Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Avatar: yo no me alisté para esta mierda (crítica HATE)

El otro día escribí un post muy generoso con Avatar

Pero dejémonos de tonterías ya. Estamos en Navidad y hace mucho que no creemos en Papa Noel, ni en Baltasar ni en el conejito de Playboy. Ellos salieron de nuestras vidas y nos dejaron un hueco difícil de llenar: ese espacio donde está la fe de los niños. Fe en que un día podemos morir ahogados en arenas movedizas o en que descubriremos un superpoder dentro de nosotros. Esa fe se pierde un verano cuando estamos de vacaciones con nuestros padres en una playa de Murcia y ya no vuelve jamás, dejando un hueco indeleble en nuestros corazones porque ya el único misterio que queda por descubrir es el de la muerte. Algunos llenan ese hueco con el I-Phone. Otros lo llenan con otra clase de fé: la fe en el marketing.

A éstos James Cameron se la ha metido doblada.

Estos leen en uno o dos sitios que se va a estrenar “una película que cambiará la historia del cine” y ellos van y se lo creen. ¿A que son tiernos? Ay. Hablas con ellos y descubres que lo creen a pies juntillas. Si les llevas la contraria se mosquean. Pero yo lo entiendo. El niño que me contó lo de Baltasar se volvió ese día a su casa con 3 o 4 dientes en el bolsillo para el Ratoncito Pérez. Así que no voy a ser yo quien les quite la ilusión.

¿Cambiará el cine que el equipo de Cameron haya mejorado la técnica de «captura de interpretación facial» y otras cuestiones técnicas referentes a la animación?

El tiempo lo dirá. Quién sabe. Quizás Spielberg se decida a rodar su próxima película dando saltos a la pata coja y entonces volvamos a oír frases tan grandilocuentes.

Desde que se estrenó Avatar hay otra frase que se repite más que los villancicos:

“La historia no es muy allá, pero la imagen sostiene por sí sola a la película”.

¿Qué leches querrá decir esto? ¿He de pensar que los que hacen dicha afirmación son unos estetas? ¿Que se pasan el día parados frente a las marquesinas mirando los anuncios de Chanel?

Espero que no… ¡cochinos!

A estos sí que les tengo que llevar la contraria. La imagen por sí sola no sostiene una película. Puede sostenerte a ti, cautivado, mirando la película. Ahí está el porno para demostrarlo. Pero para que una película de dos horas y pico nos apasione tanto como os apasiona Avatar, tiene que tener algo más que imágenes alucinantes. Tiene que haber algo que mantenga nuestro cerebro encendido. Llámalo historia, llámalo hilo conductor, llámalo conexión emocional, llámalo asociación de ideas… algo. Y ese algo es el guión.

Así que por qué no lo decís de una vez: la historia que cuenta Avatar os ha gustado. ¿A quién queréis agradar diciendo lo contrario? ¿A los críticos? ¿A vuestro profesor de literatura del instituto? ¡Venga, hombre, que ya sois mayorcitos! Si no pasa nada.

Yo digo que la historia de Avatar me parece una paponá y aquí paz y después gloria.

Y no me refiero a los cabos sueltos que ya mencioné el otro día y otros que vosotros habéis detectado y puesto en comentarios. ¡Me importan un huevo los cabos sueltos! Hay películas maravillosas con cabos sueltos y películas infumables que tienen todos los cabitos bien ataditos. Lo que quiero decir es que me aburrí.

Me aburren las historias que ya conozco si me las cuentan de la forma más convencional posible.

Me aburren los personajes moralmente buenos y moralmente malos.

Me aburren las batallas que duran más de quince minutos y que más que sobrecoger lo que quieren es decir “eh, mira que bien lo hago, observa qué dominio de la técnica… y además tengo un Ferrari aparcado en mi garaje”.

Me aburre esa sensación de estar viendo una película de Disney todo el rato y tener por seguro que nada inapropiado va a suceder.

Y donde hay aburrimiento no hay emoción. Y donde no hay emoción, hay… ¡porno! Esto es lo que hay.

En cuanto al mundo de Pandora, psss, qué queréis que os diga: yo también la encuentro pelín hortera. A James Cameron le pasa como a Gallardón, que le gusta mucho el led.

Pandora de noche y Madrid en esta época del año son clavaditas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

58 pensamientos en “Avatar: yo no me alisté para esta mierda (crítica HATE)

Navegación de comentarios

  1. Jaquetito. El problema del cine español no radica en que no se tenga un Cameron. Y mucho menos es que las historias que se cuentan aquí, o en el resto de Europa, sean un coñazo (que muchas lo son, ojo).

    El problema del cine es mayoritariamente monetario. “Avatar” ha recaudado lo que ha recaudado porque sólo en promoción se han gastado tres veces el presupuesto de “Ágora”, la película más cara de la historia del cine español.

    Aquí no se hacen películas de ese estilo porque no hay dinero para producirlas, como en el resto de Europa. Quizás podrá levantarse un proyecto así una vez de tanto en tanto, pero poco más. Luego, la película en cuestión no estará lo debidamente promocionada, porque los exhibidores españoles no se gastan el dinero en eso (y los productores no pueden porque no tienen dinero suficiente, sean por los motivos que sean, no todos son unos bandidos).

    Estoy seguro de que hay centenares de buenas historias de entretenimiento, por este estilo, que esperan dinero para ser rodadas. Pero es muy difícil que éstos se lleven a cabo, porque la combinación de factores necesaria para ello ponen la cuestión muy cuesta arriba.

  2. la verdad yo qeria qe se mueran los indigenas de mierda y qe gane el gral ese
    No TA TAN BUENA!!!

  3. EL MAESTRO DE NADA en dijo:

    Estoy contigo____me sentí violado en 3D cuando salí de la sala……
    El Marketing me la ha metido…

  4. Mr James Cameron… Me quito el sombrero , desde luego , otra pelicula record historico de taquilla que dentro de 10 años nadie apreciara y todo por una cojonuda campaña de marketing.
    Avatar no me parece una mala pelicula , es correcata para lo que es, una peliculilla de animacion navideña para niños , para niños ñoños.
    Al entrar en el cine adverti un cartelito que rezaba “no recomendada para menores de 7 años” , evidentemente se trataba de un error y en lugar de “menores” deberia poner “mayores.
    A la altura de la pelicula en la que sully se pierde y encuentra a la , como se llame , hija del jefe de la tribu tuve que salir a por una cocacola para no dormirme.
    Este es el resumen de las sensaciones que me provoco , aparte de la risa floja al observar como se fusila “bailando con lobos” pero con mas topicos aun (el guerrero celoso porque le choran a la hija del jefe , bufff) y el final descacharrante (nada , hombre un planeta repleto de un mineral valiosisimo pero no os preocupeis chicos , que tras echar a cuatro soldados no va a venir detras la sexta flota)
    En cuanto al supuesto espectaculo visual que marca un antes y un despues…¿EHH?¿donde? Ni el planeta ni sus habitantes dan ningun aspecto de realidad y la supuesta captura de movimientos faciales revolucionaria es mucho peor que la del gollum , las naves espaciales , exoesqueletos etc estan mucho mejor logradas en transformers por ejemplo…
    En definitiva , un lavado de cerebro colectivo a traves de la publicidad , deberia estar acostumbrado

  5. yomasyoesigualdobleyo@hotmail.com en dijo:

    Ese gusto que veo generalizado por películas vacías y con gancho como avatar y crepusculo son signo de un espíritu vulgar y superficial pues es necesario en todo la búsqueda de la esencia y la profundidad si es que el corazón posee alguna belleza es de ese modo que se la alcanza

  6. Amén hermano.

  7. Max Pattel en dijo:

    Pues que sepa que va a superar a Titanic dentro de poco.
    http://www.boxofficemojo.com/alltime/world/
    Quedan 160 millones. Si tanta gente va a verla, tal vez no sea tan mala como alguno dice.
    A mi desde luego que me encantó, y la pondría un 9 o un 10, es el tipo de cine que me gusta, que me entretenga y me haga pasar un buen rato. Para contar dramas de la vida diaria están los blogs, los telediarios y los periódicos.

    PD: Para chincharte más, he puesto un nombre de personaje. JEJE.

  8. schumihiro en dijo:

    A pesar de haberme casi convencido con esas críticas tan acertadas, al fin de esta lectura discrepo.

    Al fin y al cabo la idea original es enormemente inspiradora. Y eso es lo que hace a buena parte del público engancharse imaginándo su propia vivencia de la historia. Los conceptos como “el vínculo” teletransportan al niño que llevamos dentro.
    El imaginario de sensaciones que aborda la trama, activa suficientes receptores neuronales como para marcar records de taquilla.

    No obstante hablar de cine hecho para el consumo masivo no es hablar de buen cine… casi nunca.

Navegación de comentarios

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: