Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Películas que son un trauma

El otro día me hablaron de una chica tan excéntrica que está a punto de casarse (ya se puede ser excéntrica).

Al parecer el otro día la muchacha tuvo una idea bastante más inocua que la de pasar por el altar: decidió ir a ver la última película de Woody Allen, Conocerás al hombre de tus sueños.

Salió fatal del cine. Afectadísima. Al borde de un ataque de ansiedad.

La película, tal y como se espera, habla mucho y muy mal del matrimonio, del amor romántico y del fraternal. Y por extensión, del ser humano. “El amor es siempre interesado”, parece querer decirnos un rabioso Woody, y nos lo demuestra: todos los personajes de la película aman interesadamente. El viejo quiere a la puta porque le hace sentirse joven, la puta quiere al viejo porque le da dinero, la mujer casada quiere a su jefe porque le aporta el glamour que su marido no le da, el marido quiere a la vecina porque le ríe las gracias que su mujer ya no. Y luego está ese otro personaje, de una chica que se va a casar y duda…

Entendemos a la chica, ¿verdad? No a la de la peli de Woody, sino a la real, a la excéntrica del primer párrafo. Para que las películas nos gusten hay ciertos mecanismos de identificación que tienen que funcionar.

¿Pero qué pasa cuando esos mecanismos funcionan DEMASIADO bien?

Muy probablemente acabaremos odiando la película. Verla nos hace daño y por eso la odiamos, aunque ella no tenga la culpa.

Hagamos un poco de terapia.

Venga, empiezo yo:

¿Qué es esto? París, Texas. Una película aborrecida por mí durante toda una década. Allá como por el Pleistoceno vuestro Escri andaba bastante colgadillo de una chica que ADORABA esta película. Se ponía en trance cuando hablaba de ella. Era SU película. Yo no la había visto y una noche, en casa, me la puso. La vimos y al poco tiempo esa chica y yo nos separamos, no sin antes desearnos lo peor en la vida. “Ojalá te pudras en París o en Texas”. No sé si lo dije o sólo lo pensé.

Y durante mucho tiempo huí de esa película que, para más inri, trata de una pareja que se hace putadas. O eso creía yo.

Hace no mucho volví a verla. ¿Por qué no? Aquello pasó en otra vida y tenía curiosidad por ver qué efecto producía en mí después de tanto tiempo.

¿Sabéis que descubrí? Dos cosas:

Una, que la película me encanta.

Y dos, que cuando la vi por primera vez hace más de una década, en realidad no la vi. ¡No recordaba ninguna escena! Seguramente me la dormí. O la vi con un ojo abierto y otro cerrado para no decepcionar a la chica, pero con la mente en el país de los sueños.

Ahora os toca a vosotros. ¿Cuáles son vuestras películas-trauma?

¿Hacemos una hoguera y las quemamos todas? ¿O les damos una segunda oportunidad como he hecho yo con París, Texas? Nuca se sabe lo que se puede llegar a descubrir…

Anuncios

Navegación en la entrada única

11 pensamientos en “Películas que son un trauma

  1. A mí me pasó con E.T. Cuando la vi tendría… no sé, diez años o así. Por aquel entonces, el divorcio de mis padres era más real y más cercano que nunca, y no me acuerdo por qué exactamente (no recuerdo casi nada de la película) E.T. me lo recordaba, me pinchaba con esa idea, no me dejaba distraerme, evadirme, escapar de esa situación. Sólo recuerdo sentirme incómoda en el asiento y un tenaz nudo en la garganta. No la he vuelto a ver y, la verdad, no tengo ganas. Lo siento.

  2. Charles Boyer-O en dijo:

    ¿Qué edad tenías Escri, cuando te dormías con Paris,Texas? ¿Qué hace un ceporro semejante pontificando sobre cine, y firmando un blog como éste…?

  3. ¿Qué edad tenía? No sé, pasó hace un década, así que más o menos diez años menos que ahora y diez más que en 1990.

    La segunda pregunta es tan ingenua que no sé cómo contestarla. ¿Acaso no te has dado cuenta de que cualquier ceporro puede escribir un blog y pontificar sobre cine o sobre el pontífice si le da la gana? A mí al menos no me costó nada sacarme la licencia.

  4. Vuelvo a ser yo en dijo:

    A mi pasó con “Colgadas”, una de Diane Keaton. No es una maravilla, pero me hizo pensar en la separación de mis padres como algo trágico por primera vez a los veintipocos años.

  5. tiene razón, hoy día por internet todo el mundo cree que tiene la capacidad de hablar de todo… porque sabe que alguien lo va a leer… y lo que es peor, que alguien le va a creer porque “está escrito”.

    En cuanto a una peli que de niño odiaba… “Blade Runner”, la vi siendo un renacuajo y la odié. la vi en su primer pase televisivo (ya hace años). le volví a dar otra oportunidad con 13 años en vhs y la volví a odiar. Aunque, claro, la copia de aquella colección de ciencia ficción era tan mala que casi se veía gris todo.
    Y un día la ví en la 2 en alucine… y ahí aluciné. Ahora, para mí es imprescindible. Tengo la maleta de la peli en blu-ray…

  6. Tengo cierta tirria a “Olvídate de mí”. Me metí tanto en la película que, mientras la veía, me puse a pensar en a quién borraría yo de mi mente y, ya para acabar de pasarlo mal, también recordé los mejores y los peores momentos.
    Una fiesta, vamos.

  7. Yoesquesoydeletras en dijo:

    A mí me pasó con “Un, dos, tres, al escondite inglés”. La vi hace unos diez años y la odié profundamente (como me recuerda divertida de vez en cuando la persona con la que la vi). Hace poco la volví a ver en un ciclo de Zulueta en la Academia de Cine y me lo pasé en grande, vamos, que me eché unas buenas risas. Y, por supuesto, no recordaba ni una sola escena del visionado de hacía una decada.

  8. taaaaaaniiiiiiaaaaaaaaa en dijo:

    yo tng varias pelis q odio profundamente y q creo q mi existencia sin ellas hubiera sido mjor : 1º waterworld, en mi opinion creo q se tenian q aber tirado de la balsa y aberse aogado todos jejejeje (weno la verda esa era la imagen q mi cabeza recreaba constantemente viendo la peli) 2º bailando cn lobos, vamos a ver sta basura coñazo y lenta lenta lenta como narices le dieron tantos oscar!!!!!!!!!!!!!!! esq no lo entiendo no la salva ni calcetines!!!!! q mania cogi al coño lobo!!!!!!! tenia un rollo mu raro con el prota buffffff q larga… 3º la peor pelicula q recuerdo aber visto en mi vida, mensajero del futuro, es un gran trauma pa mi q toavia no e conseguido superar. y por ultimo la peli mas larga de la historia q no la salva ni lo bueno q esta el prota… 100 años en el tibet!!! no se si eran 100 o 7 pero pa mi siempre seran 100

  9. AL Swearengen en dijo:

    Ufff querido Escrito, me lo pones muy dificil. Si empiezo a mezclar traumas y pelis, no acabo. Los tengo variados.
    Como mola Paris, Texas.
    Saludos!

  10. Menudo trauma en dijo:

    Lo mio es mas simple, os vais a reir cuando leais cual fue la peli que mas daño me hizo en su momento. Tanto que no le pienso dar mas oportunidades entre otras cosas porque ya estoy mayorcita como para que me pueda llegar a gustar. Hoy por hoy me considero una amante del cine a la que le gusta ver de todo y si bien tengo algun bodrio por ahí que ni loca vuelvo a ver, a ninguna película le cogí tanta tirria como a esta, BAMBY me creó una especie de trauma infantil. Y eso que era de la factoría Disney, que se supone que son para niños. Pues bien, no recuerdo haberlo pasado peor en un cine en la vida. Para que esto se entienda primero tendría que aclarar que toda la vida adoré a mi madre, ya sé que el 99% de la gente ama a su madre, pero yo desde que tengo uso de razón tenía clarisimo que la quería mas que a nada en el mundo. Hija única, con un padre obsesionado con su trabajo y distante volcaba todas mis necesidades afectivas en mi madre y pienso que ella, en parte, hacía lo mismo conmigo. Sentía que no me faltaba nada ni nadie si ella estaba conmigo, su sola presencia me daba seguridad y felicidad, le tenía una confianza ciega, siempre consideré que mi madre era mi mamá, mi hermana y mi mejor amiga y lo raro es que siempre, desde muy niña, tuve conciencia de ello, a lo mejor no lo podría describir pero lo sabía. Yo tenía alrededor de cuatro años cuando mi abuela me llevó a ver Bamby, todo iba bien hasta que le matan a la madre. No recuerdo practicamente nada de lo que vi pero sí una sensación de terror y de angustia que me hizo llorar de tal forma que mi abuela me tuvo que sacar del cine en plena película y solo me calmé cuando llegamos a casa y me cogió en brazos mi madre . Pienso que si bien era muy pequeña para entender lo que me ocurría, Bamby me debe haber hecho tomar conciencia de que mi madre algún día moriría y que para morir no se tiene que ser necesariamente viejo. Nunca mas quise ver Bamby, de niña simplemente la evitaba y de mayor le he perdido el interés aunque cuando he ido a alquilar algo para niños reconozco que no la he querido llevar a casa por temor a que les ocurra lo que a mi. No recuerdo haber pensado en la muerte de un ser amado nunca antes de ver esa pelicula. Lo que si recuerdo es la desesperación que me entró en ese cine y el temor que me quedó desde entonces a que a mi madre pudiese pasarle cualquier cosa. 17 años despues a mi madre le diagnosticaron una enfermedad terminal de la que murió siendo aún joven, recuerdo el momento en el que el medico me dijo lo que iba a ocurrir, la angustia, la desesperación y el miedo que sentí. Y pensando en las peliculas que nos dan fobia o por lo menos rechazo me doy cuenta que la primera vez que yo sentí ese sentimiento espantoso de terror e impotencia no fue en la sala de espera de un hospital sino en la sala de un cine de mi barrio.

  11. “Bamby me debe haber hecho tomar conciencia de que mi madre algún día moriría y que para morir no se tiene que ser necesariamente viejo”.

    Buff, qué duro para tener 4 años. Però en tu caso (diferente al de otros) hay que reconocer que así debería ser el cine: emoción. Esa de Bambi era una tragédia premeditada y lo que sentiste ya pagarían muchos cineastas para poder transmitirlo. También deberían poder transmitir sensaciones alegres y placenteras. Eso determina una manera de hacer cine que, aunque lo hay, es difícil de encontrar hoy en día.

    En tu caso la película resalto unos factores ajenos a la película mientras que al escritor, los factores ajenos parece que afectan a la película. Lo primero es muy bueno, es CINE del grande. Lo segundo pues… son experiencias que van pasando por la vida. Como cuando relacionas una canción porqué és con la que te diste el primer pico con alguien, no la hace mejor canción.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: