Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Matadero Cinco, un bello lugar para ir de puente

El título es broma, claro. Matadero Cinco no está en Viajes El Corte Inglés. Matadero Cinco es el lugar al que llevan prisionero al soldado Billy Pilgrim en Dresde, justo antes de que aviones ingleses y americanos frían la ciudad a bombazos. Así sucede en la novela de Kurt Vonnegut (TREMENDO ESCRITOR del que ya hablé aquí hace exactamente un año). Y así sucedió en la vida real también. Él estuvo allí, él lo vivió.

De modo que puede considerarse a Billy Pilgrim como alter-ego literario de Vonnegut y es por eso que todo el mundo cita Matadero Cinco como su novela más autobiográfica. Pues vale. Autobiográfica o no, a estas alturas ya os habréis imaginado que yo soy forofo. Y entenderéis las ganas que tenía de ver la adaptación cinematográfica que George Roy Hill hizo en 1972 y también comprenderéis que os hable aquí de ella.

¡George Roy Hill! El mismo que pasó a la Historia del Cine por juntar a los dos más guapos de la Ídem (según algunos, todo va en gustos, claro): Paul Newman y Robert Redford en Dos hombres y un destino, y en El Golpe. Buenas películas, ¿eh? Pues entre una y otra rodó esta rareza que es Matadero Cinco.

Que la película es complicadita os lo digo desde ya. Por eso me flipa que le dieran el Premio del Jurado en el Festival de Cannes. ¿Qué se había fumado ese jurado? No digo que no se lo merezca. Sólo digo que me cuesta imaginar que alguien que no haya leído previamente la obra de Vonnegut pueda entrar en el juego. ¿Todos los del jurado se la habían leído? ¿Joseph Losey, Bibi Anderson, Naoki Togawa, Milos Forman, etc? Aún digo más: yo la vi con una amiga que no conocía la novela y la chica se quedó más roque que Fraga escuchando un discurso de Fidel Castro.

Soy consciente de que decir esto es hacerle flaco favor a la película, porque las películas tienen que valer por sí mismas independientemente de dónde provengan. No pueden ser las primas enchufadas de nadie. Si la película no se entiende sin haber leído el libro es que la película es lela, coja y le falta un hervor. Y no hay más que hablar.

¿Pero no se entiende Matadero Cinco?

Tampoco diría eso… Para hablar con algo de sentido tendría que desleer el libro o hacer una encuesta, y dado que es un película tan poco conocida creo que sería más fácil lo primero que lo segundo. Pero haciendo un ejercicio de abstracción (hay que ver las cosas que hago cuando me aburro) sospecho que no es que la película no se entienda, sino que no se entiende su razón de ser. ¿Qué es lo que me querías contar?, le pregunta el ratón al gato, tras dos horas de persecución.

El quid the question aquí es que Billy Pilgrim salta en el tiempo pasando de un capítulo a otro de su vida sin solución de continuidad. Los demás -su mujer, sus hijos, sus compañeros en la guerra – perciben su compañía de forma lineal. Pilgrim siempre está allí para ellos. Es un hombre de familia convencional. Pero la realidad es que él nunca está demasiado rato en un mismo segmento de tiempo. Así, de estar en su casa viviendo la luna de miel con su mujer, pasa a estar en el campo de batalla, y de allí salta a otro momento de su infancia y más tarde vive su propia muerte sin que eso le impida minutos después estar plácidamente tumbado en el planeta Tralfamador con una actriz nudista… Ni para él ni para el espectador existen el pasado, el presente o el futuro. Y ésa es otra: la Tierra no es el único planeta en el que habita. Su vida es como un cuadro de Escher.

Hacer entendible esto no es especialmente complicado, pero quizá sí desconcierte que los viajes en el tiempo no sean más que una excusa narrativa para hablarnos de los sucesos más importantes en la vida de un personaje. En ningún momento hay voluntad de explicar por qué le sucede esto a Billy Pilgrim, ni él hace ningún intento por luchar contra su destino. Billy Pilgrim no es un héroe. Es una hoja arrastrada por el viento. Y ésta no es una película de ciencia-ficción al uso.

En realidad, daría lo mismo que un anciano Pilgrim estuviera toda la película recordando episodios de su vida: los saltos en el tiempo funcionarían como perfectos flashbacks.

Vonnegut lo que quería era hablar sobre lo hijos de puta que podemos llegar a ser los seres humanos: Dresde arrasada, el conformismo, la venganza… En la novela el pequeño asunto de los saltos en el tiempo funciona como un contrapunto cómico. En la película queda marciano y parece caprichoso.

A pesar de todo LA PELÍCULA ME HA GUSTADO.

“¿Ein?”

“¿Entonces la crítica que acabas de escribir que es? ¿Condescendencia? ¿Inseguridad? ¿No puedes decir que algo te ha gustado y quedarte tan pancho? ¿Tienes miedo a que descubran que eres un farsante?”.

Sí a todo. Y también es que, bueno… es lo que pienso sobre la película. Aunque me guste. ¿O es que vosotros creéis que vuestras novias son perfectas? Aunque os gusten.

Aquí podéis leer sobre otras adaptaciones cinematográficas a Vonnegut.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Matadero Cinco, un bello lugar para ir de puente

  1. Grom el Único en dijo:

    Supongo, estimado Escrito Por, que atraverse de por sí a adaptar en celuloide esa “novela con ribetes esquizofrénico-telegráficos” – la descripción no es mía, sino del propio Vonnegut (a menos que la contraportada de mi edición de Anagrama mienta, que también puede ser, y que lo pusieran para darse de profundos, los tíos) – tiene bemoles.

    Si bien la novela nos encantó a mí y a mi Bella Esposa, la película la hemos ido dejando pasar año tras otro (¡con lo que me costó encontrar los subtítulos!), por precisamente el miedo a encontrarnos con una traición a una obra tan especial. Parecido me ocurrió con “Trampa 22” – de Joseph Heller la novela, de Mike Nichols la película -, junto con “Senderos de Gloria” la obra antibelicista por antonomasia. No seré yo quien los critique por intentarlo, pero hay que reconocer que es “jodido de narices”.

    A la espera de que adapten como se merece “Teo en el circo”, reciba los afectadísimos saludos habituales.

  2. Estíbaliz en dijo:

    Yo tengo “matadero cinco” en mi memoria portátil desde hace por lo menos un año y todavía no me he atrevido a verla. El libro es tan original, tan emocionante y tan buenisísísímo que ya sé que la película no me va a gustar tanto.
    Pero si Escri dice que merece la pena, ¡me lanzo!

  3. Yo he visto esta película (no me he leído la novela) y no te digo yo q la haya entendido del todo. De hecho pensé: esta peli es de esas q tngo q dejar reposar y dentro de 20 años… a lo mejor es mi momento.
    Saludos.

  4. Al Swearengen en dijo:

    Una estupenda amiga me regaló la novela.
    Maravillosa.
    La peli no la he visto….. se me ha escapado la muy……

  5. Ni he leído la novela ni he visto la peli ni ná.
    Yo es que me dediqué a buscar “Matadero Uno” para enterarme de la historia desde el principio, pero nada oye, ni por la mula.
    ¿Será cosa de la Sinde, que nos tiene así, angustiaos?

  6. Pues me han dado ganas de ver la peli, que la novela me flipó.
    Mi novio no es perfecto, pero yo sí, ¿puede valeeer?

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: