky Gervais ha hecho bien o ha hecho mal, si es lícito reírse de la religión, de la homosexualidad escondida, de la mala calidad de una película… yo me entretengo mirando unas ilustraciones que Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano Valeriano publicaron bajo el seudónimo en un periódico político-satírico de 1868.

Sí, has leído bien: Gustavo Adolfo Bécquer, el de “Volverán las oscuras golondrinas…”

La serie de ilustraciones que hizo con su hermano tiene un nombre de lo más poético: “LOS BORBONES EN PELOTA”.

Isabel II aparece muy entretenida. También anda por ahí Sor Patrocinio, su monja de cabecera, que al parecer ejercía mucha influencia en sus decisiones políticas.

Éste es Francisco de Asís, esposo de la Isabel, luciendo el peinado que según los Bécquer mejor le retrataba.

Isabel II, una mujer adelantada a su época.

“Por probar de todo/


de tirarse a un pollino encontró modo”.

¡Ay, la poesía! Y así, 89 acuarelas.

Rubalcaba en la HBO

Vaya titulo de post más marciano ¿verdad?

Pues ojo, que algo así leí el otro día en la prensa “seria”. Lo de llamar prensa “seria” a la prensa esta que dirigen señores con traje (y a veces tirantes) está un poco en entredicho: ya hace años que la prensa dejó de ser seria para ser una batalla de editoriales asustadizas con “a ver quién vende más periódicos” acompañándolos de cualquier tipo de regalo y ahora, “a ver quién consigue más clicks” en las webs gratuitas donde ofrecen su información.

Gratuitas, de todas formas… no tanto. Llenitas de Banners que ocupan toda la pantalla a la que te descuidas o te dejan sordo con soniditos, músicas o vídeos que se lanzan solos.

Pues bueno: va el otro día El Mundo, en su edición digital al menos (la otra no la consulto, válgame dios) y con 2 cojones, titula:

Hale pues. ¿Y qué quiere decir esto? Pues nada, que Olga R. Sanmartin debe tener mucho peso en la redacción o una vía directa, para colar esa noticia en primera plana de elmundo.es

Porque vamos a ver… The Wire, no es precisamente una serie conocida para el público mayoritario. Aunque en España se emite por el canal TNT, un canal estupeeeeeeeeeeendo al que deben abonarse, buscarlo o hacer lo imposible por tener, se lo digo yo, sin ningún tipo de interés (silbidos de disimulo). Pero vamos, que no es “Hispania”, o “El Internado”. Es “The Wire”, una serie de la que hablan frikis como nosotros.

Y va y ¿hacen una comparativa de la política de Rubalcaba con The Wire?

Una cosa es que hagamos bromitas sobre la imitación de José Mota, que si le gustó, que si no, que si hasta el Rey le hacía coñas (desconocemos si Rubalcaba se la devolvió con la brillantísima imitación que le hizo Puigcorbé en ese otro programa de humor: Letizia y el Príncipe)… pero ponerle al lector una comparativa con The Wire es algo que ni a Hernan Casciari se le ocurriría si le dejaran editar el periódico una semana.

Y os preguntaréis… ¿qué comparaba? Pues bien, comparaba la escenificación en las ruedas de prensa que montaba Carcetti, quedando como un tío comprometido, rodeado de la plana mayor de policías siempre, con la que se monta Alfredo Pérez Ruby Tuesday por acá.

Aquí tenéis el artículo, por si lo queréis leer.

¿Que tiene razón en el parecido? Sí, bueno, la verdad es que podría. Al fin y al cabo, Carcetti no es más que la representación de la política actual: la búsqueda de objetivos personales a costa de los comunes. Así que, sí.

Pero… bueno, me pregunto si Olga R. Sanmartin habrá terminado de ver la 3ª temporada de The Wire, en la que se centran en la política de todas todas… para pasar a ver la 5ª, en la que hablan claramente de la prensa actual y el tratamiento informativo, primando el sensacionalismo, el impacto, la primera plana, la influencia en la política… sobre la información y la veracidad.

Ahí, me gustaría ver sus paralelismos. Yo, los tengo claros.
Venga Olga. Unos capitulitos más y te conviertes en mi ídola.

Sofía Vergara y los Golden Globe

Pues oye, no me salió nada mal la porra: acerté 13 y fallé 9. Y eso que de estos 9 en mi propia explicación ya venía reflejando mis dudas. A esto le sumamos que la mayoría de películas nominadas no las han estrenado aquí y vamos… que me salí. (Aquí tenéis la lista, por si aún no la sabéis)

Eso sí, las principales, las clavé. ¡Y prometo hacer lo mismo con los Oscar!

Así que no voy a poner ninguna foto de mi en el post ni dar la brasa con un “os lo dijeeee!”, pero el mazapán que me comí estaba bien rico y la ocasión lo merecía.

El rosco de vino y el polvorón de coco… eso ya que se lo coma alguna visita.

Pero no todo es felicidad en los Globos de Oro, no.
La que al parecer, tenía esperanzas albergadas en su candidatura, era Sofía Vergara, la exhuberante actriz colombiana, que interpreta en “Modern Family” (descojonante serie) a la pareja del mítico Al Bundy de Matrimonio con Hijos. Vamos, de Ed O’Neill. Que linda parejita:

Sofía es una tía maja y cercana (no tanto como uno quisiera), que hasta tiene un Twitter que ella misma actualiza. Este:

Sofía estaba nominada a mejor actriz de reparto en los Globos de Oro (como lo estuvo en los Emmy). Pero no se lo dieron (como pasó en los Emmy). Se lo dieron a Jane Lynch por su papel en Glee (como pasó en los Emmy).

Esto puede dejar jodido a cualquiera… pero no a Sofía. Bueno, igual sí… como demostró ella misma, en español, además:


(Escrito a las 3:45 a.m de España, aprox)

Pero… enseguida se lo tomó como deben tomarse estas cosas. A pecho. Yo… ya me entiendo. Si no, mirad:


(Escrito a las 3:47 a.m. de España, aprox)

¡Claro que sí, Sofía!
Si es que, quien no se consuela…

Ahora que lo pienso… el que no me consuelo soy yo entre esos premios de Sofía. Maldita sea. Debo abrirme un Twitter para llorar. Y consolarme.

La Antesala de los Oscar (Visite Piso Piloto)

Bueno, mientras publico este post, se entregarán los premios de los Globos de Oro. Esos premios tan guays donde distinguen entre comedias y dramas. Esos que siempre llaman los periodistas cutres “la antesala de los Oscar”. Ya ves. Donde cuelgas los abrigos.

El tema es que he pensado: qué fácil es hablar después de saber los premios, Escri. Es casi tan fácil como hablar antes.

Así que voy a ir más allá y voy a hablar CASI DURANTE.

Voy a publicar una porra (¿por qué se le llamará porra, alguien lo sabe?) sobre los ganadores. Si acierto todas me volveré insoportable y publicaré un post que consistirá en una foto mía (por fin) diciendo “Já!” y un texto que repetirá una y otra vez “OS LO DIJEEEEEEE!”…

Si acierto al menos la mitad, me regalaré un premio que consistirá en… uhm… el último mazapán que queda por casa de los estragos navideños.

Si acierto menos. Me regalaré un baño de humildad o quizá criticaré la decisión de unos votantes claramente gagás (¡contradecir mi criterio!?).

Así que, ahí voy:

Premio Cecil B. DeMille:
Robert De Niro

Vale, este era fácil. Seguimos.

Best Motion Picture – Drama
La Red Social

Sí. Podría ser que apareciera The Fighter, que no la he visto (¿Aquí cómo la llamarán, tras usar “El luchador” para “The Wrestler”?) pero hablan maravillas. Aun así creo que la favorita será esta.

Best Performance by an Actress in a Motion Picture – Drama
Natalie Portman por El Cisne Negro

La verdad es que esta es a voleo. El resto de películas de candidatas tampoco las he visto, pero han premiado a la Portman en los premios de la crítica y me da a mi que eso ya da puntos. Además, es una de las películas con ciertas nominaciones, así que… bah, sí. Portman!

Best Performance by an Actor in a Motion Picture – Drama
Colin Firth, por El Discurso del Rey

Sí. Al Colin le tienen ganas, es buen chaval, da imagen, no es Mark Wahlberg, pese a que este ahora en su faceta de productor ejecutivo, lo peta (tras Entourage, produce Boardwalk Empire). Así que se lo darán a él, supongo. Es el problema del reparto coral en “La Red Social”.

Best Motion Picture – Comedy Or Musical
The Kids are All Right

No he visto la película, pero tiene a medio reparto femenino nominado, el guión también… igual me cuelo, pero venga, ahí está. (Es que The Tourist me parece taaaan floja).

Best Performance by an Actress in a Motion Picture – Comedy Or Musical
Julianne Moore por The Kids Are All Right

Esto es porque me mola, ¿qué pasa?. Además, está casada con un guionista. A tope con Julianne!!

Best Performance by an Actor in a Motion Picture – Comedy Or Musical
Kevin Spacey por Casino Jack

Johnny Depp al estar nominado por dos películas (vaya 2) dividirá sus votos, así que no creo que salga. Me la juego con Kevin, aunque no he visto la peli. Así soy yo.

Best Performance by an Actress In A Supporting Role in a Motion Picture
Helena Bonham Carter por El Discurso del Rey

No, no me volví loquete. Es que las 2 secundarias de The Fighter se van a quitar los votos mutuamente y EN CAMBIO, me da que a Helena Bonjamjarterjm (como decían en La Hora Chanante) le van a sumar los de Alicia en el País de las Maravillas con estos de El Discurso del Rey. He dicho.
Es divertido que la categoría de “actor secundario” no se divida en dramas y comedias. Claro, como en muchos dramas está el típico actor secundario con rol cómico… supongo.

Best Performance by an Actor In A Supporting Role in a Motion Picture
Christian Bale por The Fighter

Al parecer, se sale el chaval y yo creo que hay ganas de darle un premiete desde hace tiempo. Aunque ese Michael Douglas ahí… intimide. Pero yo creo que va para Bale.

Best Animated Feature Film
Toy Story 3

Esto es así. Y me jode, porque con la excusa de que existe esta categoría, no se nomina Toy Story 3 a mejor película a secas, cuando debería ser así. Es la mejor película americana del año con diferencia (y “Como entrenar a un dragón” también es bien maja)

Best Foreign Language Film
El Concierto

No sé por qué. Creo que es que le pillé manía a Biutiful. Pero vaya, que igual gana Biutiful.

Best Director – Motion Picture
David Fincher por La Red Social

Le tienen muchas ganas al chaval y yo creo que ya va siendo hora…

Y pasamos al importante (para el blog):

Best Screenplay – Motion Picture
Aaron Sorkin por La Red Social

En unos premios donde concursan series de televisión, Aaron Sorkin tiene muchos puntos a favor por su trayectoria. Además, creo que es un buen guión y el resto (a falta de ver 127 Hours) no creo que le hagan sombra, porque Inception es demasiado cerebral-farragoso para premiar.

Además, aquí en los Globos de Oro sólo hay una categoría de guión, a diferencia de los Oscars. Ahí el reparto supongo que será el de Guión Original para El Discurso del Rey y Guión Adaptado para La Red Social. Pero aquí, ganará La Red Social la categoría única.

Y por aligerar, pasamos a los de la tele y acabo la porra (a la porra con ella):

Best Television Series – Drama
Boardwalk Empire

La producción de la HBO con Scorsese (y Wahlberg) detrás es la sensación de la temporada, frente a otras que repiten y un “The Walking Dead” que creo yo que ha decepcionado bastante en su recta final.

Best Performance by an Actress In A Television Series – Drama
Julianna Margulies por The Good Wife

La verdad es que no me decidía por ninguna. Y he pensado en Julianna… porque me recuerda a Julianne!!! No, bueno, en The Good Wife está estupenda. Veremos. Aquí me la juego.

Best Performance by an Actor In A Television Series – Drama
Steve Buscemi por Boardwalk Empire

Sin más. Es impresionante el personaje. Y es la novedad.

Best Television Series – Comedy or Musical
Glee

Porque, ¿30 Rock otro año más? Pues yo que sé… sí. Pero yo creo que van a premiar el petardazo de Glee. Veremos!!

Best Performance by an Actress In A Television Series – Comedy or Musical
Lea Michele por Glee

Esto va junto a mi apuesta de Glee a mejor serie. Veremos! (Si se lo dan a Tina Fey yo tan contento, eh).

Best Performance by an Actor In A Television Series – Comedy or Musical
Steve Carell por The Office

Bueno, aquí me la juego, por no poner a Alec Baldwin, pero igual hacen un pequeño homenaje al fin de The Office? Nah, se lo darán a Baldwin, verás… y yo poniendo a Carrell…

Best Mini-series or Motion Picture Made for Television
The Pacific

A mi no me gustó ni la mitad que “Band of Brothers”, pero son Tom Hanks y Steven Spielberg, así que… además, el resto tampoco es que lo petaran. Sobre todo “Los Pilares de la Tierra”, con ese final tan precipitado, donde, como opinaba un amigo, “En los últimos episodios parece que hubieran disfrazado a los operarios de desmontar decorados de extras y así podían recoger más rápido mientras terminaban.

Best Performance by an Actress In A Mini-series or Motion Picture Made for Television
Judi Dench por Return To Cranford

Más que nada, para seguir con el chiste de que esta mujer gane todo a lo que se presente.

Best Performance by an Actor In A Mini-series or Motion Picture Made for Television
Al Pacino por You Don’t Know Jack

Es Patxi, así que… Aunque a mi me hubiera encantado que lo ganara Stringer Bell en Luther. Ya me entendéis…

En fin, hay mil categorías más, pero estas son con las que juego.
¿Vosotros queréis participar? Vale jugar pero antes de que den los premios, eh!!!

Tras la entrega, comentamos mi porra (y las vuestras si hay) y los resultados. A ver qué pasa!!

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: