Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Un guionista mordió el polvo (y yo me alegro)

tercer hombre

Atención a esta escena:

Un hombre espera a una mujer. No sabe si la mujer quiere que la espere pero él ha decidido probar, por qué no. Como si el paisaje no fuera ya bastante meláncolico hay hojas cayendo de un árbol. Transcurren muchos segundos en los que no pasa nada, salvo que la figura de la mujer va haciéndose más grande según se acerca al punto de vista del público y es entonces cuando un espectador entusiasta como yo comprende que está asistiendo a un momento único. Todos los momentos lo son, diréis, y sí, pero éste es uno de esos momentos que han venido para quedarse. Con esto quiero decir que si este personaje pudiese seguir con su vida una vez acabada la película, dentro de quince años se encontraria llenando el depósito de su coche en una gasolinera (por ejemplo) y sin saber por qué, se acordaría de este momento.

La expectativa. Muchas veces las expectativas son más importantes que la resolución de las mismas. ¿Conseguí meterle mano a mi compañera de clase cuando fuimos a ver La lista de Schindler? No me acuerdo. Pero sí recuerdo que lo pensé hasta marearme. Volviendo a la escena, tras esos segundos de no pasar nada de repente sucede algo: la mujer pisa la misma tierra que el hombre, pero no se detiene. No le mira. Sigue adelante. O sea, que lo que pasa es que no pasa nada. La expectativa fracasa y entonces el momento único se convierte en un momento lleno de decepcionante realismo. Tanto que la mujer se acerca a la cámara, la sobrepasa y da la sensación de que también nos ignora a nosotros.

El hombre saca un cigarrillo, en un gesto que parece la resignación misma hecha tabaquismo, como diciendo “bueno, yo lo he intentado, me fumo un piti y me olvido”. Y ya está. Pero tú y yo sabemos que no se olvidará.

THE END.

Qué gran final el de El tercer hombre, ¿no? Cuanta verdad e ironía en un par de minutos.

Pues no fue así porque su guionista lo quisiera. No, según se relata en esta página:

Carol Reed, director de El tercer hombre, es el realizador que ha adaptado más novelas de Graham Greene (El ídolo caído y Nuestro hombre en La Habana). El escritor británico tuvo serias desavenencias con el director por los cambios realizados a su guión de El tercer hombre, sobre todo en el final pues, según él, alteraba el sentido moral de toda la película y Greene rompió toda su relación con el realizador.

En efecto, en el guión, cuando Anna vuelve del cementerio donde acaban de enterrar a Harry, Holly le espera, ella se acerca y se van juntos. “Así es la vida. Los hombres y las mujeres terminan por irse juntos”, comenta Greene. No siempre“, replica Reed, que se limitó a obrar a su antojo: Alida Valli pasaría ante Holly, erguida sin mirarlo siquiera, confiriendo así a la escena una magnitud cuya belleza admitió Greene más tarde. Con el tiempo reconoció que el cineasta inglés fue el mejor adaptador de su obra literaria.”

Permitidme una apreciación personal: veo el “no siempre” de Reed y lo doblo a un “casi nunca”, así que imaginaos lo mucho que me alegro de que su criterio se impusiera sobre el de Greene.

Conclusión: Un piti para Reed por llevarse el gato al agua y otro para Greene por reconocer que tenía razón tiempo después.

Anuncios

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en “Un guionista mordió el polvo (y yo me alegro)

  1. El otro día fui a un encuentro con Buck Henry, el guionista de El Graduado, y cuando alguien le preguntó cuál era su película favorita de todos los tiempos, respondió que El Tercer Hombre. Me hizo ilusión que alguien mencionase esta peli, que muchos recuerdan pero que, a veces, parece que se olvida entre el mogollón de obras maestras del Hollywood clásico. Básicamente… los buenos se remiten a los buenos.

  2. Qué bonito post! No tengo más que añadir, más que no gracias señor (o señora) Xing, no quiero pulseras, yo la bisuta me la compro en el H&M.

  3. Estupendo post, no tenía ni idea de que esas desavenencias. Gran película a todos los niveles. Una de mis top de siempre.

  4. Cracker, Escri. Me ha encantado el post, me uno a la ovación!
    Y me encanta esa película… ya estoy escuchando la bso… 🙂

  5. Hay un muy buen relato de Sam Shepard inspirado en esta secuencia del que me he acordado al leerte hoy. No voy a poner el enlace, pero es fácil encontrarlo. Se titula “Todos los árboles están desnudos”.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: