Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Jason Biggs y el pánico a una muerte ridícula (again)

De nuevo tengo que hablaros de dos conceptos que nada tienen que ver con el guión, pero que son viejos conocidos de este blog. Estos conceptos son ECM y PMR.

¿Mandeeee?

ECM: Experiencia Cercana a la Muerte.

PMR: Pánico a una Muerte Ridícula.

Si ambas situaciones se conjugan y le ocurren a un actor… qué queréis que os diga: en este blog nos DES-HUE-VA-MOS. Sin maldad, pero el hecho es que nos desenroscamos los pendientes reales, los dejamos a salvo encima de la mesa y ¡hala! A revolcarnos en el suelo como hienas lisérgicas.
Así hicimos cuando le ocurrió a Adrien Brody en la India. Iba de pie con la Pataki en la parte trasera de una ranchera y no vio venir un cable que quedaba a la altura de su cuello (Elsa ni se despeinó). A punto de espicharla (ECM), pero siendo muy consciente del ridículo, Adrian hizo unas declaraciones que pretendían arrojar poesía a tan bizarro momento (PMR). Y cuando escribo “arrojar” pienso en lo que hacen los gorilas con sus propias heces, que como estrategia de marketing me parece mucho más simpática que la de hacerte pasar por poeta de la mus.

El Brody me parece un memo, sí, pero empatizo mucho con su pánico a una muerte rídicula. Es lo que explica esta canción de DEF CON DOS:

“Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Castigo divino a la zoofilia.
Pasión que aplasta una roca asesina.
Todos se ríen porque adivinan
qué hacía el difunto con una gallina.
Onanismo casero desbocado
en la cocina del lord diputado.
Bolsa de plástico en la cabeza
y en el muslo las ligas de la asistenta.
Carne festiva en la casa de fieras.
Nubes negras que anuncian tormenta.
Miras al cielo muy estirado
y te cae a ti el único rayo.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula”.

Hay formas de morir que deberían recurrirse ante el tribunal supremo.

“Con la venia, señoría: no es justo que David Carradine se vaya así de este mundo, ni que publiquen la imagen de su lomo y los cuartos traseros colgando cual vacuno en la habitación de un hotel”. ¡Ojo! Esto no lo comento pa las risas, porque aunque nos enfrentemos a una situación PMR (ridículo y posterior intento de jugar al despiste por parte de la familia), la experiencia de Carradine no fue cercana a la muerte, sino que fue la MUERTE MISMA… No me deshuevo, no.

No me deshuevo de momento, porque ahora le ha tocado a Jason Biggs y de nuevo tenemos la ecuación ECM + PMR. ¡Con él sí que nos podemos reír a gusto!

Por si el nombre no os suena de nada os recordaré que era el crío que horadaba tartas de manzana (American Pie). Y también el guionista precoz de Todo lo demás.

Y lo más curioso del asunto es que ha ocurrido aquí al lado, en el Imperio Británico español (y no me refiero a Mallorca sino a Gibraltar).

Al parecer, Jason estaba haciendo senderismo en el estrecho cuando un mono saltó de un árbol y se le encaramó a los papos... Esto es lo que cuenta la noticia:

“Jason estaba con sus compañeros de viaje, quienes consiguieron apartar a la bestia de su cara y, afortunadamente, no llegó a ser herido de gravedad por ésta, sólo se encuentra muy conmocionado”.

Ya lo habéis leído: Jason fue atacado por una bestia en Gibraltar. Afortunadamente estaba por ahí su coleguita de American Pie, el actor Eddie Kaye Thomas, que fue quien le espantó el bicharraco para que se descolgara de su cara, como se ha apresurado a declarar el representante del “héroe” (estos repres, nunca pierden ocasión de dejar a sus nenes por las nubes): “El mono trató de atacar a Jason para robarle comida de su bolsa pero Eddie consiguió quitárselo de encima y salvar el día”.

Puede que salvara el día, pero las vacaciones ya se quedaron un poco arruinaditas. Jason ha decidido volverse a casa antes de lo previsto para recuperarse del susto, y sospecho que más dolido en su orgullo que en su gepeto… Jason, no te enfurruñes. Mira a la cámara y sonríe, que hoy eres tú pero mañana le tocará el turno a otro (Adrien Brody, seguramente).

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “Jason Biggs y el pánico a una muerte ridícula (again)

  1. Jajajaja, que grande. Igual al mono las pelis no le convencieron una mierda, quien sabe.

    ¿Y qué coño hace este tipo de vacaciones… en Gibraltar? Me parece una taradez de destino turístico. Oye, que igual es un Sea Gold pero vaya…

  2. JAJAAJAJAJAJAJJAJAJA.
    Cierto, pa deswevarse!

  3. Tienes razón Galaghan, si en lugar de ir a Gibraltar se hubiera ido a Marbella, se le ha habría tirado a la cara alguna con ganas de ser famosilla aunque tengo mis dudas de que resulte menos penoso

  4. Ya, nadie quiere salir en los Darwin Awards :)))

    http://www.darwinawards.com/

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: