Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Problemas con los géneros

Érase una vez un saxofonista que creía que lo había visto todo. Tenía 60 años y una melena muy guay. Tenía un grupo y muchas giras. Tenía una parcela en la historia del jazz. Tenía fans. Era especial.

¿Qué más tenía? No sé qué, qué sé yo. Una mujer, un buen colchón, una radio-despertador. Otra mujer, un pantalón y un galgo corredor. Maybe another woman, un loft con ascensor y vale, sí, todo me lo estoy inventando porque son las cosas que quiero yo.

Tenía un bolo en Sigüenza Y en esto sí que digo la verdad.

Sigüenza: una de las ciudades más bellas que he podido visitar. Tiene un castillo, tiene una plaza, tiene hasta un festival de jazz.

Allí estaba nuestro saxofonista haciendo lo que mejor sabía hacer (en público). Dándolo todo for the spanish people, hasta que un acontecimiento nunca visto en un concierto tuvo lugar allí, en la Ciudad del Doncel.

Un espectador muy descontento con el espectáculo hizo personarse a la Guardia Civil y puso una denuncia contra los músicos porque aquello que estaban tocando -juraba- no era jazz. Era otra cosa, era mierda, música contemporánea quizás.

– ¿Pero qué problema hay con la música contemporánea? – preguntó uno de los cabos.

– ¡Ah, no! Yo he venido a un concierto de jazz. Lo dice bien clarito en la entrada: “V Festival de Jazz de Sigüenza”.

– Ya, hombre, pero a lo mejor es que esto es un jazz moderno, que usted no conoce.

– ¡Ni hablar! Esto es música contemporánea. Lo sé de sobras porque me la ha prohibido mi médico. La tengo contraindicada psicológicamente.

Los guardias civiles se acercaron al saxofonista y le explicaron por señas cual era el problema. No entendió nada.

– ¡Toque usted algo! – le ordenó el guardia de mayor rango, señalando su instrumento.

El músico se llevo el saxo a los labios y tocó los primeras notas de una canción, tras lo cual se hizo un pequeño silencio. El guardia se quitó el tricornio, se rascó la cabeza y sentenció:

– Esto no es jazz… ¿A que va a ser música contemporánea?

Todos los presentes estuvieron de acuerdo.

El saxofonista volvió a su camerino. Un montón de dudas se agolpaban en su mente: ¿quienes eran esos hombres con extraños artilugios en la cabeza? ¿por qué nadie le había dicho que tocar el saxo en España era ilegal? ¿por qué habían organizado el concierto entonces? ¿eso significaba que no iba a cobrar el bolo?

Hasta aquí la historia –totalmente verídica– de Larry Ochs en Sigüenza.

Y ahora, las preguntas:

¿Son los géneros (cinematográficos, por estar donde estamos) una cosa obsoleta o siguen en la onda, como los tricornios de la guardia civil?

¿De qué género es El apartamento?

Anuncios

Navegación en la entrada única

16 pensamientos en “Problemas con los géneros

  1. En Sigüenza los hombres brotan del suelo. Lo sé porque mi abuelo es de allí.
    Los géneros están obsoletos y en crisis desde los griegos, o asín.
    Ya veo que no te gustó 500 días juntos. ¿Has visto Adventureland?

  2. ¿Por qué piensas que no me gustó 500 días juntos?

    No, no he visto Aventureland.

  3. Me encanta esta noticia. Ha sido despertarme y leerla por cuatro fuentes diferentes… por todo facebook, agregadores de noticias… y ahora aquí! 🙂 Pero es que es tan berlanguiana! Mola. Es de película.

  4. Viva españa, madre mía… jajajajaj

  5. Yo creo que lo que más le fliparía de toda la situación serían los tricornios. “Vale, vale, me quieres denunciar porque esto no te parece jazz… pero que alguien me explique qué llevan esos en la cabeza, por dios! “

  6. a mí me gusta que el guardia le pida que toque algo para juzgar si es jazz o no: “Vamos a ver…”

  7. Al Swearengen en dijo:

    Que bueno, queridísimo escrito.
    Para Tete Montoliu, Miles Davis era uno de los grandes hasta que dejó de hacer jazz, allá por los primeros ’60.
    Para algunos, el jazz molaba hasta que dejó de existir, allá por mediados de los ’40, con el jodido bee-bop.
    Para otros, jazz es la música que hacen los músicos de jazz.
    Para Duke Ellington había dos tipos de música: la buena y la mala.
    Para mi.. bueno, que más da. Yo no llevo tricornio, ni compro más Cahiers du Cinema, ni veo el programa de Garci, ni me fio de mi mismo.
    Me limito a gozar lo que puedo.
    Y el Apartamento es de las buenas.
    Un beso sin criterio para todos.

  8. Con lo bonito que es poner sufijos y prefijos a las cosas e inventarse palabros. Por ejemplo, “El apartamento” podría ser una dramedia si no fuera porque en cuanto se pronuncia esa palabra todo el mundo se imagina “Médico de familia” en el momento del desayuno, con la Juani gritando.
    El señor saxofonista igual toca postjazz o neo jazz o postneojazz incluso.

  9. Grom el Único en dijo:

    Ah, estimado Escrito Por, la puñetera manía que tienen Vds. los humanos de clasificarlo todo: yo, sin ir más lejos – que luego no sé volver – pertenezco a la denominada “Generación X” (que se rompieron los huevers con el nombre, vamos). ¿Pero no pertenezco de igual modo al grupo “ser humano perteneciente a Terra Meiga con gafas y aún así insultantemente atractivo”? Ah, que no, vaya…

    Con el cine ocurre lo mismo; tal y como comenta el estimado Al Swearengen, “El apartamento” es una GRAN película, sin entrar en disquisiciones estériles sobre si es un drama con ribetes cómicos o una comedia de tintes dramáticos. Es más: me asombra lo que se ha puesto de moda la – pedante – expresión del “auge del cine de género español” con motivo del triunfo de “REC”, “El Orfanato” y otras películas de corte fantástico. Vamos, como si el resto de obras no fueran “de género”, si no “de número”.

    Por resumir, creo que debería preguntarle a ese Maestro del Escapismo Intelectual que es Alejandro Amenábar que, como Vd. bien recogía aquí:

    http://www.canaltcm.com/escritopor/post/2009/10/04/amenaabar-aego…–

    él sí que sabe de géneros. Quizás sólo tenga dudas con el suyo…

    PD.- Lo que hubiera dado por ver al melómano picoleto gritando “A ver, los papeles del saxofón!”.

  10. Silver Surfer en dijo:

    Querido Escri, creo que la clave de tu pregunta la da el mismísimo Martin Scorcesse en unos documentales en que da su versión del cine americano y que me parece que han pasado en TCM alguna vez.

    En uno de los momentos, el viejo Martin comenta que los directores de su generación hacían películas tomando la realidad como referencia, al contrario que los directores modernos -o mejor dicho, posmoderrnos, odio el palabro- en los que la referencia a la hora de hacer películas es el propio cine.

    Un guionista, de “los de antes” tomaba una notícia de un periódico y la convertía en una de gansters, por ejemplo… y en ese juego, había una serie de convenciones reguladas por los géneros que el producto tenía que cumplir para que el público la reconociese como tal.

    En el cine que toma como referente al propio cine, o sea el posmoderno, los directores retoman esas referencias genéricas para trascenderlas y/o mezclarlas… así, hay road movies a bordo de cortadoras de césped, películas de presidiarios que en el fondo cuentan otra historia de resonancias griegas, o homenajes paródicos al mundo de las películas de lucha…

    Ciertamente las películas actuales son más complejas, y sin embargo, aunque resulte paradójico, los géneros nunca han sido tenidos en cuenta tanto como ahora.

  11. Silver Surfer en dijo:

    Y en cuanto a El Apartamento, claro que es una comedia. Aunque las buenas comedias tengan siempre en el fondo un regusto amargo. Forma parte de las convenciones del género.

  12. I am The Walrus en dijo:

    Iba a poner un comentario, pero es que leer JAZZ y dormirme es todo una. ¡Menos mal que están The Beatles!

  13. ¿Qué coño tendrá que ver Sigüenza con el jazz? ¡Igual que Terrassa! ¡Mucho esnobismo es lo que hay, y que con tal de promocionar los municipios, se llega al ridículo espantoso. ¿Miles Davis? ¡Un pelmazo!

  14. El Apartamento es un drama contado e interpretado con dulzura, la misma historia en manos de Alejandro González Iñárritu se convierte en una bomba.

  15. It is nice! y en ese juego, había una serie de convenciones reguladas por los géneros que el producto tenía que cumplir para que el público la reconociese como tal.

    Un guionista, de “los de antes” tomaba una notícia de un periódico y la convertía en una de gansters, por ejemplo.
    MBT Anti Shoes have been known as “the

    world’s smallest gym.” Since they increase muscle activity, strengthening and toning of the leg,

    buttock, stomach and back muscles takes place during everyday activities like walking and

    standing.

  16. hehe ,i come from Jilin province.I am too bad!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: