Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Whatever works: sí que funciona

Me ha gustado la de Woody. O dicho de otro modo: he pasado un rato muy agradable disfrutando de una buena comedia.

Estas son las razones para que “Si la cosa funciona” a mí me funcione:

1. Larry David: cumple las espectativas. Se veía venir. Era lo lógico. Cuando dios (ése decorador) hizo a Allen no rompió el molde. Lo reutilizó para fabricar al creador de Seinfeld. Como fan de Larry y de su show, le aprecio más allá de su similitud con Allen, pero hay que reconocer que le debe mucho a su forma de concebir el humor.

Por otro lado, tengo la sensación de que usando a David, Allen se ha animado a tocar nuevas teclas para reírse de sí mismo, creando un personaje víctima de su propio ego, alguien que posee estatus de genio pero que es un completo subnormal en las relaciones sociales. En esta escena le vemos haciendo de las suyas:

2. Aquel ritmillo loco: se pueden contar las cosas de muchas maneras siendo la peor de todas la manera coñazo, y la mejor aquella en la que guionista y director se ponen manos a la obra pasando de lo obvio. Pero claro, hacerlo no es tan fácil como proponérselo y especialmente complicado es marcar los pasos de tiempo y narrar la evolución en la relación de dos personajes a ritmo ligero pero sin caer en el esquematismo. Allen lo hace en la primera parte de la película a la perfección, contándonos la historia de amor de los dos protagonistas con tan sólo un puñado de escenas cortas, pero tan sustanciosas que no nos dejan con la sensación de que nos están escatimando pasos. ¡Y aleluya! Sin recurrir a la típica secuencia de montaje con música de fondo (las odio).

3. Diálogos con denominación de origen (marca registrada Woody Allen):

“Dios en gay. La prueba de ello es que creó el mundo como si de un decorador se tratara”

No está dicho exactamente así (el diálogo concreto lo podéis escuchar en el trailer que os pongo más abajo) pero os hacéis una idea, ¿no? Woody Allen 100 %. Calité.

Todavía no he leído ninguna crítica, pero tengo ganas de ver qué se dice sobre esta película, con qué palabras se le perdonará la vida a Woody Allen en estos tiempos en los que – como apuntó el querido Swearengen el otro día – decir que los genios del cine (Allen, Coppola, Scorsese) “van para abajo” es tendencia.

Yo, mientras tanto, sigo disfrutando.

¿Y vosotros? ¿Habéis visto la última de Woody?

Anuncios

Navegación en la entrada única

17 pensamientos en “Whatever works: sí que funciona

  1. Grom el Único en dijo:

    Pues no, estimado Escrito Por. ¿Qué tal está?…

    Como si de John Long Silver se tratara, nuestro judío hipocondríaco preferido ha tenido que volver a la Isla (Manhattan) para encontrar su tesoro (una buena película – dado que no la he visto, me fío de su criterio y del de otra buena gente que me la ha recomendado encarecidamente -). Debo ser de las pocas personas en el mundo que no salva ni con pinzas ninguna de sus últimos trabajos (sí, sí, ni “Match Point”, que, quitando el pasaje de la vecina ectoplasma, me recordó a Louis Malle, pero a día de hoy; es decir, muerto); así que la idea de unir los conceptos “Larry David” + “comedia urbana” + “Nueva York” en una misma cinta me parece de lo más atractivo.

    Y sale mi adorada Patricia Clarkson!

  2. Pues sí. Y comparto la opinión. Disfrute como un niño viendo la última película de Woody. Solo algunas cosas del doblaje no me gustaron. Pero Larry David es un genio y aunque esté gritando a un crío, quieres más y más.

  3. Me parece la mejor película de Woody Allen desde “Desmontando a Harry” (aunque eso no sea mucho decir tampoco y no cuento “Todo lo demás” por mucho que la reivindique Tarantino ni “Match Point” porque es un calco de “Delitos y Faltas”).
    Ya me imaginaba que Larry David es un buen clon del propio Woody pero, como indicas, haciendolo él puedes imaginar que se trata del propio Allen y además pensar que se esta riendo de sí mismo.
    Me parece extraordinaria, sutil y maravillosa…. lo malo, lo malo es el peaje que hay que pagar hacer películas por Londres y Barcelona para poderse costear una pelicula muy barata en Manhattan… pero Dios Decorador… que pelicula tan maravillosa!!!

  4. Ah! Cierto… el doblaje de la película por momentos es pesimo.

    Grom… yo tampoco apoyo los periplos de Allen más allá de Manhattan… sólo salvaría momentos de cada una… aunque si tuviese que salvar una salvaría (porque me pareció divertida por momentos) Scoop.

  5. Josmachine en dijo:

    Pues no, aún no la he visto pero ahora tengo más ganas que antes de leer el post.

    Venga, la veo y vuelvo.

  6. Al Swearengen en dijo:

    Por razones no del todo ajenas a mi voluntad, todavía no la he visto (ni la de Tarantino tampoco!).
    Pero me fio de usted, querídísimo Escrito.
    Y me fio de Allen
    Y me fio de Larry David
    Y me fio, sobre todo, de las ganas que tengo de que me guste y de las ganas que tengo de que me diviertan.
    En cuanto a las críticas….. ufffff, que pereza. Hace ya mucho tiempo, recuerdo una columna de Umbral en la que hablaba – creo recordar, que a lo mejor me lo estoy inventando – del aburrimiento que acababan provocando los genios, especialmente los prolíficos, entre algunos sectores. La crítica sería un buen ejemplo de esto.
    Ya he oido decir de esta que es “una obra menor”. Hay que joderse con la expresión.

  7. La ví ayer por la tarde y lo mejor que puede decirse de ella (que no es poco) esque es una película de Woody Allen, cos que no puede decirse de sus incursiones europeas. Supongo que tienen razón aquellos que dicen que continúa haciendo la misma película desde hace 30 años aunque esta es un poco más negra y un mucho más nihilista que otras, y por eso mismo Larry David está perfecto en el rol de un Woody Allen borde.
    Por lo demás, la película me pareció genial en su primera mitad, con esa economía descriptiva que apuntas y un poco más floja en la segunda, pero no evitó que saliera del cine con una amplia sonrisa.
    Benditos genios en decadencia….

  8. La he visto. Y me lo pasé genial, así que la recomiendo. Es el Woody que me ha gustado siempre. Sólo eché de menos que no interpretara “a sí mismo”, aunque tal vez también eso es parte de la gracia.
    ¿Que los genios “van para abajo”? Pues algún no-genio podía darse un paseo por ahí abajo a ver qué se cuece…

  9. Me encantó. Y eso que Vicky Christina Barcelona no me acabó de convencer.
    Respecto de si los genios van para abajo, a mi me parece que a Allen no se le puede pedir más: Rueda una película cada año, es lógico que alguna le salga peor, o que no guste todo lo que hace. A mí me gustan las películas de su etapa londinense, sí bien es cierto que cuando habla de los neoyorkinos parece más inspirado.

  10. Efectivamente, a mí también me ha gustado por eso mismo, porque vuelve el Woody de siempre, el que nos gusta, con sus diálogos, su ritmo, sus personajes… Y NYC 😉

  11. En serio te ha gustado? A mí me ha horrorizado.

  12. Daniel S. en dijo:

    Peliculón

  13. Al Swearengen en dijo:

    Me gustó mucho más de lo que pensaba. Que buen rollo.
    A la salida me encontré con un amigo que ya la había visto.
    La definió muy bien: “Es de las que te ayudan a vivir”

  14. Ay ay ay… tampoco me ha parecido para tanto. Creo que lo que habia eran muchas de que gustara, y hombre, la peli esta bien. De hecho la primera mitad es cojonuda, pero la segunda flojea un pelo, para mi gusto: se diluye el interes cuando Larry David (el personaje y la persona) pierden minutos en pantalla.
    De todas formas se agradece la vuelta al tiesto de New York: los personajes de Allen siguen dando la impresion de ser topicos o estereotipos, pero por lo menos parece que los domina y resultan creibles, no como cuando se hace las europas: esos nobles ingleses venidos a menos, esos artistas mediterraneos atormentados, joder…
    Pues si, una buena pelicula, reconciliadora y calida, pero MENOR, si: no me digan que llega a la altura de Manhattan, de Desmonstando a Harry, de Delitos y faltas, de Zelig… no me lo digan que me entra la risa floja.

  15. Al Swearengen en dijo:

    Pues a reir floja o apretadamente, queridos.

  16. Pues si, la cosa es reirse, y motivos da de sobra esta pelicula.

  17. leanderthal en dijo:

    brillante
    muy buenos diálogos

    por suerte la disfruté en inglés con subtítulos

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: