Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

¿Mejor hacemos una película buena, o una película rentable?

Seguramente, cuando uno se pone a soñar que va a escribir un pelotazo, tiene 2 sueños de “éxito”.

1- Petarlo en la taquilla.
2- Petarlo entre la crítica.

Lo primero da de comer a todos (el guionista también, pero os aseguro que se forran muchos más que él). El segundo, da de comer al ego y puede vestir un currículum de “autor”. Aunque haya productores que huyan de la peste de ese currículum si la recaudación ha sido un truño.

Porque existe un concepto clave a la hora de valorar, por parte del señor con despacho y puro, si lo ha petado o no. Y no es la crítica (aunque si acompaña, fenomenal). Se llama el “retorno de inversión“.

El retorno de la inversión viene a ser el porcentaje de beneficio respecto a la inversión. Fácil. Si costó 10 millones y recaudó 10, pues tienes un retorno del 100%.

Pero justo ahora, llega una lista hecha por CNBC que indica los mejores retornos de inversión del cine, deduzco que a partir de ciertas cantidades millonarias (porque hay películas pelonas que costaron 3 duros y recaudaron lo suyo, pero claro, no llegaron a recaudar pastizales, pese a que el porcentaje seguramente será mayor).

Y en esa lista, la película que más pasta ha retornado respecto a inversión ha sido “Mi gran boda griega“, con 369 millones de dólares de recaudación. Costó 6 millones, así que eso es un retorno de inversión del 6.150 por ciento. Es decir, recuperó lo que había costado multiplicado por 61 veces y pico. Flipa.

¿Habéis visto la película? Supongo que sí, en algún autobus, avión o tren. Es el productor IDEAL para los distribuidores de estos canales. Y claro, eso, triunfa. Película supuestamente simpática, comedia romántica, familias tradicionales frente vida moderna, pez fuera del agua, etc… resultado: petó. Pero no es una fórmula: es una potra. Fijaos en ese guión: ¿alguien puede escribirlo pensando “voy a petarlo”?

No, fue escrita por su protagonista, Nia Vardalos, para teatro. Rita Wilson, mujer de Tom Hanks, la vio y dijo: “hay que hacer una peli”. Y mirad. Y jamás fue líder de taquilla ningún fin de semana. Ni recaudó millones en su estreno. Fue… poco a poco.

Porque, claro, no tiene comparación este caso con el de la segunda en lista: «ET, el extraterrestre» (con un retorno del 3.172%).

Luego ya viene la “fórmula”, con Slumdog Millionaire (con 2.520%), «Pretty woman» (2.013%), «Grease» (1.975%) o «La guerra de las galaxias» (1.938%, donde deduzco que no cuentan merchandising y hablan sólo de la primera de las películas producidas).

Hay entonces un sitio para un producto más “independiente”, «American beauty» (1.780%), otro para el morbo de Mel que supongo que aupará el tema religioso, con «La pasión de Cristo» (1.749%), y enseguida volvemos a lo comercial: «Solo en casa» (1.590%), «Ghost» 1.446%), «Tiburón» (1.308%), «Resacón en Las Vegas» (1.297%) «Algo pasa con Mary» (1.194%), «Señora Doubtfire» (1.160%) y… «El señor de los anillos» (1.008%).

No es una lista que indique claramente de dónde han sacado los datos, pero desde luego es orientativa… para desorientar.

¿Hay una fórmula para petarlo? Lo dudo.

Esto es cine y como ya dijo William Goldman: Nadie sabe nada.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “¿Mejor hacemos una película buena, o una película rentable?

  1. No sé, me has dejado un poco confundido con la fórmula. A priori yo no la veo en Slumdog Millionaire, ni en Resacón en las Vegas, aunque como dices luego ese listado desorienta.

    En EEUU hay muy poca gente que no quiera hacer dinero porque allí hay inversión privada, entre otras razones, y el circuito indie y el mainstream son dos mundos que apenas se tocan.

  2. Junior, no intentaba hacer una fórmula común para toda la lista. De hecho, no era ni un intento de fórmula, era más bien una enumeración de ingredientes, pero sólo refiriéndome a “La Gran boda griega”. Perdona la confusión!

    Eso sí, lo del cine indie… hace tiempo que ese circuito y el mainstream están más que unidos, para desgracia del primero. Cosa de los hermanos Weinstein. Ahí, además de pasta y rentabilidad, se sumó la obsesión por los Oscars.

  3. Bueno, en realidad me refiero a que las producciones independientes, según el WGA y el Director’s Guild tienen salarios drásticamente diferentes, no en cuanto a ambiciones. Salud!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: