Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Joyas del pasado 3: Una pura formalidad

¡Recórcholis! Ya me había olvidado de esta sección que inauguré a principios de verano, una excusa para poder despacharme a gusto sobre las películas que a mí me diera la gana, pues tener que ceñirse únicamente a los estrenos es algo que le quita a uno las ganas de escribir y casi hasta de vivir.

Tras un primer post hablando de una película francesa (El salario del miedo) y un segundo sobre una japonesa (Ohayô) os traigo hoy una película italiana:

Si nos ponemos estrictos es una coproducción italo-francesa, dirigida por Giuseppe Tornatore y protagonizada en plan duelo interpretativo por Roman Polanski y Gerad Depardieu.

Sé lo que estáis pensando:

VOZ EN OFF MENTE DEL LECTOR

¿Giuseppe Tornatore? ¿Ese no es el que dirigió una película de mucho llorar con niño repelente y adulto desgraciado entre los que surge una amistad entrañable y todo es super bonito y la música suena muy alta en los momentos más emotivos y luego la película se presenta a los Oscar y va y lo gana y todo el mundo incluído tu madre, tu tía y tu pareja dice “vamos a verla, que me han dicho que es muy bonita” y tú piensas “oh, Giuseppe, me cago en tus muertos”?

Sí, Lector, Tornatore hizo Cinema Paradiso. Pero tranquilo: Una pura formalidad es tan diferente a aquella que estoy casi convencido de que el brujo Polanski hipnotizó a Tornatore durante el rodaje, lo dejó sentadito en su silla de tijera, y se puso él a dirigir este thriller existencialista. Cada día al terminar la sesión Polanski susurraba al oído de Tornatore: “cuando escuches dos palmadas vas a despertar, vas a volver a tu casa y le vas a contar a tu mujer con pleno convencimiento que hoy has rodado 20 planos”.

No pretendo quitarle mérito a Tornatore pero esa es mi teoría para explicar por qué Una pura formalidad parece más una película de Polanski que de Tornatore.

Si buscáis información sobre esta película el 100% de las cosas que encontrareis se referirán al aire kafkiano del argumento. A mí me recuerda a las novelas de Simenon, de las que soy fan total.

Un escritor (Depardieu) aparece corriendo en la carretera durante una noche lluviosa en un pueblo perdido de Francia hasta que es detenido y llevado a comisaría. El escritor no lleva su documentación y tampoco recuerda el motivo por el que huía despavorido en mitad de la noche, así que los agentes le obligan a quedarse en comisaría hasta que llegue el comisario (Polanski) para interrogarle.

Toda la acción transcurre entre las cuatro paredes de esa comisaría (salvo algunos flashbacks) en una noche infernal y cuando amanece el escritor ha aprendido una verdad nueva y liberadora sobre sí mismo, que dejará a más de un espectador con la duda de si ha entendido la película.

¿La entenderás tú?

Yo reconozco que tuve que dejar pasar unos minutos para ordenar mis ideas.

La recomiendo mucho.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Joyas del pasado 3: Una pura formalidad

  1. La vi hace un par de días, intrigado por esta entrada.
    Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, me encanta esa atmósfera que crea Polanski .. ups! perdón, Tornatore, en la comisaria. Me fascina sin saber porqué el personaje del comisario, aun cuando creo que Polanski interpreta de una manera demasiado teatral en algunos momentos (solo algunos).
    Echo de menos una subtrama, aunque sea una pequeñita, porque no se si la historia que se cuenta da tanto de si como para un largo.
    Pienso que se le podía haber sacado un poquito mas de jugo al vagabundo, o a la niña, para crear esa subtrama.

    Cuando aparecen los créditos me queda una amargura rara. La de ver una película que sé que podría haberme cautivado, pero que solo me ha entretenido.

    A lo mejor si en vez de Polanski, sale otra persona, mis expectativas hubiesen sido mas comedidas, y hubiese disfrutado más.

    ===SPOILER===
    También es posible que después de haber visto Lost, los finales “estaban todos muertos/en-el-limbo/purgatorio/era-un-sueño” hayan de pronto envejecido como una camisa de seda después de 17 centrifugados.
    ===FIN DE SPOILER===

    En todo caso, muchísimas gracias por esta referencia que no conocía para nada.

    Victor

  2. Gerardo Almodóvar en dijo:

    “Pura formalidad” (1994) refleja, desde mi punto de mira, el talento y buen oficio de Tornatore, magnífico cineasta que ha hecho las delicias de los cinéfilos con obras como “Cinema Paradiso” (1988), “El hombre de las estrellas” (1995), “La leyenda del pianista en el océano” (1998)… Es decir, cine de calidad.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: