Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Yo de mayor quiero epatar

Nada de “empatar”. De eso paso, que es de pringados.

Yo quiero E-P-A-T-A-R.

epatar.

(Del fr. épater, deslumbrar).
1. tr. Pretender asombrar o producir asombro o admiración. U. t. c. intr.

Con todos mis respetos a la RAE, esta definición es correcta pero demasiado general. Hay formas y formas de epatar. Nadal, Gasol, David Meca… todos esos son unos yonkis del epatamiento. Hacen lo que sea con tal de epatar: hacen deporte. Van al gimnasio.

Yo no. No estoy tan desesperado. Mi rollo de epatar es más así:

Fijaos en la entrepierna de Javier Bardem, no en los zapatos por dios. Yo jamás llevaría esos zapatos ni aunque volviera a nacer y me convirtiera en actor. Le diría a Bigas Luna: “Bigas, esos zapatos que se los ponga la Juani“.

No es el vestuario sino la actitud del personaje que interpreta Javier Bardem en Huevos de oro lo que me interesa. Una actitud que podría resumirse así:

“Las cosas son como yo digo. Y si no te gusta mira donde guardo la hoja de reclamaciones”

La seguridad con que se dicen las cosas es importante. Chulería. Mirar a alguien a los ojos y decirle con pleno convencimiento:

“Todo lo que hay ahora en la cartelera es una puta mierda. Lo único que merece la pena es Resacón en las Vegas“.

Esto me lo soltó el otro día una persona cuya opinión respeto muchísimo. Casi le creo.

Llegué a considerar que quizás había algo que se me estaba escapando. No dudo que Resacón en las Vegas sea muy buena (aún no la he visto), pero de ahí a decir que es LO ÚNICO que merece la pena…

Claramente mi colega se estaba marcando una de epatar.

Y cuando John Waters dice que Faster pussycat. Kill! Kill! es la mejor película de la historia del cine… ¡epata!

Y cuando uno de vosotros, lectores, escribe un comentario aquí del tipo “Amenabar es el mejor director español que hay”… ¡epata!

De hecho, yo mismo uso este blog como entrenamiento personal para alcanzar la excelencia en el epatamiento. Uno de mis blogs favoritos es un chorizo de epatada. Trata sobre literatura y el autor las va soltando una tras otra. A mí me hace mucha gracia:

“Estoy hasta los cojones de Franz Kafka. Seguramente, no soy el único. Este ectoplasma literario, checo por más chorra, se nos aparece regularmente en las librerías y en los cines, y con su voz de picaporte de bola, nos susurra: Soy muy mítico, tío. Y luego desaparece dejando como olvidadas unas anotaciones”.

Las epatadas no son mentiras.

Ni tampoco pueden ser arbitrarias. Tienen que ser un poco caprichosas y un poco coherentes. Son verdades sesgadas. Verdades para el que las dice, claro, aunque él ni si quiera tiene que creérselas del todo.

Tiene que parecer que se ha llegado a esa conclusión después de años y años de meditar sobre el tema. Recordad lo que dice la RAE: “provocar asombro y admiración”. Así que una epatada no puede ser cualquier gilipollez. Ni un cliché. Ha de parecer un pensamiento 100% original.

Tiene su arte, ya digo. Y es muy práctico. Epatar imprime carácter y personalidad. Expresar opiniones tan contundentes hace que el que el interlocutor se lo piense dos veces antes de llevar la contraria. Puede hacerlo, sí, pero de entrada ya irá un poco acojonado.

Claro que también te puede salir el tiro por la culata. Cuando Molina Foix se bajó los pantalones y se sentó en cuclillas sobre su columna en la revista Tiempo para decir esto…

“No es sólo cosa del verano, sino que parece que la consideración del tebeo como una de las bellas artes está ahí para quedarse. (…) Proliferan los cursos, semanas, exposiciones en los museos y simposios también dedicados al cómic, y todo coronado por la disparatada instauración hace más de un año del premio Nacional de Cómic, con el que nuestro Ministerio de Cultura enaltece al dibujante de monigotes con la misma dignidad (y el mismo dinero) que otorga al mejor novelista, poeta o ensayista del año”.

…y esto…

“[…] que tantos críticos serios digan que una chorrada de plastilina como Up es una obra maestra del séptimo arte me produce vergüenza”

Foix pretendía epatar. Pero la cagó, porque se le notaba demasiado que no tenía ni foxi idea de lo que estaba hablando. No consiguió la admiración de nadie y por lo único que asombró fue por su torpeza.

Así que amigos, os reto a convertir los comentarios de este post en un catálogo de epatadas, a ser posible sobre cine.

Empiezo yo:

“El cine español es un montón de mierda del que, de repente, surgen cosas hermosas”.

¿Os mola? ¿Qué? Ah, vale sí, lo reconozco: la frase se la he copiado a Trueba, pero es que tengo la comida en el fuego y no quiero que se me queme. No tengo tiempo para pensar. Vosotros sí, porque de lo contrario no estaríais aquí y ahora leyéndome. Así que venga:

Epatando, que es gerundio.

Anuncios

Navegación en la entrada única

12 pensamientos en “Yo de mayor quiero epatar

  1. Daniel S. en dijo:

    Repito: Amenabar es el mejor director español que hay.

    Ahora, si quieres, podemos discutir sobre el premio nobel a Obama, sobre la teoría de cuerdas o sobre si Casillas es el mejor portero del mundo.

    Pero lo de Amenabar es un hecho.

    (Eso es epatar y además con razón! Ou yeah)

  2. Un crucero barato es una patera gorda.

    Ya sé que no tiene mucho que ver con el cine, pero lo he oído en el cine y me ha parecido “epatantísimo”.
    Ni foxi idea, ha, ha…

  3. Hombre Amarillo en dijo:

    Eso eso a epatar:
    El cine es para los listos de la clase, los lumbreras de la ciudad van a los videojuegos.

  4. Zurullos Pérez (frescos del día) en dijo:

    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!

    Al nacer el alba,
    tras la clara noche estrellada,
    sueño con mi pueblo,
    tan unido a mi recuerdo

    Todos los caminos,
    que llegué a conocer,
    siempre han evocado,
    a los de mi niñez

    Por el camino de Amarillo,
    galopando sobre mi caballo,
    voy al pueblo de regreso
    para encontrarme con mi amor

    En las praderas de Amarillo,
    cuando era solo un niño,
    en la noche azul tejana
    al verte a ti, me enamoré

    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    Junto a ti regresaré

    Oigo las campanas
    de la vieja iglesia del pueblo,
    todos mis anhelos
    dejaron de ser solo sueños

    Veo las montañas,
    y a sus pies el verdor
    del inmenso llano,
    en donde está mi amoor

    Por el camino de Amarillo,
    galopando sobre mi caballo,
    voy al pueblo de regreso
    para encontrarme con mi amor

    En las praderas de Amarillo,
    cuando era solo un niño,
    en la noche azul tejana
    al verte a ti, me enamoré

    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    Junto a ti regresaré

    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    Junto a ti regresaré

    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    SHA LA LA, LA LA, LA LA, LAA!
    Junto a ti regresaré

  5. Escribir un blog es cómo masturbarse en público.
    Perdón repito.
    Escribir un blog es cómo hacerse una paja en público
    (así epata más)

  6. Miva (Bs As) en dijo:

    Los jovenes ahora comen peor y duermen menos para quedar palidos y ojerosos y parecerse a los de Crepusculo…hasta se muerden las comisuras y andan diciendo que vienen de chuparse a alguien.

  7. Q alguien le diga a Drew Barrymore q no está xa ir haciendo de buenorra.

  8. Los Ángeles de Charlie 2 es una metacomedia que esconde en su estructura profunda un canto al lesbianismo.

  9. Escrito por en dijo:

    Ja ja ja. Me está epatando mucho todo lo que decís, incluido el poema de Zurullos.

  10. carlos clavijo en dijo:

    Ahí va la mía. El cine español es el mejor. Caracoles, ven al cine!

  11. desde luego. inventan internet y como todo el mundo puede soltar su perla, la peña ya se creen críticos de primera, cuando antes deberían aprobar 1º… y muchas veces de la ESO

  12. Fernando Hugo en dijo:

    Lo siento, pero esto del “epatamiento” (?¿) me suena un poco a eso de las “frases célebres”. O los refranes. Un poco mentira. Un poco excesivo.

    No siempre, ojo, porque, es verdad, todos decimos burradas en petit comité, cuando atacan algo que nos gusta o defienden algo que detestamos. Pero hombre, ponerlo en negro sobre blanco me parece como lo que hacen los periodistas (¿lo son, de veras?) con los titulares que entresacan de las entrevistas.

    Ahora, que el Molina Foix, buf, qué boca.

    Ademas, si fuera original… Pero la blogoesfera está llena de actos epatantes (?¿). Que si Kafka es una mierda, que si Lynch es una mierda, que si tal o cual “mito” es una mierda…

    En fin, no me va. Pero la entrada lo analiza, al menos, de forma divertida. Pero, en serio, pensémolo: ¿queremos ser como el personaje de Bardem en Huevos de oro? ¿De verdad?

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: