Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Vasos comunicantes

Es curioso. Siempre he oído el topicazo de que el cine estaba en horas bajas porque nada más que se hacían adaptaciones de cómics, novelas o vaya usted a saber qué y que “ya no hay ideas”.

La falacia es fácil de desmontar: siempre, toda la vida, ha habido adaptaciones, empezando por las de corte religioso, de la Biblia, acabando por otras historias adaptadas del teatro. Al fin y al cabo, el teatro era lo más sencillo para hacer cuando la cámara no se podía mover por su volumen: pocos escenarios, planos generales… y en fin, hoy en día se sigue haciendo con buenos resultados, como fue la película de Frost – Nixon.

Pero llevo un mes un poco alucinado, porque el mundo ha dado la vuelta: ahora es el teatro el que adapta… ¡al cine! Había visto las adaptaciones de película a cómic, las adaptaciones a libro, las versiones para videojuego o hasta a pinballs, que molaban mogollón y se encendían lucecitas y si metías la bola por el tubito ese te encargaban una misión y si te girabas a ver a la chica que entraba por la puerta del bar perdías la bolita, por gilipollas (y a la chica, of course). Pero lo que no había visto es la adaptación de películas a teatro y llevamos una racha maja en el país.

Obviamente, no hablo de musicales: ahí el tema está servidísimo desde hace años, dentro de la adaptación de películas musicales también. Aunque bien podría hablar de esto porque llega a Madrid tras su año en Barcelona un musical que adoro: Spamalot. El musical de los Monty Python, ahora en español, adaptado por Tricicle: absolutamente delirante y estúpidamente maravilloso que recomiendan hasta los caballeros que dicen Ecky Ecky Ecky… etcétera.

CASO 1: MARX MADERA.

Pero es que, en el teatro convencional, en ese que es serio, culto y que tiene un público muy elevado por encima de los mass media y del vulgo de cine y tele… Va y hacen un espectáculo de textos de los Marx, disfrazados de obra conjunta, que se hace llamar “La Verdadera Historia de los Hermanos Marx“. Allí, Julio Salvatierra escribe una excusa para traer de vuelta a los hermanitos y así alternar sketches como los de El Camarote o los famosos dictados de Groucho.

Pero vamos, lo que yo veo en este homenaje a los Marx es aprovechar el tirón de estos genios de la comedia. Al fin y al cabo, no es un mal plan y el riesgo es relativo: ellos empezaron sobre las tablas de teatros de revista e incluso volvieron a ellas en la época del productor-autor Irving Thalberg, que les mandaba de gira para probar sus textos de cine. Así que ya es material testado, eso sí, por unos actores especiales…

Así que vale, hay vinculación teatral en el texto pero me hace gracia que utilicen los acentos e imiten las voces del doblaje español de los Marx, dicen que por que la gente se ha familiarizado ya con ellos. ¡Ole! Así que, amigos, si quieren ver imitaciones de actores de Hollywood con voz de imitadores de España imitados, ya saben donde ir…

Eso sí, no han aclarado a que dobladores de los Marx harán caso. ¿A los de la etapa Metro?

¿O a los de la etapa Paramount?


CASO 2: LA LEVEDAD DEL SER O NO SER.

Por otra parte, el amigo Salvatierra, no contento con esto, estrena también (acompañado de su director Álvaro Lavín, también director de la de los Marx -y Groucho) en Madrid “Ser o no ser“, la adaptación de la película de Lubitsch (que adapta a su vez un relato de Melchor Lengyel) sobre… una compañía de teatro a la que le pilla de lleno la locura Hitleriana en Varsovia. Desde luego, era un peliculón tronchante… no sabemos que tal la película. Eso sí, es la vuelta a las tablas de Amparo Larrañaga tras 7 años de ausencia, según dice la publicidad. Me parecieron pocos. Quizá es porque la veía cada día en ese maravilloso anuncio de Dormidina o algo así, que era verlo y caía redondo, cierto…

Pero quien sabe, igual en la película, ha conseguido el “toque Lubitsch”…

CASO 3: PISO MORENA, PISO CON GARBO.

Pero aquí no acaba la cosa. Y no se crean que sólo se adapta producto internacional, no: en otro teatro programan… ¡”El pisito“! Sí, sí, la de Marco Ferreri, la escrita por el maestro Azcona, pero situada ahora, en la actualidad y en teatro, dirigida por Pedro Olea.

Desde luego, el problema de partida no deja de ser actual, lamentablemente, pero no sé yo como quedará la cosa, porque Pepe Viyuela mola, pero José Luis López-Vázquez es muuuuuucho López-Vázquez. Y el original, una obra genial. Os dejo con una secuencia que dudo que adapten…

CASO 4: COME ON EVERY WOODY

Pero es que para acabar el tema… va y Verónica Forqué decide dirigir a María Barranco y Míriam Díaz Aroca en una obra de teatro, escrita expresamente para el teatro, sí… pero de Woody Allen: “Adulterios“. No os cuento de que va, para mayor sorpresa.

Así que ya saben, las nuevas modas en el mundillo son:

En el cine: poner gente de la tele (a ser posible de series para quinceañeros).

En el teatro: adaptar películas de cine (a ser posible, éxitos que recuerden los mayores).

En la tele: Seguir haciendo el mongol, a ver si suena la flauta, día a día…

Con esta incursión del teatro en el cine o del cine en el teatro inicio un mini trasvase en el blog de 2 posts. Mañana veremos una incursión en el mundo musical… Tachán!

Y no, no es el “como Nicholas Cage en Living Las Vegas”, por Dios…

Anuncios

Navegación en la entrada única

13 pensamientos en “Vasos comunicantes

  1. Uno que ve bien en dijo:

    ¡Aaaaaaghhhh…! ¡Pero qué tía tan fea, y qué pìernas! ¡Dan grima! ¡¡BRRRRRRR…!!

  2. Cada vez que oigo el anuncio de los Marx en la radio reflexiono sobre el tamaño de las gónadas del actor que interpreta a Groucho.
    Y sólo un matiz mínimo: El pisito se ha basado en el texto original de Azcona que adaptó el mismo para el cine. No creo que sea peor que lo que hicieron con El verdugo hace unos años.

  3. Que alguien lo diga claramente: el teatro está en decadencia.

  4. Quítate tú pa ponerme yo en dijo:

    Está completamente muerto desde que se inventó el cine.

  5. Al Swearengen en dijo:

    Amén a eso, Escrito Por.
    No se como será el resultado, pero hay que tener huevos para adaptar a los Marx y aún más para interpretarlos.

  6. No sé si es la entonación q le doy yo al leerlo o es q realmente te revienta -pero bien reventao- q se adapten las historias del cine al teatro. Te he malinterpretado Escrito?
    En Santander se estrenó El Pisito y la crítica de nuestro periódico local fue bastante buena. Le dieron mucho bombo en los medios xq el productor es de aquí y al parecer es su producción número 100 y el hombre lo estaba celebrando.
    Yo no puedo opinar de la obra xq lamentablemente no pude ir a verla pero sale Asunción Balaguer y punto en boca.
    Saludos a todos.
    X cierto, se sabe ya si Spamalot va a hacer gira x España?

  7. Escrito Por en dijo:

    No, no, para nada, querida Sar. Me parece genial que se haga lo que se quiera y hay textos que valen para una cosa y para otra, claro que sí.

    Eso sí, no es lo mismo adaptar “el pisito” o una obra basada en su texto y tal que adaptar a los Marx, que no es una obra, si no intentar adaptar a unos personajes-actores y que evidentemente, trasciende lo teatral para pasar al “espectáculo-homenaje-mejunje”, creo.

    Y no dudo que la mayoría de estas adaptaciones pueden estar bien y ser divertidas. En eso no me meto: no las he visto. Simplemente me parece curiosa esta “ola” de adaptaciones de cine, buscando al público.

    Y lo de Spamalot ni idea, un musical es algo complejo y no se yo si harán gira… en otros países no se ha hecho.

  8. Ganazas de ver Spamalot. Y que yo diga eso de un musical es un hito. Respecto al resto ninguna propuesta me mata realmente y no acabo de encajar una obra sobre los Marx.. muy osado ¿no?

  9. Stealers Wheel en dijo:

    ¡Y a mí que me pone, esa cara de mula! ¿Será grave…?

  10. Si pues espero que el musical de Spamalot ya lo hayas visto en Barcelona porque el Cast de Madrid… deja un poco que desear…

    ¿Victor Ullate como sir Robin?

    ¿Que ha pasado con la maravillosa dama del Lago de Bcn?

  11. que bola de gays los tios de arriva jesica parker es genial las peliculas quiza son malas pero bueno tienen su publico y es lo que las mantiene al aire. En cuanto a sus compentarios seguro que en su casa no tienen una mejor de la que presumir!
    eh dicho.

  12. pepita pulgarcita en dijo:

    Sinceramente, tengo que comunicaros que yo he ido a ver la obra de los Marx y me ha encantado. Lo cierto es que fui al teatro bastante escéptica y los actores me sorprendieron. Me parecieron muy buenos y tratan de dar una vuelta a los personajes jugando con la actualidad.
    Yo os la recomiendo, e igual cambiais de idea…o igual no… para gustos los colores.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: