Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Chaval, te voy a dar una lección sobre la vida…

Bueno, ya sabéis que me esta gustando mucho Boardwalk Empire. Eso no quiere decir que no le encuentre…

¿Defectos?

No, yo no los llamaría así. Diría más bien que son trucos. Líneas que evidencian donde termina la piel y empieza el maquillaje.

Costurillas, refajos, hilos de marioneta. Cosas que están ahí por un motivo pero que sería mejor que no se notaran.

Los guionistas de Boardwalk dejan ver un poco de esto al usar un truquito muy efectivo (yo me he dado cuenta porque soy muy listo). Son un tipo de escenas que podríamos llamar “Escenas parábola”. Le gustan mucho a Tarantino.

Ejemplo:

Kill Bill II:

Historietilla al calor de una fogata sobre la irascibilidad de Pai Mei. Bill se la cuenta a Beatrix (y a nosotros) para que sepamos lo peligroso que es tocarle las borlas sagradas al monje en cuestión.

No digo que Tarantino se haya inventado el recurso pero sí que lo ha puesto de moda. Son marca de su casa. Lo ha convertido en su estilo y le sale fenomenal.

También veo muchas películas o leo guiones que no son de Tarantino y que incluyen su propia escena parábola. ¿Por qué? Creo que hay dos motivos:

1) Si están bien escritas son útiles, chulas y sorprendentes.

2) Son un vehículo de lucimiento para el guionista. Son el Porsche de los diálogos.

Pero en este último punto es donde la empezamos a joder. Porque las escenas parábolas también tienen su contra, y es que son muy artificiales. Si no se hace con mesura pueden cantar un poquete.

Porque cuando dos personas hablan en el mundo real, lo normal es que se digan lo que se tienen que decir sin muchos rodeos:

“Ten cuidado con el malahostia de Pai Mei, que si le cabreas es capaz de matarte”.

Y entonces sí, puede que esa persona para demostrar su afirmación te cuente la misma historia que Bill en la película.

Pero sería raro que sucediera al revés, primero la historia y después la conclusión. Si ocurriera así probablemente mandaríamos a nuestro interlocutor a la mierda, por petulante o por brasas.

“¿Tú que te has creído, dándome lecciones sobre la vida? ¡a mí!”

Algo tiene esta forma de contar que siempre deja al que cuenta la parábola por encima del que la escucha.

No creo que sea una casualidad que las escenas parábolas suelan darse en películas de género gangsteril. Boardwalk Empire es, como sabéis, una serie sobre la corrupción y los gangsters en la época de la Ley Seca. No he visto ni siete capítulos y ya tengo la sensación de que se abusa un poco de este recurso. Sin ser muy exhaustivo ahora mismo me acuerdo de tres momentos, pero voy a comentaros el que es mi preferido:

Nuestro querido Omar de The Wire tiene un papelito en Boardwalk. Es un contrabandista que tiene una charla con un dirigente del KKK. Empieza contándole una historia: “mi padre era carpintero…”.

Mientras tanto, el que escucha, que está atado y en inferioridad de condiciones, se va poniendo más y más nervioso. “¿Pero qué dice este de una estantería? ¿dónde quiere ir a parar?”, parece que está pensando. Y en este punto el espectador está igual de perdido e intrigado.

Resumiendo mucho, la historia va a parar en que a su viejo se lo cargó el Ku Klux Klan. Y por eso tiene todo el sentido del mundo que ahora se haya traido las herramientas de carpintero de su padre para tener un diálogo sincero con otro miembro del KKK.

Conclusión de la parábola: alguien lo va a pasar muy mal y esta vez no le toca al negro.

La escena es buenísima. Inteligentísima. 100 % efectiva. En vez de enseñarnos cómo le tortura nos enseña el odio que siente el torturador, de modo que la violencia consecuente te la imaginas tú y va a ser siempre mucho peor que lo que te puedan mostrar en imágenes.

Además la historia contada por Omar, perdón, por Chalky White nos aporta color, contexto de la época e información valiosa sobre el personaje, porque que a su padre lo hayan asesinado no es cosa banal. Es interesante y seductora.

Lo malo es que cuando vi esta escena yo acababa de ver otras dos muy parecidas. En otros dos capítulos de la misma serie.

Y eso, qué queréis que os diga, le resta un poco de encanto.

Hace diez o quince años esta repetición pasaría desapercibida, pero ahora ya no. Ahora nos autorecetamos los capítulos de tres en tres. Raro es que pase una semana entre uno y otro.

¡¿Se puede saber cómo llenábamos el vacío de nuestras vidas antes?!

Si hay algún seguidor de la serie en la sala, ¿sería capaz de encontrar más momentos parábola?

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Chaval, te voy a dar una lección sobre la vida…

  1. Bueno, la serie empieza con una.

    Después está Jimmy hablando de la guerra, Nucky hablando del guante de baseball…

  2. Vamos a ver, Escrito, y q esto no te siente mal xq me caes bien, pero es q la culpa la tienes tú.
    El problema es q ahora te estás pegando el atracón en vez de ver la serie tal y como los q la hicieron quieren q la veas, q es con 6 días de diferencia entre un capítulo y otro.
    Claro, normal q te parezca repetitiva.
    Cuando yo ví la mini serie de “Orgullo y Prejuicio” tb me dió la sensación de q esa peña se pasaba todo el día de baile en baile. Pa q luego digan q los fiesteros somos los españoles… pues no te digo na los ingleses del siglo XIX!!
    Pero claro, si te digo q me ví todos los capítulos la misma noche, a q la cosa cambia?
    Yo te recomiendo q te lo tomes con tranquilidad, q luego la cosa se acaba y te da la bajona.
    Un saludo a todos!!

  3. Te juro que anteayer mismo pensé exactamente lo mismo!!

    Y es que he empezado a verla y aún ni me sé los nombres de los personajes. Pero lo de que un malo entre a hablar con el jefe de los malos y este empiece con “Te voy a contar una historia. Hace tiempo había por aquí un tipo que se dedicaba a comer bolas de billar…” es cierto que la secuencia mola, pero te hace pensar “Cómo controla la narrativa y los tempos este ganster. ¡Qué pena que se dedique a matar cuando podría ser guionista y -como es americano- vivir a cuerpo de rey sin jugarse el pellejo!”

    Momentos en los que nos puede la pluma. Son fallos, pero de vez en cuando… mola

    Podrías hacer otro post con esos momentos en el que son los productores o los directores de casting los que se sobran y te muestran a la Julia Roberts (o similar) haciendo de Erin Brockwich (o similar) y diciendo “No tengo un puto duro, no sé qué hacer con mi vida” y te dan ganas de gritar a la pantalla “Si eres una de las mujeres más hermosas del planeta, joder. ¡Hazte modelo!!”

    Al final… todo son licencias.

  4. A mí esta secuencia de Chalky White me parece ‘fusilada’ de una escena de ‘Mississippi Burning’, gran película de los 80 protagonizada por Willem Dafoe y Gene Hackman.


    A partir del 3’30”

  5. Escrito por en dijo:

    Pablo, es verdad, ése que dices es un momentazo. Yo estaba pensando en otros dos: cuando la viuda le suelta el rollo del músico callejero a la amante de Nucky y el de las bolas de billar que menciona Daniel S.

    Por cierto Dani, muy bien visto eso de “cómo controla la narrativa y los tempos este gangster” jajajaja. Tienes toda la razón.

    Sar, tú también tienes razón. Soy un ansioso y me doy atracones de series. Aún así sigo pensando que se les va la mano con este temita, eh?

    Espectador, ¡se parecen un huevo las dos escenas! Pero me gusta más la de Boardwalk.

  6. No me había dado cuenta de esto, pero es cierto. ¡Gracias!

    El discursito de Darmody al matón, hablándole de la guerra y “perdonandole” la vida antes de que su amigo francotirador le de boleto es impagable.

    Me está encantando la serie, y sospecho que va a dar que hablar.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: