Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Críticos locos… ¿o locazas?

Hoy ha salido una columna en El País que me ha dado qué pensar. Habla del caso de Jade Goody, una chica que se hizo mundialmente famosa hace un par de años por demostrar su comportamiento racista en el Gran Hermano británico con otra concursante del programa, la actriz india Shilpa Shetty. La cosa trascendió a niveles estratosféricos. Si no recuerdo mal, creo haber visto el vídeo de la pelea hasta en el telediario.

Cosas de la tele, pocos meses después Jade Goody volvió a ingresar en la casa de Gran Hermano, pero esta vez en la edición india del concurso, y presentada (¡agárrate los machos!) por la misma Shilpa Shetty a la que poco tiempo antes insultó. Esto es… ¡qué sé yo! Como poner a Wyoming de tertuliano en Más se perdió en Cuba. Morbo garantizado.

Jade dijo que aceptaba el envite para “cambiar la percepción de la gente sobre ella”.

Pero – ¡atención: punto de giro! – algo descolocó los planes del concurso: a Jade Goody le diagnosticaron un tipo de cáncer y tuvo que abandonar el programa.

Y por supuesto, la cosa no quedó ahí. La tele es un traje de neopreno que se adapta a sus personajes, asfixiándoles si hace falta, y en este caso, lo que interesaba del personaje ya no era saber si Jade Goody había mejorado como persona, si se había empollado el libraco de Educación para la Ciudadanía, ahora lo interesante era ver cómo se enfrentaba a la enfermedad.

Pasado un tiempo, cuando ya es un hecho que la enfermedad de Goody tiene un pronóstico fatal, ha saltado la noticia de que se ha puesto en venta la posibilidad de grabar sus últimas semanas de vida. La protagonista vuelve a justificarse: dice que así asegurará la vida de sus hijos.

De eso trata precisamente la columna de Enric González en el País de hoy, un espacio dedicado a comentar y criticar los avatares de la televisión. Podéis leerla aquí.

Pregunta Enric González que de qué nos escandalizamos. Afirma que si la tele es asquerosa es porque nosotros también somos asquerosos:

“Hace tiempo era un tópico preguntarse, como si se hablara del colmo de los colmos, cuánta audiencia televisiva obtendría un suicidio en directo. Bien, puede decirse que ya hemos llegado a ese punto. Y más allá. En Internet se encuentra eso y cosas mucho peores. Nada es nuevo. La única diferencia con el pasado consiste en que ahora podemos mirar por el ojo de la cerradura. Y miramos. Supongo que eso dice algo sobre nuestra catadura moral.”

Estoy de acuerdo. Asiento a casi todo lo que dice Enric en su columna. Esta historia es triste desde varios puntos de vista:

Es triste que una chica joven se muera.
Es triste que ella quiera vender su muerte.
Es triste que nosotros queramos comprarla.
Es triste que nos interese la muerte de esta chica sólo porque sea ‘la mala’ de Gran Hermano…

Pero también es triste, Enric, que intentes justificar su comportamiento escribiendo cosas como ésta:

“¿Les parece mal lo que hace Jade Goody? Su padre era toxicómano. Su madre, lesbiana. Careció de educación y de expectativas.”

¿Qué coño tiene que ver que su madre fuera lesbiana? ¿Tener una madre lesbiana es la causa de una conducta reprobable? ¿Ser lesbiana es equiparable a ser toxicómano? En fin, se me ocurren muchas preguntas que hacerle a Enric González.

No hace mucho también me aturullé con unas declaraciones que hizo otro ilustre crítico, Carlos Boyero, sobre la película Milk, en las que curiosamente también equiparaba homosexualidad con toxicomanía y otras “taras” en general.

No sé qué les pasa a estos críticos, si es que trabajar en El País les vuelve tan machos o es que el periódico los recluta ya así.

El caso es que me ha dado por pensar que quizás Enric González no es tan homófobo como parece. Sospecho que a lo mejor lo que pasa es que su instinto de escritor le ha jugado una mala pasada y le ha hecho incluir el detalle del lesbianismo a sabiendas de que esos toques siempre interesan al lector. Eso es lo que nos pasa: queremos que nos lean más lectores, queremos que nos vean más espectadores.

Yo le he puesto el título a este post que me ha parecido más llamativo, Enric ha dejado caer que la madre de esta chica era lesbiana y Jade Goody ha vendido su enfermedad a una cadena de televisión.

¿Y vosotros?

Que me estéis leyendo ahora dice mucho de vuestra catadura moral: sois cojonudos.

¡ACTUALIZACIÓN!: ¡Dios mío! No todos sois cojonudos.

Anuncios

Navegación en la entrada única

19 pensamientos en “Críticos locos… ¿o locazas?

  1. Al Swearengen en dijo:

    La crítica, a veces, tiende a ponerse cachonda con lo que escribe y acaba diciendo gilipolleces. No ocurre siempre, pero pasa. Estos chicos se lían, se lían………
    Un post cojonudo Escrito Por. Como yo.

  2. Pues gracias.

  3. Galahan Pitt Montana en dijo:

    Bah, no tienes ni idea de leer críticas. ¿Quién te has creído que eres tú para opinar sobre las críticas? Hay mucha gente que vive de ese trabajo y tu lo tratas con tan poco respeto y…

    PENDEJOS!!!

    Dios, perdón, perdón… me dejé llevar por el espíritu loco de los comments de EscritoPorElBlog…

    Cojonudo post, señor Escri. Sí señor.

  4. Grom el Único en dijo:

    Como esta chica siga haciendo twisters vitales, seguro que al final unos extraterrestres la salvan llevándosela a su planeta.

    Y, por cierto, estimado Escrito Por, no sé qué demonios se habrá creído, pero yo ni tengo catadura moral ni sé lo que es.

    Enhorabuena por el post y siga repartiendo leña.

  5. drymartini en dijo:

    mmmmm… no sé, no sé.
    Escribo este coment siendo seguidor de González y Boyero.
    Si tienes una columna para hacerte explicar puede haber frases que lleven a confusión.
    Puede ser cierto la interpretación que das, pero también puede que la tal Jade Goody contara en algún momento que la homosexualidad de su madre le supusiera un problema.
    Hay gente inepta y racista cuyos padres son adinerados e intachables personas y viven en un entorno de armonía.
    No encuentro la relación entre tener unos padres, uno toxicómano y otra lesbiana, con que el hijo sea un capullo.
    Creo que E. González sólo constata los hechos sin posicionarse.
    Y lo de Boyero, quiero pensar que dice que la homosexualidad debe ser una tara para los miembros de la Academia yanqui.
    De hecho habla de “…personajes excepcionales…” y después ya enumera los tarados (que tampoco tienen porqué serlo).

    Quizá estoy defendiendo lo indefendible y no soy tan mal pensado.

  6. Once upon a time... en dijo:

    Creo que últimamente te la agarras con papel de fumar. Creo que últimamente demasiadas personas se la agarran con papel de fumar. Ya no se pueden hacer chistes. Los anuncios de “Axe” te los tienes que ver en internet. En fin…

    Yo entiendo a lo que se refiere Enric, de igual manera que hace unos años lo entederíamos todos. Cambia “lesbiana” por “negro” y seguirá siendo comprensible. Las minorías en ocasiones (y por desgracia) tienen serios problemas de adaptación por un entorno hostil (y retrógrado) que teme lo diferente.

    Vamos, no me parece muy complicado llegar a esa conclusión, pero claro, sin que te ofendas, me parece que estás utilizando la misma loógica deductiva de los programas tomatescos que pueblan la parrilla televisiva.

    Realmente esto me recuerda a un momentazo de la primera temporada de Arrested Development en la que Gob le decía a un reportero “…y no se les ocurra decir ahora que YO MATÉ A….”. En la emisión lo ponían justo a partir del “YO MATÉ A…”. El presentador remataba la faena diciendo “..escalofriante declaración.”

    Un saludo!

  7. Escrito por en dijo:

    Creo que hace unos años, cuando todos entendíamos todo, éramos más ignorantes. Qué le voy a hacer, me gustan los matices.

  8. Once upon a time... en dijo:

    Tiempos de matices, tiempos de sospechas.

    Danger Danger, High Voltage!!

  9. Once upon a time dice:
    “Ya no se pueden hacer chistes”.

    ¿Es que eso era un chiste? ¿Comentar que su madre era lesbiana como dato que implique una carencia o motivo de tara? ¿Decir que un personaje homosexual es un tarado? A mi me parece que son prejuicios, estigmas y formas pobres de ver la vida.

    ¿Que estos 2 son unos homófobos? No lo creo. Lo que sí que creo es que hay que empezar a avanzar un poco en la retórica de “ley de vagos y maleantes”.

    Que se pueda comparar que un padre sea toxicómano (con los conflictos que crea el mono, la falta de dinero y delitos que pueda conllevar el hecho) o que alguien no tuviera estudios en que sus valores sean “extraños” y añadir “su madre era lesbiana” como dato importante a resaltar, me parece que no era necesario.

    Y no, esto no puede recordarte una manipulación hecha adrede. Habla Escrito Por de una frase que ha dicho, tal cual, un comentarista. Y cita la fuente entera y linkea el artículo. Más claro, agua. No hagas demagogia: “esto parece…” y pongo un ejemplo salvaje, intentando con eso sugerir que es lo mismo. Eso sí es manipular, Once Upon. Y cogérsela con papel de fumar.

  10. Once upon a time... en dijo:

    Jajajaja!!!! Ok, dejo el asunto. La próxima vez recordaré solo poner comentarios loando la audacia mental del titular de este blog.

    Aún si os animo a que expreseis al señor Enric de una manera DIRECTA vuestras inquietudes con su manera de expresarse o lo que entendeis de su dudosa catadura moral. Al final del citado artículo teneis su mail:

    egonzalez@elpais.es

  11. Grom el Único en dijo:

    Pues yo debo haberme levantado esta mañana especialmente susceptible, porque SÍ considero que existen matices homofóbicos en ambas declaraciones.

    Por centrarme en el artículo del Sr. González, la relevancia del dato de que la madre de Judy “Para lo que me queda en el convento…” Goody sea lesbiana está condicionada por las posibles consecuencias sociales que en su entorno pudieran producirse (yo conozco a un par de parejas gays con hijos – en uno de los casos adoptado, en el otro frutos del anterior matrimonio de uno de los miembros de la pareja – y los niños no tienen, a priori, ningún tipo de problema de adaptabilidad). En otras palabras, si se oculta – bien por desconocimiento, bien por simple y pura mala leche – que la orientación sexual de esta muchacha conllevó el desprecio de la gente que le rodeaba, mucho ha de suponerse por parte del lector. Además, flaco favor se hace a esta sociedad si se sigue utilizando como factor determinante en la pésima trayectoria vital de alguien el que sus progenitores no tengan pene y vagina (uno cada uno de ellos, se entiende).

    Haciendo caso del aporte del estimado Once upon a time, he cambiado la frase y me sale “Su padre era toxicómano. Su madre, negra”. A menos que se refiriera a una persona china (donde el desprecio por la gente de color es mayúsculo), si eso no es un comentario racista, que baje Dior y lo vea.

    Por último: a mí lo que me ha inquietado no es tanto saber que su madre fuera lesbiana (es más, me la trae al pairo), sino que era… manca.

  12. No, “Once Upon” pero si entras diciendo que se la coje con papel de fumar y haces una teoría que se la coge con papel de fumar…

  13. Chorlito Madrid en dijo:

    No iba a hacerlo, pero lo voy a hacer…

    Yo, como Grom y Galahan, también veo tintes homófobos en tal afirmación. Y diré por qué: porque cuando alguien atraca un banco, atropella a una ancianita o secuestra niños, nadie dice “provenía de una familia desestructurada, su madre era alcohólica y ambos eras heterosexuales”. Seguir haciendo hincapié en la orientación sexual de alguien es seguir marcando una diferencia. Igual que no es relevante el color de los ojos de alguien (nadie a dicho que un psicópata lo sea porque su madre tenía los ojos verdes) o el de su camiseta, no debería serlo el color de su piel o sus gustos en la cama.
    Así que sí: citarlo como algo relevante es darle un matiz homófobo.

    Y ahora, tiro de ejemplo, que ésto se estila mucho… Una vez estando en una terraza tomando algo, una pareja la mar de joven, progre y dinámica, tomaba algo en la mesa de al lado mientras sus retoños no paraban de joder al personal. En un momento dado, la madre joven, progre y dinámica le dijo al niño, que estaba dándole el coñazo a un señor de otra mesa: – a ver, cariño, deja de molestar al señor de color.- Y se quedó tan pancha. Ella pensaría, como el señor Enric González, que no era racista ni nada por el estilo, pero el simple hecho de diferenciar entre señores y señores de color, igual que diferenciar entre madres y madres lesbianas, es un claro síntoma de estrechez mental y racismo/homofobia.

    Y me jode dejar semejante tochazo de comentario sin chiste ni na. Coño ya.

  14. Mmmm… ¿Y qué pensará Inés París de todo esto? ¿Y Carlos Molinero? ¿Y Chico Santamano?

  15. profesor fate en dijo:

    A ver, a ver,
    El comentario de Boyero debe tomarse en su contexto: apostaba por un Oscar para Sean Penn, puesto que todos sabemos que los personajes “no comunes” tiene más números. Salta la Inquisición y dice: ¿acaso ser gay es ser anormal?. No, pero Milk no solo era gay, era una mariposa, y de ahí una actuación de político Locomía, perfectamente oscarizable. De un homosexual sin pluma jamás habrían hecho peli.
    Y sí, tener un padre toxicómano y una madre lesbiana es algo que puede marcar más a un niño que tener a un padre toxicómano y una madre heterosexual. ¿Dónde está la homofobia?. ¿Sacamos los manuales de psicología para hacer el ridículo repasando el abc, o nos ponemos serios?.

  16. Grom el Único en dijo:

    ¿Desde cuándo tener una madre lesbiana marca más a un niño que tener una madre heterosexual? ¿No será más bien que lo que marca es estar rodeado de compañeros de clase descerebrados que han recibido de sus hijoputescos padres la idea de que la homosexualidad es algo antinatural y, por tanto, algo despreciable y objeto de rechazo?

    Y, sintiéndolo mucho, a mí no me sirve lo de que se sobreentienda el contexto… principalmente, porque el autor del artículo (doble penalización al haber hecho el comentario por escrito; ¿o acaso los manda a publicar sin revisarlos?) no sitúa contexto alguno! Se limita a decir que “Careció de educación y de expectativas.” ¿Debidas a qué? ¿A que “a mamá no le gustan los señores”? ¿A que hay lectores que entienden perfectamente que, si tu señora madre prefiere yacer con hembra antes que con varón, tus expectativas y educación desaparecen por completo?

    En fin…

  17. Me da pereza explayarme demasiado porqué dificilmente podré añadir algo interesante a lo que ya se ha dicho por aquí. Entiendo, e incluso comparto, la preocupación de algunos por la era de lo politicamente correcto, pero las tendencias sexuales de cualquiera no deberían ser nunca determinantes para los futuros actos de sus hijos.
    Así que me limitaré a felicitar al auotr por esta estupenda entrada y por haber provocado un número considerable de comentarios sin hablar de Crepúsculo, de Johnny Deep ni de Hanna Montana.
    Plas, Plas!

  18. Yo creo que lo de ser crítico se puede curar… igual que la homosexualidad. 😛

  19. TCM qué pena que merezcamos este insulto, ¿por qué nos hacéis esto? Con lo del formato!!

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: