Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

HAWKS según HAWKS (II): documentación a mano armada

Una de las facetas más estáticas del ya de por sí estático oficio de guionista es la perteneciente a la fase de documentación. Es decir, cuando se recaba información para darle una base sólida, incluso realista, a tu historia. En esos momentos el guionista no escribe nada. Sólo lee y se deprime por todo lo que le falta aprender antes de ponerse a escribir. Ahora con Internet uno se hace la ilusión de que cualquier conocimiento está al alcance de su mano. En muchas ocasiones ya no es necesario salir de casa, ir a la biblioteca o pasar vergüenza preguntando cosas raras a desconocidos tras la pertinente explicación “perdone usted, es que estoy escribiendo un guión sobre…” En el fondo sabemos que esto está mal pero… ¡qué coño! Es que somos vagos.

En Hawks según Hawks, libro del que ya os he hablado (de ahí que este post se titule Hawks según Hawks, parte II, si no a cuento de qué…) se habla de uno de los procesos de documentación más divertidos del que yo haya tenido noticia: el de la película Scarface (1932). Howard Hawks dijo de ella que era la favorita de toda su filmografía, quizás por compensar las dificultades que pasó para rodarla. Ningún estudio quiso ayudarle. Howard Hughes y él tuvieron que hacerla de forma independiente. Además no pudo estrenarse hasta dos años después de su rodaje porque los censores de la época consideraban que el protagonista, un gangster basado en la figura de Al Capone, no recibía suficiente castigo al final. Finalmente, se añadieron unas escenas que no fueron ni rodadas ni aprobadas por Hawks.

Pero mucho antes de eso, el guionista Ben Hetch y Hawks se sentaron a escribir en once días “la historia de la familia Borgia en Chicago”.

Joseph McBride: ¿Qué tipo de investigaciones llevaron a cabo?

Hawks: Me puse en contacto con uno de los mejores periodistas de Chicago y utilizábamos el cable del periódico. Le hacía preguntas sobre personas y cosas. Si un hombre entraba en mi despacho y me decía “Me llamo James White, formé parte de la banda de Chicago. Me gustaría hablar con usted”, le decía, “Lo siento, señor White, pero estoy muy ocupado, ¿podría venir mañana?”. Y para entonces me había puesto en contacto con Chicago para preguntar “¿Quién demonios es James White?”. Así que cuando volvía le decía “Hola, Puggy”. “¿Cómo sabe mi nombre?”, y yo decía “lo sé todo sobre ti”. Y él decía “¿Cómo lo sabe?”, y yo, “Oh… lo sé. Sé que empezaste como matón y te convertiste en un chulo de putas, dirigiste una sala, llevaste un arma para tal-y-tal cosa, y cometiste tal-y-tal asesinato”. Me callaba y él decía, “No fui ningún chulo”. Y yo decía, “Muy bien, ¿qué quieres? ¿Quieres trabajar para pagarte el pasaje fuera de aquí?”. Él decía, “Claro”, y yo decía, “¿Cómo hicistéis tal cosa, y tal otra?”. Y él me lo contaba. Vinieron cinco o seis de ellos a contarme sus historias. Desde luego, nos tomábamos bastantes libertades con ellas, hacíamos lo que queríamos hacer.

Y claro, tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió… Lo que quiere decir que Al Capone se acabó enterando de que Hawks estaba preparando una película sobre su vida…

Mientras la rodábamos, vinieron cinco o seis matones a decir, “El jefe dice que quiere que veamos la película”. Y yo les dije, “Id y decidle que, cuando se estrene, puede pagar un dólar y comprar una entrada”.

Si esto es verdad, Hawks los tenía cuadrados. En cualquier caso, pertenecía a una generación de hombres que se preocupaba por demostrar que los tenía cuadrados, como puede apreciarse en otras anécdotas del libro.

Finalmente, Capone vio Scarface. y le gustó tanto que invitó a Hawks a Chicago, se vieron cinco o seis veces e incluso tenía su propia copia de la película.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “HAWKS según HAWKS (II): documentación a mano armada

  1. Joer que gracia escucharlo con la voz de Homer Simpson! jajaja

  2. Fuente Cercana en dijo:

    Esa es una de las miserias del doblaje, UNDER. A mí, no me hace ninguna gracia escuchar a Paul Muni con la misma voz que la de Homer Simpson (segundo doblador después de la muerte de Revilla) o la de Tony Soprano.

  3. Galax Pictures en dijo:

    Lo que más admiro de Hawks es su versatilidad, es capaz de crear obras maestras en géneros dispares como la comedia, el western o el cine negro.

    Saludos,

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: