Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Ciclo de Pelis: 3. El Baile de los Vampiros

¡¡Segunda semana en el Especial de TCM “Programado por Escrito Por”!!

Y algunos despistados dirán: ¿Programado por Escrito Por? ¡Sí! Ya lo conté aquí, cuando emitieron la primera del ciclo: “Cuenta Conmigo“. Los coleguitas de TCM, que son un primor, nos dejaron “programar” un ciclo de películas a cada bloguero de la web del canal y ahora, en agosto, es mi turno. Así que me he dedicado a escoger unas películas maravillosas que me han marcado en mi humilde vida audiovisual. El pase ya sabéis: los domingos a las 22h. 2 películas seguiditas. 2 obras maestras. Y 2 posts cada semana para contaros el por qué de esa elección (y picaros, soltando el gusanillo y que corráis a contratar el canal, locamente, diciendo a la telefonista: “no puedo dejar escapar esto, porque es de Escrito Por!!! Dígame que le debo!!”. No olvidéis dejar claro que lo hacéis por mí y en caso de ser mujeres, dejad vuestro número de teléfono para los “audiocomentarios”…)

Tras las 2 películas “bonitas” y realistas de la semana pasada, en el ya famoso “ciclo de pelis de Escrito Por, el tío pesado con sus historietas”, os ofrecemos TCM y yo 2 películas con tintes más fantasiosos-mitológicos. Y la primera que podréis ver es: “El Baile de los Vampiros” (1967), de Roman Polanski.

Fue la primera película de Polanski en color y la primera de su etapa post-Polaca, trabajando ahora en Estados Unidos.

Y qué queréis que os diga: a estas alturas de la vida se adivina algo destartalada y precaria en cuanto a efectos especiales (esos acelerados cómicos para el slapstick, es lo que tienen) pero quizá eso es uno de sus múltiples encantos y junto a la música de Krzysztof Komeda y la ambientación tenebrosa conseguidísima, me tiene rendido a sus pies.

A mí “El Baile de los Vampiros” me encanta porque hace mofa de toda la mitología habitual de estas criaturas diabólicas, al ser una parodia de las entonces exitosas películas de vampiros de la Hamer, y las mezcla sin pudor en una comedia disparatada de tortazos y persecuciones, la estupidez estilo Closeau y el sentido del humor Judish. Y me parto.

Me parto con el tufillo machista de mujeres bellísimas (Sharon Tate en un pelirrojismo que me lleva loco en su obsesión por el baño y a Polanski también, que se enamoró locamenti de ella en este rodaje) pero bastante pánfilas, con mastuerzos libidinosos de tintes esteso-pajares y con la cantidad de torpezas por segundo en el despropósito de los “Caza vampiros”. (El título original, por cierto, es “The fearless vampire-Killers”. Vamos: “Los caza vampiros sin miedo”). Y por supuesto, con esa visión judía, irreverente, sucia, ahondando en las miserias personales y físicas que sobrevuela como un murciélago toda la leyenda vampírica tradicional. Que grandes momentos da la parodia, como el del vampiro-crápula judío al que su “acosada” criada no puede quitarse de encima con una cruz, evidentemente…

Y me hace gracia ver que en esta película están todas las cositas que van a rondar la pervertida cabecita de Polanski el resto de su vida-carrera. Su descarada obsesión por las mujeres, su pervertida mirada de voyeur, su atracción por los temas oscuros del alma humana, el toque de humor judío y su narrativa, casi sin diálogos, claustrofóbica en encuadres y espacios, que va apuntando maneras notables al tratar ya con presupuestos holgados para hacer lo que se le ocurre.

Además, la peli tiene para mí un plus de recuerdo temprano y oye, como el ciclo es mío por estas cosas, pues más a mi favor. La vi por primera vez hace muchísimos años, siendo yo un chaval impresionable y tal repetición de planos senitales (vamos, de pechos en corsé) más el tema de que, por primera vez, los vampiros no asustaban, si no que daban risa, me encantó. Juju.

Eso sí, igual que flipaba con cada plano de Sharon, flipaba a la vez con los del jovencito Polanski (que cual Vigalondo, decidió darse un papelito de “empanao” en su película y es de lo más flojete de la misma) porque no podía parar de ver a…

En fin, mejor se lo enseño. Este es Polanski en “El Baile de los Vampiros”.

Este es el que me venía a la cabeza.

De ahí a ver en el Conde Von Krolock a Florentino, amigos, un paso.

“El Baile de los Vampiros” tiene a parte un morbo especial, puesto que es la película en la que Sharon Tate y Polanski se conocieron y en la que ambos actúan dando pie a una apasionada historia de amor (o lujuria, creo yo) que se prolongó fuera de la pantalla con la consiguiente boda, embarazo y… tragedia psicópata: Charles Manson y su tribu de hijos de puta se hicieron famosos a su costa. Precisamente, el asesinato tarado de Tate fue este domingo 9 de agosto. Sirva la película como pequeño homenaje a la mujer que se fue y que se llevó, creo, la comedia que daba vueltas por Polanski.

Así que ya sabéis: Día 9 a las 22:00h. “El baile de los vampiros” en el Especial de servidor en TCM.

Anuncios

Navegación en la entrada única

8 pensamientos en “Ciclo de Pelis: 3. El Baile de los Vampiros

  1. tu estás que te sales, chaval.
    a mí esta que la vi cuando la tele ponía pelis buenas y a horas decentes, me marcó un montón, porque aunque es una comedia, de niño, una de vampiros… mal rollo

  2. Troningan en dijo:

    Muy buena elección!
    A mi de esa película me encanta el momento de persecución y seducción previa del hijo del conde. Divertidísimo!

  3. Acabo de verla, ¡gracias por la recomendación! La película es delirante, fantástica, única; me he reído todo lo que he querido jaja. Parece mentira que el tímido co-protagonista sea el propio director, la verdad es que Polanski es genial. Una de mis escenas favoritas: cuando Polanski está con el hijo del conde en la habitación, ¡es descojonante!. Por no hablar del final, jaja. ¡En fin, se me traban las palabras en la cabeza, gracias por la peli!

  4. levothroid en dijo:

    Juas! Es verdad lo de Messi. Y esta película es fantástica, como todas las de Polanski, pero es verdad que conmueve ver a Sharon Tate, en diferentes sentidos del verbo “conmover”. A mí unos de los gags que más me gustan es ése que se ve en una de las fotos, cuando el vampiro gay intenta morder a Polanski y él le pone la biblia que se le queda clavada en los piños.

  5. Escrito Por en dijo:

    No es la biblia!
    Es un libro-manual de la seducción, que el vampiro gay lee previamente delante de Polanski. Jijiji.
    Sí, ese momento es genial. Eso y la posterior carrera absurda por el patio para acabar en el mismo sitio, donde le espera el vampiro. Jeje.

  6. Escrito Por en dijo:

    “Jijiji” y “jeje”.
    Este calor me va a matar.

  7. levothroid en dijo:

    Yo he empezado con un “Juas!” que también es como para atizarme con el manual de seducción. Gracias por el apunte, Escrito, no lo recordaba.

  8. ME ACUERDO PERFECTAMENTE CUANDO LA VI POR PRIMERA VEZ,ERA CUANDO DABAN SABADO CINE,YO ERA JOVENCITO Y MIS PADRES ME LA DEJARON VER PORQUE ERA UNA COMEDIA,ME ENCANDILO DESDE EL PRIMER MOMENTO,A MI ES QUE ME SIEMPRE ME HAN GUSTADO LAS PELIS DE VAMPIROS,Y ESTA ES GENIAL POR EL ECHO DE QUE AL SER COMEDIA Y CON LA AMBIENTACION DE LAS TIPICAS DE CHRISTOPHER LEE AND COMPANY ¡¡¡ME ENCANTABAN!!!
    LA MUSICA ES FANTASTICA ECHA POR CHRISTOPHER KOMEDA QUE LUEGO AL AÑO SIGUIENTE LE COMPUSO LA OTRA OBRA MAESTRA DEL GENERO “LA SEMILLA DEL DIABLO”.
    YO TAMBIEN SUSCRIBO QUE ES UNA DE LAS PELIS QUE ME MARCARON SIN DUDA.
    ABRAZOS

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: