Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

El tubito del poder

¿Habéis hecho huelga? Yo sí. Como todo hijo de vecino tenía mis dudas. No sabía qué hacer. Hasta que leí este post. Pocas veces uno es consciente del momento exacto en el que se toma una decisión. Yo tomé la mía un segundo después de leer la reflexión de Alberto Olmos.
Cuando el propio cerebro te dice “oye colega, no doy para más” es bueno destapar otras seseras y ver qué se está cociendo en cerebros más capaces que el tuyo. Pero ten cuidado, ¡a ver qué seseras escoges!

Mientras veía la huelga retransmitida por televisión me he acordado de otro drama social que también se puede seguir a través de los medios: el de los mineros chilenos que llevan atrapados desde hace casi dos meses en las tripas de un yacimiento.

Se ha dicho que los mineros matan el rato viendo películas.

Pero ¡ojo! No cualquier película. Esto es como de las seseras, hay que escoger bien, no vaya a ser que se depriman y se suiciden como lemmings. Así que hay un equipo de gente al pie de mina que se encarga de decidir qué cosas se les da a los mineros a través de un tubito propulsado por sonda y qué cosas no. Veamos, por ejemplo…

¿Tabaco?

“No, tabaco no, que es malo para la salud. Además, ¿no os parece una ocasión única para dejar de fumar?”

¿Videojuegos?

“No, los videojuegos potencian el aislamiento y ahora lo que vosotros necesitais es estar unidos. Más unidos. De hecho, estamos pensando en derrumbar parte de la habitación. ¡40 metros cuadrados para 33 personas es demasiado!”

¿Biblias?

“Hombre, por fin me pides algo sensato. Biblias las que quieras. Mira, te voy a enviar 33, que no se diga que escatimamos”.

Como método educativo el del tubito me parece infalible. ¿Cuantos padres no se frotarían las manos si pudieran aplicarlo en sus hijos adolescentes?

Volviendo a las películas, el psiquiatra al cargo del rescate ha decidido que los mineros pueden ver acción y comedias. Nada de dramas intensos.

Me gustaría ver su lista. Por ahora se ha hablado de tres títulos: “Troya”, “El curioso caso de Benjamin Button” y “La máscara”.

Curioso lo del “Curioso caso”, ¿no? Por lo que yo recuerdo, aquello era un dramón muy grande.

Pero bueno, esto es como todo: allí el que decide es que tiene el tubito. ¡El tubito del poder!

¿Tú qué harías si tuvieras el tubito?

Yo, tengo muy claro qué tres películas no les pondría: “The descent“, “¡Viven!” y “Buried“.

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “El tubito del poder

  1. Tocando al viento!
    Juju

  2. ya puestos, tampoco kill bill ni el episodio que dirigió tarantino de CSI

  3. Me parece terrible la selección de películas que les ponen a los pobres mineros. Que te pongan a Jim Carrey en un lugar del que no puedes escapar es muy cruel…
    Yo sí tengo claro la peli que les pondría, pero no a los mineros, sino a los que están fuera: El Gran Carnaval de Billy Wilder.

  4. Al Swearengen en dijo:

    Estupendo post, querido escrito.

  5. sin duda alguna, les pondría esta:



  6. Antonio Molina en dijo:

    ¡¡Genial, harlock!!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: