Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Problemas con Toy Story 3

Las consultas de los médicos en agosto son paisajes postnucleares. No hay vida en ellas. Después de un rato en la sala de espera uno empieza a sentirse como el último superviviente. Todos los demás enfermos han muerto. Sólo quedo yo. Aunque la realidad es bien distinta: todos los enfermos se han ido de vacaciones. Sólo quedo yo (en Madrid). Estoy aquí por una dolencia que me da vergüenza confesar a mi médico y a cada rato miro la puerta de salida. El único motivo por el que me he decidido a venir es que sabía que la consulta estaría vacía y bajo esa circunstancia quizás el doctor no me haga sentir que le estoy robando su tiempo con mi problemilla.

– ¿Qué tienes? – me pregunta, con el boli en la mano, dispuesto a salvarme la vida.

– Bueno, la verdad es que estoy bastante bien. Es sólo una cosita que me he notado y que me tiene un poco preocupado.

El Doctor frunce el ceño. Seguro que la frase que acabo de pronunciar ha precedido a multitud de diagnósticos letales: una “cosita”, un bultito, una gotita de sangre en la orina…

– ¿Qué es?

Yo me aclaro la garganta y se lo digo. Vamos allá. Acabemos cuanto antes.

– No veo bien las películas en 3D.

Se le cae el boli de la mano.

– ¿¡Cómo!?

– Sí, ya sé que es una tontería pero es que he oído por ahí que hay gente que tiene problemas de visión y que no puede ver el 3d, y quería saber si yo soy uno de ellos. Más que nada para no seguir gastándome 10 eurazos en cada entrada.

– A ver, un momento – me interrumpe – exactamente, ¿qué problema tienes con el 3d?

– Pues la mayor parte del tiempo lo veo bien. El otro día, por ejemplo, con Toy Story 3

– ¿Qué tal es? -vuelve a interrumpirme.

– Muy bien. Genial.

– Ajá. Siga.

– Pues eso: que estoy disfrutando de la peli y de repente es como si perdiera la cobertura del 3d. Empiezo a ver halos y tengo que revolverme en el asiento hasta que consigo volver a pillarle el punto. No sé si me explico.

– Perfectamente.

– Es muy molesto. Además salgo del cine con la frente sobrecargada.

– ¿La frente?

– Sí, no es un dolor de cabeza pero casi. Después de dos cervezas se me pasa. En realidad lo que me fastidia es lo de los halos. Me desconcentra. Además en este caso no pagué 10 euros, sino 12, porque fui a un cine especializado con una pantalla de siete pisos de altura.

El doctor tiene los codos apoyados en su mesa y la barbilla encajada en sus manos. Me mira fijamente. Serio. Profesional. Me percato de que hay un hoyuelo en su moflete derecho. ¿Qué es eso? ¿Una malformación? ¿O se está mordiendo el carrillo para aguantarse la risa? A pesar del hoyuelo el médico parece totalmente implicado con mi problema.

– ¿Sabe qué le digo? Que a mí me pasa lo mismo.

– ¿En serio? ¿Y sabe qué puede ser?

Se recuesta en su asiento y me mira de una forma que parece que me calibrara. Como si estuviera a punto de soltar una verdad inasumible para la mayoría de la población y se preguntara si yo iba a ser capaz de soportarla.

– Puede ser que usted y yo percibamos la realidad forma distinta al resto de los mortales -dice-… O puede ser que nos estén vendiendo mierda a precio de oro.

Yo asiento. Y durante unos segundos nos quedamos en silencio.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Problemas con Toy Story 3

  1. vale, así que viste la peli en imax… bien hecho.
    por otro lado me han comentado cuál es el problema de este sistema.
    la mayoría de la gente tenemos tendencia a ver las películas con la cabeza ligeramente inclinada cuando no totalmente doblada y este sistema está pensado para verlo todo totalmente de frente, con lo cual, cuando giramos perdemos una parte de la información visual que nos hace verla “de forma correcta”. por lo tanto, el truco es verla lo más frontalmente posible.
    ahora, me parece interesante la reflexión de tu doctor, escri.

  2. O sea que ademas de sacarnos un pastón, tenemos que permanecer 2 horas en estado catatónico para poder ver bien la pelicula….

    Ya no hay temor de Dios…

  3. Jajajaja, ¡que bueno el post!. A mi las pelis 3D me dan dolor de cabeza (vistas en 3D), cuando vuelva al cine intentaré verla como si estubiera en estado catatónico como dice parra….a ver si va a ser eso, a veces la veo borrosa también, es que ahora necesitaremos libro de instrucciones para ver pelis. Por cierto, yo no me mareé cuando acabé de ver la peli, si no antes de entrar…..a eso se le llama sugestión, o que?. A lo mejor tengo q ir al médico yo también.

  4. Por lo que me han contando, si que hay mucha gente que tiene problemas de visión y no puede percibir el 3d, y muchos ni lo saben. Así que esa escena con el medico seguro que es mas común de lo que parece…

    pd: buen post, se agradece que sigas escribiendo y a este nivel en verano..

  5. tony montanna en dijo:

    el mediico puede salvar vidas mientras tu le cuentas tu jodida odisea en un cine…

  6. email Galicia en dijo:

    La verdad es que hay alguna peli que hasta puede que valga la pena la experiencia del 3D. Aunque de momento, en la única que lo tengo claro es en la de Avatar. Sin embargo, en la gran mayoría, es solamente un truco publicitario para sacar más pasta. Incluso en películas donde el 3D está bastante bien hecho como en esta de Toy Story 3 (porque en otras que crean el 3D en postproducción eso si que es demencial).

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: