Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Trumbo: cartas desde la cárcel

Dalton Trumbo era un guionista fuera de serie. Escribió los guiones de Espartaco, Vacaciones en Roma, El hombre de Kiev, Johnny cogió su fusil, The last sunset, Papillon, Éxodo, The brave one… y ganó dos Oscar que no pudo recoger por estar en la lista negra del macarthismo.

También era un ser humano fuera de serie que se negó a hacer de chivato y a dar explicaciones sobre sus ideas políticas al Comité de Actividades Antiamericanas, a sabiendas de que eso le dejaría sin trabajo en Hollywood por un periodo indeterminado de años e incluso que le supondría pasar un tiempo alejado de su mujer y sus hijos, encerrado, en la cárcel. Hizo lo que debía, pero lo que poca gente sería capaz de hacer.

Ayer por fin pude ver el documental Trumbo: la lista negra, del que ya hablé aquí hace tiempo y que es un relato de aquella época de su vida, hilvanado con las preciosas cartas que Trumbo escribía a sus familiares, amigos y hasta a la compañía telefónica. Si tuviera que elegir, no sabría con cual de estas cartas quedarme. Algunas son serias, barrocas, iracundas, un auténtico placer para el oído. Otras son irónicas, desenfadas y cariñosas. He decidido dejaros aquí dos cartas – las dos más personales- que fueron escritas desde la cárcel. La primera es una carta-poema, regalo de cumpleaños para su hijo. La segunda, es una bella declaración de amor a su mujer. Disfrutadlas y si podéis ved el documental. Merece mucho la pena, de verdad.

“Este día hace diez años, o mejor dicho esta noche, tu madre me dijo algo que me dejó espantado. Me susurró con incomparable dicha:
Mi amado esposo, querido, vamos a tener un hijo. De hecho, ya está casi aquí.
De un bote me planté en el suelo. Me caí de boca. Me levanté de un salto y me di contra la puerta. Volví a caerme. Me puse corriendo el traje y el sombrero, me caí por las escaleras, resbalé por el recibidor, di un salto mortal como un acróbata y llegué al garaje donde estaba el coche.
Metí a tu madre en él y conduje a través de la noche. Gritar de alegría, llorar, ir a toda velocidad con un ruido atroz. Menuda visión.
A medio camino del hospital el motor se ralentizó y tu madre y yo y tú, aún nonato, nos quedamos parados.
Ay, madre, ay de mí.
Mi corazón imploró clemencia.
El coche se ha quedado sin gasolina, se ha parado y no arranca.
Salí corriendo hacia una gasolinera a por una lata de gasolina. Llené el depósito con una manguera que luego tiré sobre la hierba. Salimos de nuevo a la velocidad de la luz. Los neumáticos y la madre gimoteaban como un babuino. En la oscuridad de la noche, mis ojos salvajes y brillantes. Llegamos después de resbalar durante una milla, y siete minutos después llegaste con una boca tan grande como la de un caimán adulto.
Tu madre me miró y yo la miré torvamente. ¿Cómo lo llamaremos?, dije suspirando.
Y ella dijo: Christopher.
Y así es como ocurrió, hijito mío. Mi ceñudo y deslumbrante y refulgente, mi tristeza y mi mal humor. Mi belleza y mi miedo.
Feliz cumpleaños de papá.

Dalton Trumbo, preso número 7.551″

“Querida mía,

¿sabes en qué estuve pensando anoche? En la noche en que una chica abrumada, asustada y llorosa subió a mi coche y me permitió llevármela. Y estuve pensando en la persona tan extraordinaria en que se ha convertido. Y llegué a la conclusión de que aquella noche fue la más afortunada de mi vida. Dentro de dos días será nuestro décimo tercer aniversario, y he estado aquí tumbado en mi litera pensando en ello. Los trece años parecen muy poco tiempo ya que ha sido una época muy feliz para mí. Todas las cosas buenas de mi vida se deben a ello. Y rememoro cada año con orgullo. Creo que nuestros hijos se enorgullecen de ello. Y aún más se enorgullecerán cuando sean más mayores.
Creo que las tres cosas que más deseo cuando salga de aquí son:

Uno, una copa.

Dos, un filete poco hecho.

Y tres, una sinfonía.

Cada vez me doy más cuenta de que cuando salga de aquí tendré que elegir qué clase de escritor quiero ser. Creo que sería mejor para todos que volviera a escribir novelas, con alguna incursión ocasional en el teatro. Seguramente tardaré años en recuperarme del golpe inflingido por la lista negra, pero el descubrimiento de los amigos que me apoyan con tan increíble generosidad quizá haga que la experiencia valga la pena.
Con mucho amor,

Dalton Trumbo, preso número 7.551

p.d: Con respecto al problema de los chicos, no tengo solución alguna. No tengo más remedio que adaptarme a la solución que tú creas más razonable. El problema es tuyo. Al fin y al cabo, son los frutos de tu lujuria desenfrenada. Y si ahora parecen un incoveniente, recuerda el gozo de su concepción.”

Anuncios

Navegación en la entrada única

10 pensamientos en “Trumbo: cartas desde la cárcel

  1. Preciosas cartas… te traen una sonrisa a la cara hasta que lees “preso número 7551”

  2. Que lejos pero que cerca eso de las listas negras

  3. Pues yo tb ví ayer el documental, en el digital + (lo pongo xa publicitarles xq se lo merecen).
    A mí la carta q más me gustó fue la q le escribió a su hijo sobre la masturbación. Q quieres, me hizo muchíssima gracia, no solo la carta, si no cómo la interpreta el actor. El pobre chico tuvo q ir a buscar un diccionario… ¡¡cómo escribía este hombre!!
    El documental está bastante bien, yo creo q es muy completo. Y la idea de q distintos actores (y una actriz) dramaticen las cartas de Trumbo me parece cojonuda.
    Saludos.

  4. Escrito por en dijo:

    Yo también lo vi del Plus. Por cierto, a quien le interese: lo vuelven a emitir el 16 y el 20 de abril. La carta sobre la masturbación es muy buena, sí, señora.

  5. mineral girl en dijo:

    Este post, me ha recordado dos cosas:

    Una: Las cartas de Groucho.

    Dos: ¿Qué ha sido del remake de Papillon que Roger Corbi y Vicente Mora decían que iban a hacer en Canarias?

  6. eduardoritos en dijo:

    Inmediatamente reclamo saber quién ha escrito el texto que declama Donald Sutherland. O sea, “¿os imagináis que se declara una guerra, y no vamos nadie?”, pero en profundo y bien escrito.

    Quiero ese documentall ya.

  7. Escrito por en dijo:

    Se supone que lo ha escrito Trumbo.

  8. Chorlito Madrid en dijo:

    Madre mía, yo también quiero verlo!!!

    Y si alguna vez me meten en la cárcel por algo que yo no habré hecho, juro por Michael Scofield (o como se escriba), que le escribiré unas cartas asín de molonas a mi gata. Es más: le escribiré ESAS mismas cartas. Pero cambiando el nombre, claro.

    Besetes

  9. .Integro,autentico,mordaz,amigo de sus amigos,fiel a sus convicciones,ironico y sarcastico…
    ¡¡¡ vaya personaje !!!.Lo arriesgo todo – y lo tenia todo,era el guionista de Hollywood mejor pagado – a sabiendas que lo iba a perder.
    Estoy de acuerdo en que la carta a su hijo en la Universidad por su cumpleaños,a cerca de la masturbacion,es genial,pero me gusto aun mas si cabe – por lo emocionante y contundente de sus afirmaciones -,la carta que envia al colegio de su hija para denunciar el trato que recibia su hija por parte de sus compañeros.
    Sinceramente decir,que solo conocia de el que fue un gran guionista,ahora,ademas,me parece un ejemplo a seguir por toda esta sociedad desalmada en la que vivimos.
    p.d.Mencion a parte a su mujer por apoyarlo en todo a pesar de las consecuencias,y de los 10 de Hollywood que,como el pero sin tanto exito,fueron dueños de sus decisiones,sus actos y sus consequencias.
    Xapo,Dalton,un tio cojonudo.
    Biografias como esta,deberian enseñarse en las escuelas.El mundo iria mucho mejor.

  10. Evaristo Dalton Mordejay en dijo:

    bravo bravo…muy buen documental…lo puedo tan solo reproducir en dos plabras:tragico y hermoso a la vez!En fin una maravilla…

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: