Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Woody Allen: ¿oficio, arte o… vagancia?

Ya os he hablado alguna vez de un libro que escribió Eric Lax, “Conversaciones con Woody Allen”, en el que recoge varias entrevistas a lo largo de los tiempos con el pequeño gafotas newyorkino (bueno, el pequeño gafotas pelirrojo, no Marty Scorsese) y es un libro que vuelvo a recomendar.

En él, Woody cuenta su habitual método de trabajo (hasta la saciedad, puesto que lo repite entrevista tras entrevista si así se lo preguntan) y sorprende un poco (no más, porque ya es algo que ha insinuado más de una vez) que todo el trabajo de Allen es un torrente que fluye hasta llegar a la película, sin mucha más dilación:

– Escribe un guión que puede hacer en poco más de un mes, incluso a veces, ha tardado menos. Este guión no lo tocará JAMÁS hasta rodaje y probablemente, no lo relea nunca hasta entonces.
– Lo pasa a producción y resto de equipos. Buscan financiación, buscan casting, localización, planean rodaje.
– Rodaje: siempre en casa. Siempre cerca y cómodo. Llega al set de turno y EN ESE MOMENTO, decide dónde colocarán la cámara o qué movimiento harán con su director de fotografía.
– En ese mismo momento, seguramente, pensará que necesita 3 o 4 cosas de atrezzo extrañas que no hay y alguien saldrá corriendo como un loco a por ello.
– Lee la secuencia, le pide a los actores que la interpreten a su gusto y como mucho, corrige una o dos cosas.
– Si no le convence o al llegar al set, ha pensado otra idea, reescribe el guión completamente junto a sus actores. El guión pasa a ser una base, pero siempre acaba modificado, muchas veces sustancialmente. Muchas otras, con nuevas localizaciones improvisadas.
– Graba un par de tomas, a lo sumo. Si el director de foto le pide una tercera por algún tema, Woody le dice que bien pero suele irse y pasar del tema.
– Normalmente, sólo rueda planos master. Ninguno de cobertura. Ningún contraplano.
– Al acabar el día, ve los copiones y si nota algo raro, vuelve a rodar. Poco más. Le da tiempo de sobra para ir a casa, hacer algo, cenar tranquilamente, ver la tele y dormir hasta el día siguiente.

Y así, hace Woody una película. Y otra. Y otra…
Un método de artista? Un método de genio? El tiene otra teoría:

“No. No soy nada concienzudo. La gente cree que hablo en broma cuando digo eso, pero es cierto. Soy un director muy perezoso […]. Yo me presento, por poner un ejemplo, en el plató de ‘Maridos y Mujeres’, y allí está Carlo Di Palma, sin duda el colaborador menos indicado que podía tener porque es tan poco estricto como yo. Total, que veo que toca hacer […]. Así que echamos un vistazo a nuestro alrededor y, al ver que el sol da en un punto a esa hora del día, decimos: “Vamos a rodar en esa dirección”. Y entonces suelto: “Dios, qué bien quedaría ahí una urna enorme” (ríe) y Santo (Loquasto, su diseñador de producción) replica: “¿Y por qué no me has dicho eso antes?”. “No sé -le respondo-, se me acaba de ocurrir ahora”.

Pero nunca planeo nada. No ensayo con nadie, ni postsincronizo luego los diálogos a nadie. Ni tampoco suelo filmar una misma toma desde distintos ángulos. La gente piensa que eso forma parte de mi estilo, pero de hecho responde al estilo del mínimo esfuerzo. […]

Quería hacer una película donde no tuviéramos que esperar […] Lo que quería era llegar a casa temprano para poder tocar el clarinete, ver a los Knicks y comer.”

Por eso cuando a lo largo de los años insisto en decir que lo único que me impide alcanzar la grandeza soy yo mismo, lo digo completamente en serio. Me han dado más oportunidades que a nadie. Durante treinta y cinco años he dispuesto del dinero y la libertad para hacer lo que he querido. ¿Un musical? Vale. ¿Una historia policíaca? Muy bien. ¿Un drama? Cómo no. ¿Otro drama, aunque el primero fuera un fracaso? Adelante. He hecho lo que he querido.

Así que no he tenido ningún motivo para no hacer grandes películas. Nadie venía y me decía que tenía que tratar tal tema, o que querían ver el guión, o que no podía contratar a un actor determinado, o que querían ver las tomas del copión o del montaje. No ha habido nada de eso. Durante treinta y cinco años he tenido carta blanca y nunca he realizado una gran película. […] No me digo a mi mismo: “Voy a hacer una gran película y pienso ser inflexible. Si es preciso, trabajaré día y noche y llegaré hasta los confines de la tierra”. Eso no va conmigo. Me gustaría hacer una gran película siempre y cuando eso no interfiera en mis planes para cenar.

No quiero viajar, ni soportar largas jornadas de trabajo. Quiero llegar a casa con tiempo suficiente para comer, tocar el clarinete, ver el partido de béisbol y estar con mis hijas. Así que hago la mejor película que puedo en dichas circunstancias. A veces tengo suerte y la cinta queda bien; otras veces ocurre todo lo contrario. Sin duda he sido, no irresponsable, sino perezoso”

¿Vosotros qué pensáis? ¿Eso es oficio? ¿Industria? ¿Asumir el cine como un trabajo más? ¿Arte? ¿Vagancia? ¿Estilo? ¿Genialidad?

Curioso el tío Woody, eh?

Anuncios

Navegación en la entrada única

19 pensamientos en “Woody Allen: ¿oficio, arte o… vagancia?

  1. a ver. Clint Eastwood hace un poco lo mismo. De hecho estos dos siempre ruedan por debajo del presupuesto. Ahora, no es cierto que no se lo curre. En al menos dos ocasiones ha tratado de hacer películas bellas visualmente y es que, seamos realistas, su realización es roma, feista y casi simpre parece la misma película.
    Estas dos películas son “Manhattan” y “Sombras y niebla”. La primera es increiblemente bella, pero recuerda en demasía a “Annie Hall”, por lo que queda un tanto invalidada y la segunda fue un descalabro monumental… creo que no fue a verla si soon yi…

  2. Hombre, algo de genialidad hay. Ese mismo método lo usaba Mariano Ozores por ejemplo…

  3. Maestro Ciruela en dijo:

    Bueno, Vicky Cristina Barcelona no andaba muy alejada de los baremos de la factoría Ozores…

  4. Adrián el de siempre en dijo:

    Creo que es incluso más genial sabiendo esto. Si trabajando bajo el mínimo esfuerzo le salen películas como las que le salen, si trabajara duro hasta los escépticos se rendirían a su gran talento. Pero se nota en algunas de sus pelis que rueda así. Como dice mi admirado Boyero: “¿Qué haríamos sin la joyita otoñal de Allen cada año?”.

  5. El Gabacho en dijo:

    Woody siempre dice lo mismo…porque siempre le preguntan lo mismo.

    El caso es que estoy con Adrián, porque con esa pereza suya, Woody nos ha dejado maravillas como Annie Hall, Manhattan, Hannah y sus hermanas. La rosa purpura del cairo, Alice, Misterioso Asesinato en Manhattan, Poderosa Afrodita, Balas sobre Broadway, Desmiontando a Harry, Match Point…
    O sea, viva el método Allen!!!! O por lo menos a él, le funciona.

  6. Al Swearengen en dijo:

    No me fio de lo que dice un gran artista sobre si mismo, especialmente de cuando es aparentemente malo o humilde.

    ¿Por qué cada vez que se habla de Allen sale a relucir la puta mierda de Viky, Cristina? ¿Que coño pasa con las acojonantes? Por lo menos ocho o diez ¿y las buenas?.. las demás?

  7. Maestro Ciruela en dijo:

    No se ponga hecho un “obelisco”, Al. Las acojonantes pues son acojonantes. Y la que es una puta mierda, pues también.

  8. Yo conozco a gente a la que le ha gustado mucho Vicky, Christina… (yo no me incluyo, pero gente hay)
    Sobre que Woody tiene esa forma de trabajar, con la ley del minimo esfuerzo, no es exactamente que sea un vago, sino que siempre se queda con las primeras opciones, por que le parecen buenas.
    Con respecto a los actores tambien dice: Si tienes a gente de la talla de Diane keaton o Tony Roberts trabajando para ti, y no sacas buenas interpretaciones de ellos, la culpa es tuya. Tal vez esa manera de trabajar, sin tanta presión y repetición es lo que hace que las interprataciones sean tan buenas.
    Y escribir un guion en un mes, corregir un guión en el set de rodaje, es cuestión del talentazo que tiene este hombre, que le sale la creatividad a borbotones.
    Además, ¿quien dice que sus películas serían mejores si fuera más detallista? Cambiaría su estilo, y ya no será Allen

  9. Escrito Por en dijo:

    Por lo que comenta, lo habitual en él es no hablar mucho con los actores (por lo menos, su círculo cercano – Mia, Keaton, etc…-) y menos con los que hacen pequeños papeles en alguna película. Da por hecho que son grandes actores y no es quién para decirles qué deben o no hacer.

    Aunque claro, yo creo que todo esto sí, pero con matices… también es un aura de modestia en plan “na, yo paso”, me da a mi.

    Pero bueno, que a mi todo eso lo que me da es envidia.
    Para nada creo que un tipo que hace una película al año desde hace casi 40 sea un vago. Vamos!

  10. Adrián el de siempre en dijo:

    ¡Eso es verdad, Escri! No hubiera hecho 41 películas, 1 episodio de peli colectiva y 1 telefilme en 44 años de ser tan vago. Yo he oído también que a los actores con papel pequeño apenas les explica cosas -Charlize Theron dice que en sus 2 pelis con él no sabía ni los argumentos- y muy pocos actores leen los guiones completos antes de rodar (Gena Rowlands, Helen Hunt, Radha Mitchell y pocas más)

  11. Sin uda es su priopio estilo, por el caracter qu mantiene; perezoso, Pero es su est.ilo

  12. Bartebly en dijo:

    Yo creo que lo que hace Woody Allen le da realismo a sus películas. Además, en todas sus películas – o la gran mayoría – los personajes tartamudean, es decir, balbucean antes de decir algo, como si estuvieran buscando las palabras, como hacemos todos en nuestra vida cotidiana. La verdad es que le salieron películas muy buenas, pero también otras insoportables. En fin, que siga así, prefiero eso a que se dedique a hacer películas tipo “Avatar” – por cierto, la vi hace poco, ¿no os pareció el malo – el general – casi como un personaje de videojuego? ¡Madre mía!, estereotipación al máximo.

  13. Gerardo Almodóvar en dijo:

    Woody Allen, nunca ha sido santo de mi devoción, pero como a mí me gusta el cine, y no soy fan de nadie, no puedo por menos que, en rigor y puridad, reconocerle un talento que para sí quisieran muchos. Sus sátiras a las costumbres judías, auténtico venero de su humor, y sus personajes neuróticos, quedan ahí, para siempre, haciendo las delicias de cualquier cinéfilo.

    Ahora bien: no toda su obra me satisface; es más, de su extensa cinematografía, sólo se salvan, a mi modo de ver, los siguientes catorce HITOS:

    “Annie Hall”.
    “Interiores”.
    “Manhattan”.
    “Zelig”.
    “Broadway Danny Rose”.
    “La rosa púrpura de El Cairo”.
    “Días de radio”.
    Delitos y faltas”.
    “Sombras y niebla”.
    “Maridos y mujeres”.
    “Misterioso asesinato en Manhattan”.
    “Balas sobre Broadway”.
    “Desmontando a Harry”.
    “Match Point”.

    Esto es CINE, sí, señor. Si además resulta que le invade la vagancia, no hay duda: ¡Allen es un genio!

    Respecto de “Vicky Cristina Barcelona”…, resulta tan tópica, insubstancial y tediosa que, sinceramente, no parece de Allen…

    Saludos.

  14. patricio en dijo:

    a estas alturas creo que el cine de autor debe ser respetado. es tarde para criticarlo… ahora, como el diego, que haga lo que quiera…

  15. patricio barrera en dijo:

    .Resulta que la naturalidad no es cualidad de muchos, y encima que salga un producto digno de ver. Se podrà decir muchas cosas de las pelìculas de Woody pero cuenta una historia, algo que muchos no logran…

  16. es un gran humorista y un buen director ,pero si comparamos sus peliculas con los grandes clasicos,adjetivos como genio le vienen bastante grande ,

  17. erase una vez en el oeste, de sergio leone,le da mil patas a toda la filmografia de woody allen que jamas me ha hecho llorar viendo una de sus peliculas . todos sabemos que nos follariamos a cualquiera antes que a nuestra pareja allen lleva 35 años” pa contar eso”.

  18. Gerardo Almodóvar en dijo:

    “Hasta que llegó su hora” (1968), gran película, gran banda sonora del inefable Morricone, grandes interpretaciones. Obra maestra total y absoluta magistralmente realizada por el gran Sergio Leone. Una cumbre del séptimo arte, como “El bueno, el feo y el malo” y “Érase una vez en América”. ¡Qué grande es el cine de Leone!

    Allen… es otra cosa…

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: