Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Reflexión idiota del día: Cine de animación, envejece ahora más

Vale, tras el titular, que es tan idiota como la reflexión, expongo:

En estas fechas tan señaladas (hay gente que las señala con el índice en el calendario, otros con el anular hacia arriba al Corte Inglés), uno acaba compartiendo algún momento con esos bichos que pueblan la tierra y que hacen que su ropa esté poblada de tierra también cuando bajan a un parque o a la calle: los críos.

Así que, dado el espíritu festivo de los programadores de tele y la cantidad de canales de dibujitos que nutren la TDT y televisión por cable, es inevitable no parar de ver dibujos animados como unos locos. Además, no sé si os pasa, pero las alternativas “de carne y hueso” en esos canales son realmente aterradoras, así que… donde esté un Bob Esponja…

Pues bien. Estos días he estado volviendo a ver viejas películas Disney. Y con viejas, me refiero a cositas de hace nada. Por ejemplo: Monstruos S.A.

Quitando el hecho de ver a mis sobrinas anticiparse a todos y cada uno de los diálogos de la película (ellas sí que saben admirar el trabajo de un guionista) y de gritar cada poco: “¡Ojito saltón!”, me he dado cuenta de una cosa: ha envejecido un poquito. Ojo: me refiero a pequeñas, infinitésimas partes. Me refiero a una tontería, porque siguen siendo unos peliculones maravillosos. Pero… ha envejecido un poquito en una cuestión inevitable, la tecnología.

Las películas de animación han conseguido cosas increíbles desde que existe la capacidad de hacerlo digitalmente: en concreto, ahorrar trabajo a los miles de dibujantes que había antes. Pero también han propiciado que, efectos, texturas y animaciones costosísimas… ahora canten.

El agua, el pelo, el fuego, ese tipo de “retos” con los que se enfrenta un profesional de este gremio, a la hora de animar, puede quedar pobre viéndolo en animación digital ahora, si se hizo hace más de 5 años, por ejemplo.

Me pasó ayer: el agua en el retrete. La piel de Mike Wachowski, las caras de los niños intentando imitar demasiado la humanidad y quedando en caras con botox…

Y pasa todavía hoy cuando, en Toy Story 3, el momento donde más se resiente la película siempre es en la presencia humana. Intentando dar una pátina de hiper-realismo, la cosa se queda mustia (en cambio, la cría, como es más “caricatura mona”, se salva con nota).

¡Y ahora, llega el momento abuelito: “esto antes, no pasaba”!

Pero sabéis que tengo un poco de razón: antes, con la animación tradicional dibujada, no ocurría lo mismo. ¿Por qué? Porque eran dibujos trazados… creo que el hecho de la mera impresión pictórica le da un aire artístico-plástico que anula la búsqueda de la realidad al imponerse una búsqueda de la “representación”, sin más. Da más pie a la caricatura, a la exageración, a las formas personalizadas según un diseño. En las películas Disney clásicas, cada película estaba “dibujada” con un estilo artístico distinto.

En la animación moderna, hay veces que no: los niños de Monstruos S.A, los de Toy Story, los de Buscando a Nemo… son todos los mismos, un intento de realismo, casi en un universo compartido.

Esto es Buscando a Nemo

Claro que luego llega “Up” y te desmonta el chiringuito de la teoría. Porque sigue el principio que os decía: crear su “interpretación” del ser humano, sin intentar cuadrarlo en el “realismo”.

Bueno, voy a volver a ver si queda algo de cava y turrón y ver en la tele si ponen cualquiera de estas maravillas de las que hablaba. Si eso, ya les suelto otra indigestión por aquí. Pero vaya, que podéis opinar, eh…

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Reflexión idiota del día: Cine de animación, envejece ahora más

  1. ¿qué necesidad hay de realismo? Yo no veo a los humanos de Pixar como intentos de representar fielmente a los humanos (sólo hay que ver trailers como el de Mass Effect 3 o el de Batman Arkham City -videojuegos- para saber que se pueden conseguir texturas mejores) sino como ese nexo que existe entre todas las pelis de Pixar, a parte de las relaciones directas que hacen ellos con proyectos futuros (por ejemplo en Monstruos S.A., cuando Boo le da a Sully la pelota de Toy Story, la Vaquera de Toystory 2, un muñeco de Nemo…), son como los muñecos de Barbie y Ken, salvando las distancias. Claro que se han mejorado las texturas, pero dudo que las películas se haya desvalorizado.

  2. desde “Final Fantasy” la representación humana ha sido un tema “polémico”…
    Este artículo puede que os resulte interesante, aunque la idea nace en relación a los robots, es el mismo principio para la animación.
    Los fans de “The polar express”, si es que los hay, que se abstengan de leerlo 😉
    http://en.wikipedia.org/wiki/Uncanny_valley

  3. Mira este enlace: http://psicologiacine.blogspot.com/2010/12/atraccion-y-repulsion-

    Puede que dé alguna explicación.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: