Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Let’s get lost (o qué ir a ver si quieres pasar una tarde en soledad)

– Ring, ring, ring.

– ¿Quién es?

– Escrito por.

– Hombre, Escri, hace mucho que no llamas… Concretamente desde que se fue mi compañera de piso. ¿Qué puñetas quieres? Ahora no vivo con ninguna mujer…

– Ya, bueno. Escucha. Te doy a elegir: me acompañas al cine a ver un documental sobre la vida de Chet Baker o…

– ¿O?

– … o me haces una transferencia con el importe íntegro de tu última nómina. ¿Qué prefieres?

– Mmm, espera que busco un boli y me dices tu número de cuenta.

– Rapidito, que no tengo todo el día.

Esta conversación no es un invento de mi mente enferma. Ha sido extraída de la vida real. Ocurrió. ¡Os lo juro! Its true! Porque es más fácil convencer a un amigo de que te transfiera su nómina que de que te acompañe al cine a ver un documental.

Es más fácil…

…robarle a Felipe la princesa Letizia.

…seducir de apostatar a diez monjas clarisas.

…convertir a Yola Berrocal en la nueva papisa.

…hacer que las horas pasen deprisa.

…viajar al futuro y robarte a ti mismo la visa.

…encontrar 1000 palabras que acaben en -isa.

Todo es fácil en comparación. Así que fui sólo al único cine en Madrid donde ponen Let’s get lost, a ver el documental que rodó Bruce Weber sobre la vida de Chet Baker.

Chet Baker. Ese músico. Ese yonki.

Me gusta mucho lo que ha escrito Sergi sobre la película. En especial me gusta su conclusión de que “Weber, fotógrafo del cuerpo perfecto, está igualmente enamorado del Chet Baker juvenil de la década de los cincuenta como del Chet Baker decrépito de 1987”.

Creo que da en el clavo.

A ratos parece que se construya y se destruya la imagen del hombre a partir de su belleza, como si ésta obsesionara a Weber, igual que obsesionó a muchos de los que estuvieron junto a Baker: el guapo que tocaba bien la trompeta. El guapo que trató mal a sus mujeres. El guapo que ignoró a sus hijos. El guapo que perdió los dientes… Por mucho que se hable mal de Baker, al final es salvado por su belleza y por la infinita compasión que era capaz de despertar.

Ahora que lo pienso, habría sido un detalle que no se hablara tan mal de Baker, que no se escuchara tanto a sus mujeres. Algunas de ellas lo hacen desde el más visceral de los rencores, como la cantante Ruth Young.

Qué injusto es hacer el retrato de un hombre (o de una mujer) con los datos que aportan sus ex. Ni los teletubbies se salvaban.

Pero tengo que admitir que también he disfrutado esa parte del documental, porque es imposible no asistir hipnotizado a la intimidad de un ser tan fascinante.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Let’s get lost (o qué ir a ver si quieres pasar una tarde en soledad)

  1. Grom el Único en dijo:

    Ah, estimado Escrito Por, pero es que tenga Vd. en cuenta que el género documental no es precisamente un “arrasa-taquillas” (quitando casos concretos,como los del maniqueísta pero simpático Michael Moore o algún trabajo favorecido por los Oscar – “Man on wire” ha sido de los últimos beneficiados -); no obstante, teniendo amigos que son mas majos que las pesetas pero que no saben en qué día viven ya me dirá…

    Dado que en Ciudad Olívica la cartelera se nutre principalmente de Harrypotteres, Transformers y otras películas de arte y ensayo, habré de esperar a conseguir ver la película por otros medios antes de opinar. No obstante lo anterior, el problema del biopic documental es que cae muy fácilmente en el marujeo de qualité (con la excusa de que el documental sirva para ajustar cuentas; véase “Wild man blues”, sobre la faceta musical de Woody Allen). ¿Y esto por qué se lo digo? Buena pregunta, sí señor, muy buena pregunta…

  2. Sus amigos son muy raros, porque a mí me parece un planazo y más viendo el trailer. A lo mejor soy yo rara… En todo caso, qué tipo, qué pedazo de músico y qué biografía! Dan para varias películas, la verdad.

  3. Yo es que tenía clase de claqué, que suena a excusa peregrina y absurda del tipo “es que tenía que cortarme las uñas/lavarme el pelo/ escribir una carta” pero es verdad, lo juro por el torso de Hugh Jackman.

  4. LONGANIZA en dijo:

    ¿Che Bake? ¿Y ese quien eeeee?

  5. Al Swearengen en dijo:

    La próxima vez, susurre a su amigo/amiga a oido tal y como susurraba Baker cuando cantaba baladas: irán con usted al infierno si hace falta.

  6. Es que claro, llamándose Chet ya tienes que molar.
    Chet!
    Chet!!
    Chet!!!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: