Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Duelo bajo el sol: el escritor y el guionista

– Primero, los protagonistas:

De un lado Joe Penhall, guionista y dramaturgo merecedor de importantes galardones como el Premio del Círculo de Críticos de Teatro o el Laurence Olivier Award. Penhall ha sido seleccionado por la revista Variety para su retrospectiva “10 guionistas a vigilar”.

Un tipo joven con un futuro bastante prometedor.

Aún con todo, el peso profesional de Penhall es -de momento- menor que el de un piojo en la cabeza de su contrincante en este duelo, que no es otro que…

Cormac McCarthy: considerado por algunos críticos como el mejor autor norteamericano vivo. Ganó en 2007 el premio Pulitzer por su novela “La carretera”. Desde que los hermanos Coen adaptaran “No es país para viejos” todo el mundo en Hollywood y en El Corte Inglés sabe quién es Cormac McCarthy. Probablemente en Ikea y en Mercamadrid también.

– Segundo, los antecedentes:

A Joe Penhall le encargan el guión de La carretera. Es decir, la adaptación del libro de McCarthy. Como él mismo cuenta en este artículo:

“Afortunadamente para mí la novela no se había publicado aún cuando empecé a escribir el guión… Desgraciadamente para mí cuando lo estaba finalizando Oprah Winfrey declaró que era su novela favorita. Por otro lado, McCarthy había visto ganar cuatro Oscars a los Coen con la adaptación de No country for old men y empezaba a mostrarse muy interesado en nuestra película, al igual que muchas otras personas en Hollywood”

Se entiende que las expectativas sobre el proyecto crecían y la seguridad en sí mismo del guionista menguaba. Tal era el interés de McCarthy en la película que fue a ver el rodaje en Pennsylvania, a pesar de las bajas temperaturas y, un año más tarde se desplazó hasta Santa Mónica para visitar la sala de montaje.

Pero la gran prueba de fuego consistía en que Cormac McCarthy diera su opinión tras ver la película entera y acabada. Ese fatídico momento lo esperaban el guionista Joe Penhall y el director John Hillcoat con la misma serenidad que dos gatos en una bañera llena de agua.

– Tercero, el duelo: el momento aconteció. Cormac McCarthy viajó hasta Alburquerque en un Cadillac plateado y una vez allí se sentó con el director y el guionista en una sala de proyección dispuesta para ellos tres. Hillcoat y Penhall se cogieron de las manos como los concursantes de cierto programa nefasto cuando están a punto de ser expulsados de la casa… Bueno, no se cogieron literalmente de las manos, porque habría sido un poco mariquita hacer eso delante del mejor autor norteamericano vivo, pero desde luego sí que lo hicieron espiritualmente. A-CO-JO-NA-DI-TOS estaban. Por marciano que nos suene aquí, para ellos la opinión del escritor era importantísima:

“Sabíamos que sólo podríamos estrenar la película que nosotros queríamos con la aprobación de McCarthy. Sin ella, quedaríamos a merced de los cada vez más nerviosos inversores y nuestro futuro en Hollywood estaba en juego”.

Alucinante, ¿no? ¡Ni que fuera Louis B. Mayer! Pero ahí estaban los dos, deseando pasar el trago de una vez. Echaron la bobina a andar y… ¿qué creéis que pasó?

¿Eh?

¡Venga! Decíd algo.

¿Qué podía pasar en una situación como esta?

Que se estropeó el proyector.

Lo arreglaron, pusieron la película otra vez y…

¿Ahora qué?

Pues que se jodió el sonido.

Jesus Christ !!!

No importa, también lo arreglaron, pero casi duele pensar en la tensión de aquellos momentos. Cuenta Penhall que una de las cosas que más nervioso le puso es ver a McCarthy escribiendo más notas que un taquígrafo desde el comienzo de la proyección.

Cuando la película terminó el escritor no quiso contestar a la sencilla pregunta de si le había gustado o no. Se excusó diciendo que tenía que ir al baño y desapareció un rato que a los otros dos les pareció muuuy largo. Hasta el punto de que llegaron a asomarse por la ventana para comprobar si el Cadillac plateado seguía allí o si había desaparecido dejando un rastro de polvo y humo.

El Cadillac seguía allí y McCarthy también. Cuando salió del baño les dijo que la película era “realmente buena”.

– ¿Seguro, Mr. McCarthy? ¿No lo dice por decir? – preguntó el director con la misma confianza en sí mismo que un perro apaleado.

McCarthy agachó la cabeza y se quedó ensimismado meditando la respuesta. Finalmente, clavó en él su aviesa mirada de amo de las letras y dijo…

DIJO…

(Uy, lo siento. Este post me está quedando muy largo y además me han entrando ganas de llamar a una amiga para pedirle que me invite a cenar. CONTINUARÁ otro día y os prometo que las balas de este duelo os silbarán en los oídos)

Anuncios

Navegación en la entrada única

12 pensamientos en “Duelo bajo el sol: el escritor y el guionista

  1. atención al cliente en dijo:

    Señor ¿sabe lo que es usted? un tunante. Señores, aquí escribe un tunante de tomo y lomo, jaja.

    Muy bueno el post, me ha interesado la historia a pesar de no conocer a ninguno de los personajes..

  2. Carkoma McCarthy en dijo:

    ¡Ah bueno, si Oprah Winfrey dice que es su novela favorita, no hay más que hablar!

  3. Genial Post

    El libro es increible, una maravilla

  4. Grom el Único en dijo:

    Estimado Escrito Por, como la adaptación sea la mitad de buena que la del Novelón “No es país para viejos” – la película no la he visto, pero el trailer sí, ya sabe… -, disfrutaremos (aún sufriendo) como enanos viendo… er, viendo… bueno, viendo las cosas que hagan disfrutar a la gente pequeña.

    Por cierto, ¿sabe Vd. que es un cliffhangero fantástico? La madre que lo parió, sí señor! Que me he quedao yo con las ganas de saber qué dijo el bueno de Cormac…

  5. Y con quién se ha ido a cenar, tunante!?

  6. Si hay peliculas que merecen ser vistas son estas precisamente, donde escritor y guionista empalman lo suficiente como para que el primero no corra a toda maquina y el segundo no hipoteque su futuro…

  7. jaajajaj..como todo un escritor dejando al lector con la expectativa del siguiente capitulo…

  8. Al Swearengen en dijo:

    Fabuloso post y fabuloso cliffhanger. Si se me jode la conexión a internet en los proximos días me suicido.
    De acuerdo con Grom. A ver cuando los avatares de este negocio permiten que se estrene ya la película.
    Porfa, que venga pronto la continuación que tengo los pelos como escarpias.

  9. Si me querís,irsen¡¡ en dijo:

    Que mala milk,que streess que suspense por favó.Menos mal que mi marido estudio con el en el Knoxville Catholic High School y no tengo que esperar a la 2ª entrada para el desenlace..

  10. Hombre Amarillo en dijo:

    Je, je, a mi la opinión del dire me parece de esas típicas que se hacen en promoción… así que no creo que haya mucha sangre en el asunto… pero bueno sólo es una hipótesis….

  11. El libro increíble, espero q en la peli se palpe el ambiente opresivo sin abusar de las ventajas d lo audiovisual…
    Escrito por, esto es dejarnos con ganas mmmm

  12. ¡El libro es una mierda!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: