Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Archivar para el mes “septiembre, 2008”

Mis cómicas favoritas

La Doctora Amor ha hecho una lista muy interesante con los 10 cómicos actuales que le parecen más atractivos. Yo he decidido emularla y hacer una lista de las cómicas cuya combinación de belleza y talento me hacen babear (babas de amor, no de sueño en fase Rem). Además, me tomo la libertad de emparejarlas con los maromos de la lista de la Doctora Amor, un ejercicio tan inútil como divertido. A ver si ella y vosotros estáis de acuerdo.

1. Tina Fey.

Guionista, actriz, genia en general. Como soy admirador, ya he hablado de ella aquí, aquí y aquí. Sólo me queda una cosa por decir: está rebuena.
Pareja: con Jim Carrey se reiría mucho.

2. Portia de Rossi.

Su personaje en Arrested Development ansía amar y ser amada. Por cualquiera. Y yo, que tengo más cara de cualquiera que nadie, la complacería con gusto… Pero la realidad es bien diferente. Portia está casada con otra cómica, Ellen DeGeneres, que no merece estar en esta lista (bastante suerte has tenida ya, Ellen).
Pareja: Paco León disfrazado de Raquel Revuelta. Lo siento, Portia, pero Paco es lo más parecido a una mujer que he encontrado en el listado de la Dra. Amor.

3. Goldie Hawn.


Ella era la más pizpireta, la más sexy y la más graciosa. Observad: dan ganas de echarle una manta por encima y mecerla.
Pareja: Owen Wilson. Si los miras mucho rato empiezas a pensar que son de la misma familia. Lo cual es inquietante, teniendo en cuenta que Owen ha salido con su hija.

4. Jaime Pressly.


Que una chica tan atractiva se llame “Jaime” es raro. Y su personaje en My name is Earl es lo peor: ordinaria, egoísta, traidora, avariciosa, superficial… Sin embargo, Joy tiene un fondo tierno. Es una fuerza de la naturaleza y su carisma invade la pequeña pantalla. Mantengo la esperanza en que Earl y ella acaben juntos al final de la serie.
Pareja: Ben Stiller. La actual mujer de Ben es mona pero muy sosa. Creo que le iría mejor con Jaime.

5. Susie Essman.

Nadie grita y dice tacos tan bien como ella. Tiene acojonados a Larry David y a Jeff Garlin, su marido en Curb Your Enthusiasm.
Pareja: Seann William Scott, porque es de ese tipo de mujer que necesita a un hombre-niño al que gritar.

6. Esperanza Pedreño.

O sea, Cañizares. Aunque he de confesar que cuando leo entrevistas a esta chica me pongo de los nervios por su afán de vacilar al periodista y de paso hacerse la enigmática. Pero su interpretación de Cañizares la hacen irresistible para mí. Ay, quien pudiera morder esos leotardos.
Pareja: Sacha Baron Cohen. Como dos barcos que se cruzan en la noche, Borat y Cañi están hechos el uno para el otro.

7. Enma Penella.

Ya sé que me estoy saltando las reglas y que desgraciadamente, Enma ya no es una “cómica actual”, pero la Penella de El Verdugo constituye todo un mito erótico para mí. Con su voz rota y sus curvas neorrealistas, es la Sofía Loren española.
Pareja: Eddy Murphy. Formarían una extraña pareja muy cool.

8. Frances McDormand.

Soy consciente de que esta foto tiene unas considerables dosis de Photoshop, pero no me importa. La Frances de Fargo es uno de los grandes personajes del cine actual. Tan pánfila y tan lista: la adoro. Tengo ganas de ver el papel que su marido y su cuñado le han preparado esta vez.
Pareja: Diego Peretti. Por eliminación, lo confieso.

9. Reese Witherspoon.


Porque tiene una cara muy simpática, porque Election es una de mis comedias favoritas y porque me parece un pedazo de actriz. Reese elije bien sus papeles y eso quiere decir que es inteligente.
Pareja: Paul Rudd (otro guapo-listo como ella).

10. Verónica Forqué.

Existe un término para esto: MILF (Mother I”d Like to Fuck). Sé que no soy el único jovenzuelo al que esta señora de ojos verdes y dientes de conejo tiene seducidos. Porque ella lo vale.
Pareja: Steve Carell. Hacen buena pareja ¿no os parece?

¿Qué os parece mi lista? ¿Una mierda? ¿La cumbre de la sabiduría humana? ¿Os sobra u os falta alguien?

Anuncios

Tropic Thunder: Ben Stiller es Dios

“Tropic Thunder” es la mejor película jamás realizada.

Me reí tanto que casi me caigo de la butaca.

Me reí tanto que tengo agujetas en la barriga.

Me reí tanto que con tanto mover el diafragma casi me entraron ganas de trallar.

Tropic Thunder, de la que ya os he hablado en varias ocasiones, narra la historia de un grupo de actores que se ven convertidos en soldados mientras ruedan una peli bélica de alto presupuesto.

“Tropic Thunder”, que se llama así como homenaje a “Tropic Lightning”, nombre con el que se conocía a la vigesimoquinta división de infantería, que sirvió en Vietnam y cuyas filas integró Oliver Stone, es una comedia inteligente, gamberra, original, metalingüística, apta tanto para los amantes del chiste fácil como del humor cuasi-surrealista como de los cinéfilos que disfrutan

a) con las referencias al cine bélico clásico, como Platoon y Apocalypse Now.
b) con la parodia de los lugares comunes del cine épico
c) la sátira sobre el funcionamiento de la trastienda de Hollywood, los jefes de los estudios, los agentes, la obsesión de los actores por interpretar a discapacitados mentales…

Así que habrá quien llegue y diga que es una memez.
Pero allá donde Zoolander conseguía hacer comedia del mundo de la moda y del consumo, Tropic Thunder llega bastante más allá, sirviendo como parodia del género y como comedia única y audaz, llamada a ser un clásico moderno.

Y como muestra, algunos botones de esta comedia, una de las mejores que he visto, y con más risas en la sala, (no había oído tal estruendo desde “Borat”.)

Kirk Lazarus (interpretado por Robert Downey Jr.) “Yo no me leo el guión. El guión me lee a mí.”

Y en cuanto a reírse de la discapacidad, de la dificultad de hablar de asuntos raciales sin ser racista, y de largo etc de temas y personas de los que se descojona esta película, en este vídeo Jack Black dice que “La peli no se ríe de nadie porque se ríe de todos, y en cuanto te ríes de todos, nadie tiene derecho a sentirse ofendido.”

Total, que no sé que es eso tan importante y tan divertido que podéis hacer con vuestras vidas que sea más importante, beneficioso, divertido y alimenticio espiritualmente que ver “Tropic Thunder”.

No os gustará si no os gusta Zoolander.

Tampoco os gustará si os tenéis por personas de moral refinada que sólo dedican su tiempo a ocupaciones super intelectuales y super importantes.

No os gustará si no admiráis lo difícil que es hacer reír a la gente.

Tampoco os gustará si lleváis un palo de escoba metido en el culo.

Lo mejor: Los trailers. Las miradas de Robert Downey Jr. y Ben Stiller. El reparto. Los chistes sobre actores. El cameo y los bailes de ya sabéis quién. El ritmo de la película.

Lo regular: Algún histrionismo de más de Jack Black.

Lo peor: Que se acaba. Que sea tan difícil ver una buena comedia.

Conclusión: Ben Stiller es la luz del mundo.

Duchovny es adicto al sexo

David Duchovny, protagonista de “Californication” y “Expediente X,” se pasó diez años negando que fuera un adicto al sexo. “No lo soy. Nunca he estado en esas reuniones”, le dijo a Playgirl en 1997.

El mes pasado ingresó en una clínica a tratarse de su adicción.

No deja de ser curioso que un tío que interprete a un adicto al sexo sea un adicto al sexo.

También le pasó a Michael Douglas en la época de “Instinto Básico”.

Si no fuera porque ya le iba la marcha antes, podríamos zamparnos todo tipo de elucubraciones sobre la conducta del amigo David.

“Para entender a Hank (el prota de Californication, un escritor que se folla todo lo que tiene huecos) tuve que experimentar su mismo viaje.”

“Quien me llame “adicto al sexo” es que no sabe nada de “El Método.”

En el caso de Douglas, quizá todo lo que se tuvo contener rodando la famosa escenita del cruce de piernas sin braguitas le estalló en forma de libido salvaje durante varios años, hasta que se topó con Catherine Zeta-Jones y ya pudo empacharse.

CACHOPLON. PACIFIC PALISADES, LOS ANGELES. INT / DÍA

MICHAEL
Catherine, venga. Hazlo por mí.

CATHERINE
¿Quién te has creído que soy?

MICHAEL
Catherine, ya hemos hablado de esto.

CATHERINE
Puedo introducirme varios millones de dólares en joyas por varios orificios y tú te empeñas en que cruce las piernas. Es un poco pobre eso, ¿no?

MICHAEL
No me ponen las cosas raras, lo siento. Y los jerbos menos que las joyas. Me da igual en qué libro lo leyeras.

CATHERINE
Nuestra vida sexual es una mierda. ¿Por qué no te vas con Sharon y miras como se corta las uñas de los pies?

MICHAEL
¿Las uñas de los pies? Interesante…

Seguro que su abogado podría defenderle alegando que fue un accidente laboral.

O quizá sea que todos los actores de éxito de Hollywood, independientemente de que interpreten a adictos al sexo o no, son adictos al sexo.

¿Y POR QUÉ?

Porque quizá cualquiera que tenga la posibilidad de ser adicto al sexo sea, efectivamente, adicto al sexo.

Vamos, que aquel que se puede inflar a trinchar, lo hace. El problema son los maridos y mujeres de aquellos que padecen esa sufrida adicción.

¿Qué pasaría si el médico nos diera un papelito que dijera que estamos enfermos y por eso nos follamos todo ser vivo que respira (o no, que en eso van gustos)?

¿Sería eso suficiente para nuestras parejas? (En caso de tenerlas, que ¡¡aleluya hermanas!! no es mi caso.)

De repente estar enfermo no sería una excusa para no follar sino una excusa para follar más. Quizá nuestras parejas nos someterían a terapia de cero sexo para superar el síndrome de abstinencia, con lo cual se arriesgarían a que fueramos a por el tabaco fuera de casa, o bien se rendirían a curarnos la adicción a base de conseguir que odiáramos el sexo de tanto practicarlo.

Supongo que como todo, es una cuestión de medida. Uno puede ser un follador empedernido y no ser un adicto al sexo. ¿Hay algún baremo en algún sitio? ¿Se puede consultar? ¿Se puede hacer algún test o…?

Sí. Y Escrito Por os lo trae.

1. ¿Compras revistas guarrindongas con frecuencia?
2. ¿Estás todo el día pensando en el sexo?
3. ¿Sientes que tu conducta sexual es anormal?
4. ¿Tu pareja se queja alguna vez de tu conducta sexual?
5. ¿Ocultas a tu pareja facetas de tu vida sexual?
6. ¿Alguna vez ha interferido tu vida sexual con tu vida familiar? (Esto no sé qué quiere decir, pero se me ocurren cosas muy groseras…)
7. ¿Has sido incapaz de parar tu conducta sexual aunque supieras que era incorrecta?

Sí has respondido “Sí” a todas las preguntas, es muy probable que acabes haciéndole compañía a Duchovny, y si eres una chica, es muy probable que acabéis zumbando como dos abejorros.

Ironía y romanticismo se darían la mano.

Mi última hipótesis, y la favorita, es que David Duchovny está muy loco y se ha creído que él es Hank. Algo semejante a la fantasía de Norma Desmond en “El Crepúsculo de los Dioses”.

Dios, se me ponen los pelos de pollo cada vez que veo esta escena.

Los del brazo, digo.

¿Qué consejo le dariáis a Duchovny para que se mejore?

Mi apoyo a Plutón B.R.B. Nero

Dicho así parece que la serie necesitara de mi apoyo. Tampoco es eso, pero son las once de la mañana y ya he leído un par de opiniones muy negativas sobre el primer capítulo que fue estrenado ayer noche en La2. Aquellos que os lo perdísteis podéis verlo en la web oficial de la serie. Como anoche estuve por ahí celebrando mi cumpleaños dejé programado el dvd y acabo de ver piloto ahora mismito.

Primeras impresiones:

– Hay actores que me gustan y actores que no. Y es que la mayoría de los repartos suelen ser como las galletas del surtido Cuétara, algunas me parecen la hostia y otras se las doy de comer a mi hámster.

Estos son los que me gustan:


Enrique Villén (el mejor, en mi opinión)


Carlos Areces


Manuel Tallafé

Y estos los que no me convencen (por el momento):


Antonio Gil


Carolina Bang

El saldo no es negativo pero me preocupa que “uno de los que no” sea precisamente el más protagónico de la serie, al menos en esta primera entrega. Lo bueno de saber poco inglés es que cuando veo una serie en ese idioma no me entero mucho de si los actores son buenos o no. Leo los subtítulos y sólo tienen que convencerme mínimante con las caras para que yo entre al trapo… Pero cuando es tu propio idioma el que oyes salir de los labios de un actor ¡ay! En casos así me gustaría tener una tecla en el mando a distancia para poder elegir el idioma en el que tiene que hablar cada actor: “a éste me lo pone en zulú con subtítulos”. Benditos subtítulos.

– Eso en cuanto a las interpretaciones. Quiero comentar una cosa un poco abstracta que algunos llaman “la factura”. Viene a ser como el aspecto físico de la serie, resultado del trabajo de producción, fotografía, dirección artística, vestuario y del director eligiendo los planos. Más o menos, aunque seguro que hay otros elementos que se me escapan. Ya he oído algunas opiniones que se han apresurado a decir “esta serie es cutre”, uno de los argumentos favoritos de los que se erotizan atacando el producto español. Y tengo que decir que estoy en profundo desacuerdo. Plutón tiene la factura que le va a su guión, exactamente igual que The Office (la inglesa) o Enano Rojo. Lo cutre sería que intentaran darle el mismo tratamiento que a Battlestar Galáctica , o viceversa. Eso sería tan poco apropiado y de mal gusto como, no sé, tratar de hacer Mujeres Desesperadas con Ana Obregón. Por lo que a mí respecta la factura de Plutón está en su punto justo. Al dente.

– Por último, unas consideraciones en cuando al guión (sí, el guión: paso de los cursis que dicen “no puedes hablar del guión sin habértelo leído”. ¡Venga, por favor! A otro perro con ese bozal). Gran acierto en la duración. 35 minutos, en vez de los 45, 50 o incluso 60 a los que estamos acostumbrados. Yo incluso lo reduciría más. Me llamo Earl, una de las series que más disfruto últimamente, apenas llega a los 25. Eso es suficiente para contarnos una historia diferente (pero igual) en cada capítulo y hacerlo, además, de forma disparatada y genial. Las comparo porque creo que el objetivo dramático de Plutón es el mismo: una trama episódica autoconclusiva sazonada con la lógica continuidad emocional de los personajes. En este primer capítulo la trama episódica principal giraba en torno a la necesidad de sonsacar una información (auténtico Maguffin) a un alienígena muy hostil, genialmente interpretado por Enrique Villén. Sin embargo los momentos más divertidos estaban en el terreno de la subtrama, con los actores secundarios manipulando el disco duro de la androide megacañon, y en cualquier línea de diálogo salida de la boca de Areces. Lo peor: me resultan cansinos los “chistes-guiño” a la informática actual (pc’s y macs) y otros similares que (ahora no recuerdo) deben ser más graciosos en la teoría que en la práctica. El capítulo de ayer estaba firmado por Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría . Sin desmerecerles a ellos, tengo ganas de ver un capítulo escrito por los chicos de Camera Café.

Balance general: Y ha llegado la hora de hacerme la pregunta más importante que un espectador se puede hacer sobre una serie.

¿Me apetece ver otro capítulo?

Y respondo . Me interesa la propuesta. Se acerca mucho a lo que pensaba que iba a ser. Me gustan los personajes y el mundo interior de la nave que me es sugerido. Intuyo que se avecinan tramas locas y situaciones absurdas, casquería extrarrestre y ternura espacial. Todo eso me gusta. Me gusta mucho.

Vídeos secretos de Sarah Palin y Katie Holmes


No, no penséis que estos vídeos pueden enmarcarse en el género Dogma como el de “Pamela Anderson se relaja en la cubierta de su yate”. Siento decepcionaros.

Pero antes que nada: decía en mi último post que El ala oeste de la Casa Blanca es mejor serie que Battlestar Galáctica… ¡Ni hablar! A veces se me va la mano (o más bien el embudo) con el jarabe para la tos y me rebelo contra mis creencias. Las drogas son malas para este tipo de cosas.

Aclarado este lapsus vamos al tema de hoy.

Tina Fey es una guionista y actriz norteamericana que empezó a hacerse notar en Saturday Night Live, ese histórico late night que es una factoría de cómicos ilustres como Larry David, Jim Carrey, Adam Sandler, Bill Murray, Steve Martin, Christopher Walken…
Hace un par de años Tina se independizó del programa para llevar a cabo un proyecto creado por ella, en el que sería productora, guionista y actriz protagonista. Le salió bien. El resultado es 30 Rock, una serie de la que ya hemos hablado aquí en otro momento y que, por resumir, tiene las tres B que me gustan: buena, bizarra y brillante.

Pero entonces, tal y como contaba el diario El País ayer, John McCain sacó del armario a su número dos: Sarah Palin, esa carismática mujer que afirma que del mono descenderán los demócratas y su puta madre (¡pero ella NO!) y que si hay que invadir Rusia, se invade.

Enseguida la gente se dio cuenta de un hecho: Sarah Palin y Tina Fey son clavadas. Podéis comprobarlo en este vídeo, que es una comparativa con varias imágenes de las dos:

Imaginad qué goloso sería si de repente Rajoy sacara una número dos parecidísima a Eva Hache. Todo el mundo esperaría ver la parodia. Y así ha sido: Tina Fey ha reaparecido en Saturday Night Live representando un encuentro con Hillary Clinton. El sketch ha tenido tanta audiencia y repercusión que hasta ha aparecido en los telediarios. Éste es:

¿Qué os parece? Yo les doy sobresaliente a las dos. A continuación os dejo algunas de las cosas que dicen en el vídeo (traducción a cargo de El País):

Hillary Clinton: Creo que la diplomacia debería ser el núcleo de la política exterior.

Sarah Palin: Y yo puedo ver Rusia desde mi casa.

Hillary Clinton: Yo defiendo que el cambio climático está causado por el hombre.

Sarah Palin: Y yo que es simplemente Dios abrazándonos más fuerte.

Hillary Clinton: No estoy acuerdo con la doctrina de Bush.

Sarah Palin: Y yo no sé qué es eso.

Sarah Palin: Creo que todas las mujeres estarán de acuerdo en que, al margen de nuestra orientación política, ya es hora de que una mujer llegue a la Casa Blanca.

Hillary Clinton: No. ¡Es mi hora! ¡Se supone que es mi hora! Quiero añadir algo. Yo no quería que una mujer fuera presidente. Yo quería ser presidente, y da la casualidad de que soy mujer. No quiero que compares tu camino a la Casa Blanca con el mío. Yo he arañado, me he arrastrado por el barro y por alambradas, y tú simplemente te deslizaste en tu trineo con tu banda de reina de belleza y tus gafas a lo Tina Fey.

Sarah Palin: Así que invito a los medios de comunicación a que no caigan en un comportamiento sexista durante las próximas seis semanas.

Hillary Clinton:Aunque no es nada sexista cuestionar las credenciales de una política. Por favor, pregúntenle a ésta por los dinosaurios. Así que invito a los medios a que le echen un par. Y si no los tienen, les presto los míos.

Y ahora hablamos del segundo vídeo, el de Katie Holmes. Éste me ha hecho reír de verdad. Y lo más divertido es que no sé quién es su protagonista. No sé quién es esa chica que se esconde tras la gafas de sol y que mantiene un asombroso parecido con Katie Holmes. Ignoro si esta genialidad es sólo suya o de un grupo de gente, si está hecha por profesionales o por amateurs. Si alguien me puede dar una pista que lo haga. El vídeo lo he encontrado en el blog de Bob Pop, crítico de televisión, donde podéis ver más de la misma serie.

Mirad estas fotos de la auténtica Katie y después mirad el vídeo. Decídme si no son iguales.

Encuentro adorable a esta Katie gamberrilla, tan mona y diciendo cosas que quizás la verdadera Katie ha pensado alguna vez:

“Oh my God, I can say cock… cock, cock, cock, cock!” (Oh dios mío, puedo decir polla… ¡Polla, polla, polla!)

“Fuck you David Beckham”. (Ésta no necesita traducción, ¿verdad?)

No dejéis de verlo. Que paséis buen fin de semana.

Luisma for President

Las elecciones en EEUU (o como diría Borat, los U-S and A) se aproximan, y
como dijo Jon Stewart en la pasada edición de los Oscars, “Normalmente, cuando ves a un hombre negro o una mujer presidiendo los Estados Unidos, un asteroide está a punto de chocar contra la Estatua de la Libertad”. Todo parece indicar que la política está muy cerca de convertirse en política-ficción, y por favor que no me malinterpreten, simplemente estoy muy de acuerdo: ver a un afroamericano de presidente (de hecho dos, una saga Kennedy pero con el apellido Palmer) me recuerda inevitablemente a terrenos ultraficticios, como 24, la gran serie creada por Joel Surnow y Robert Cochran. Pero como a veces nos visita gente que no sabe leer diré QUE ME ENCANTA QUE HAYA CANDIDATOS AFROAMERICANOS O DE CUALQUIER RAZA Y QUE ME ENCANTA ESPECIALMENTE QUE LO SEAN MUJERES.

Bueno, esto es lo que se llama ponerse la tirita antes de la herida. Sigo.

Por eso no es de extrañar que en las últimas semanas se esté barajando el nombre de un candidato que llega directamente desde las estanterías de DVDs (o de Blu Rays) de ciencia ficción: este candidato no es otro que el almirante William “Bill” Adama, comandante de la tropa humana estelar, y que tiene millones de seguidores gracias a la serie Battlestar Galactica, que muchos definen como “West Wing en el espacio” a lo que yo contundentemente replicaría “Ya les gustaría.” (Y eso que me gusta, que conste.)

El caso es que Adama tiene su página web y todo:

Adamaforpresident.org

Y éste es su simpático banner en el que se lee una frase impagable:

“Te pido que creas… no sólo en mi habilidad para encontrar la Tierra, sino en nuestros conocimientos para arreglarla una vez lleguemos allí.”

Según el La Times, “debería tener tirón como tercera opción política. Tiene mucha experiencia en el mando militar, ha salvado a la raza humana varias veces, ha demostrado saber mantener la calma en situaciones de extraordinaria tensión, y quizá lo más importante de todo, sabe lo que va a pasar en el futuro.”

A mi todo esto me da mucha envidia, porque creo que nosotros tenemos un huevo de series aquí en este bonito país llamado Spain. Seguro que a poco que busquemos nos sale un buen candidato para suceder a Zapatero, o para plantarle cara a Rajoy.

Yo voy a elegir mi candidato y espero que vosotros hagáis lo mismo. Mi elección para las próximas generales es…

LUISMA FOR PRESIDENT.

Puede que con el Luisma (interpretado por Paco León) no solucionáramos el problema económico, ni la vivienda, ni el desempleo, pero seguro que habría botellines para todos, que nos descojonaríamos vivos viendo el telediario y encima nos podríamos reír por la mañana, por la tarde y por la noche.

Este es un video genial de sus grandes momentos. Votadle, por el amor de Dios.

De la belleza y el talento

Siempre que se suicida alguien a quien admiro se me queda mal cuerpo. Porque, vamos a ver, si a esos tíos tan geniales se les agotan los recursos para vivir… ¿qué será de mí, que soy de lo más normalito? Como soy macho beta de nacimiento, de pequeño siempre seguí a los líderes de la manada. En consecuencia, tuve que oír muchas veces a mis padres y profesores aquello de “si Fulanito se tira por un precipicio ¿tú también te tiras?”.

¡Pues sí! Yo con Fulanito a partir un piñón. Y a rellenar un precipicio, si se tercia.

Por eso (porque te sigo, David), mientras voy a la ferretería a comprar una cuerda resistente creo que estoy en mi derecho de hacerte, como mínimo, dos preguntas:

1- ¿Por qué, de todas las formas de suicidio diferentes que existen, elegiste el ahorcamiento? ¿Es que no ves que duele? ¿Y no te das cuenta de que la persona que te encuentre -en este caso tu mujer- se lleva para siempre una mala imagen de ti? Entérate: es infinitamente mejor que te recuerde tumbado en la cama junto a un charco de pota (como si hubieras estado de juerga) que flotando en el aire con la lengua fuera y los piecitos colgando. Es un cuadro demasiado surrealista como para poderlo asimilar.

2- ¿Por qué gustas de llevar una bandana en la cabeza? Que ya te he visto en tres o cuatro fotos con ella… Y ¡ah no, muchacho! Estoy dispuesto a seguirte en lo del suicidio, pero no pienso ponerme una bandana en la puta cabeza, como si fuera un doctorcito de Anatomía de Grey. Todo tiene un límite.

Y mientras dejamos a David Foster Wallace meditando las respuestas a mis preguntas os cuento el descubrimiento que he hecho hoy: resulta que un actor de The Office está dirigiendo la adaptación al cine de uno de sus libros, Entrevistas breves con hombres repulsivos.
El actor en cuestión es John Krasinski, un tipo que antes me era simpático y que ha empezado a caerme mal por varios motivos:

a) la Gilberta le tiene de fondo de escritorio en su portátil.

b) no sólo es actor y director. También ha escrito el guión, ignorando las leyes básicas del guionismo: la belleza está reñida con el talento. Vamos, decir que están reñidas es poco: ¡es que se dan de hostias! La belleza y el talento (para escribir) son como los Rose en la guerra de los Rose, como Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón, como el Coyote y el Correcaminos… Os hacéis una idea, ¿no? Pues esto es así y no hay más que hablar.
¡Ojete! Tampoco es que haya que ser un horror. Mirad a David Foster Wallace. No era bello, pero sí te lo puedes imaginar ligándose a una tía en un bar, con bandana y todo.

c) la imdb dice que mide 1m 91cm. Ahí, acaparando atmósfera. ¿De qué vas Krakinski?

Krasinski, macho, tú estarás en el fondo de su escritorio pero yo habito en el fondo de sus br…
Con todo, deseo que la peli te salga redonda, por respeto a David Foster Wallace y ¡qué coño! por los viejos tiempos en los que me caíste bien y hasta me sentí identificado contigo al verte mirar a tu Gilberta con ojillos de macho beta enamorado, en lo que algunos han llegado a definir como “la mejor historia de tensión sexual no resuelta de la historia de la televisión” (que por algo se le cae la baba a mi Gilberta contigo).

Pero ya está. Una y no más, Santo Tomás.

Postdata: sí, David, soy consciente de que es demasiado tarde para que contestes mis preguntas y las de todos los demás, de que ya nunca escribirás otro libro ni te ligarás a una tía en un bar. Pero ¿qué quieres? Hago lo que puedo. Dicen que la negación es el primer paso hacia la aceptación…

El Duque y yo

Los actores no dejan de asombrarme.

Su estulticia es en ocasiones un pozo sin fondo.

No se ve la luz.

O como dirían en “Regreso al Futuro”, “¿Hay alguien en casa, Mac Fly?” Aprovecho para saludar a mi Marty Mac Fly que sé que nos lee. Después de esta nota personal (me debo a mis fans, sobre todo a las chicas) puedo seguir.

Hoy me han confundido con el Duque.

Féminas, tranquilas: no por el físico.

Quiero decir que me han confundido con un hombretón visceral, marrullero, vengativo y latino.

No quiere decir que sea lo contrario, pero ese grado de apasionamiento para según qué cosas me resulta muy cansado.

En los últimos tiempos, estoy preparando una serie de la que no puedo contar nada, salvo que estará interpretado por hombres y mujeres guapos (¿qué original, verdad?). Algún visionario en alguna cadena se habrá sentado en una piedra, habrá puesto el puño bajo el mentón y habrá dicho: “Tate. Una serie con gente guapa”. Y en el lugar donde yo trabajo se han puesto manos a la obra, y aunque soy guionista y no me aventuro en los terrenos de la producción ejecutiva, hoy me han pedido mi opinión sobre varios actores (cosa que me ha hecho muy feliz). Había uno rubio, evidentemente con buen físico y a quien yo conocía de un par de ocasiones por ser la actual pareja de una ex pareja mía.

-Yo creo que EL RUBIO sería un buen PERSONAJE TAL.

Dije, en repetidas ocasiones. Le había visto en el cásting y me había parecido un tío majo, así que le defendí como finalista.

Salí de esa reunión para volver a Madrid con otro compañero guionista. Azarosamente, había estado en Santander, donde se había topado con un íntimo amigo de EL RUBIO y al comentarle mi compañero que trabajaba en una serie nueva, éste le dijo que EL RUBIO no sabía si le iban a coger en la serie porque yo, el ex de su novia, estaba en la serie.

Y yo defendiendo al tal RUBIO, si lo llego a saber me callo la puta bocota. Para qué ser legal si de cualquier modo el personal ya se cree que tú eres una especie de Tony Montana de la vida.

Lo peor es que si no le cogen pensará que yo estuve manejando los hilos, poniendo bombas lapas a sus partidarios, sobornando a la gente de cásting con bocatas de cabeza de caballo. Me convertiré en el guionista mafioso que amarga la vida de sus exparejas y de las parejas de sus exparejas. Un Duque del guionismo. Como en el primer capitulo de la serie, iré a sus bodas y me pondré a mirarles torvamente con mi increíble físico.

Ellos no saben que, lejos de importarme sus pequeñas batallas, mi corazón está con Gilberta y con todas mis queridas lectoras.

Berlusconi censura a Oliver Stone

Decíamos ayer que nadie como los usamericanos para ficcionar contra su propio gobierno. Y que lamentablemente esa es una moda que aún no se estila aquí. Pero si en España estamos limitados en Italia están directamente amordazados.

La noticia es que W, la película de Oliver Stone en la que se retrata la vida de Bush, ha sido retirada del Festival de Cine de Roma.
Una portavoz de la agencia británica Dda, que se ocupa de la promoción de la película ha contado cómo ha sido:

“Estábamos negociando con el Festival de Roma, cuando los organizadores nos comentaron que Berlusconi era un gran partidario de Bush y que no le habría agradado que una película como esta inaugurase el festival”

Lo que más me llama la atención es la falta de disimulo en admitir el intervencionismo del Estado en los asuntos de la cultura. Si yo hubiese escrito la escena para un guión habría hecho que el organizador pusiera alguna excusa, algo como “la película es un bodrio, no está a la altura de nuestro festival” o “mi perro se ha comido los rollos de película”.

Cualquier cosa antes que admitir el fascismo. El fascismo está mal visto. O quizás me equivoco y ya no. Quizás es que hay una gincana internacional en la que los políticos suman puntos haciendo patéticas demostraciones de poder a golpe de entrepierna (¿no dijo el otro día Sarah Palin que iba a bombardear Rusia?).

Estoy anticuado. Soy como esa abuelita que aún no sabe que el top less no es marketing que hacen las prostitutas para captar clientes en la playa. Menos mal que ahí está Jim Carrey para orientarme en cuanto a vestuario playero se refiere:

En cualquier caso, que en Italia hay censura es un hecho conocido. Hace pocos días pude leer en el estupendo blog de Mi mesa cojea el caso de Sabina Guzzanti, una cómica que ya ha probado en varias ocasiones la mordaza de Silvio. Os dejo con un vídeo suyo que he sableado de dicho blog en el que bromea precisamente sobre la ausencia de libertad de información en su país.

La Botella vende hierba

Estoy trabajando en una serie que empezará a emitirse dentro de poco. Quiero compartir con vosotros una escena que acabo de escribir.
La serie parte de una distopía: es decir, que tenéis que hacer el esfuerzo de imaginar que el PSOE no ha ganado las dos últimas elecciones y que Jose María Aznar aún lleva el pelo corto y sigue siendo presidente del gobierno. Prestar atención a la perfecta dosificación de comedia y drama y no os perdáis el chiste final, broche de oro que cierra y da un nuevo sentido a todo el diálogo anterior.

Llamádme inmodesto pero creo que soy el mejor guionista de este país y que si alguna vez inventan el premio Príncipe de Asturias a la Televisión, me lo darán a mí.

————————————————————————————-
1. DESPACHO CONTABLE. INT-DÍA.

El CONTABLE se prepara una pipa de marihuana cuando alguien irrumpe en su despacho. Intenta esconder la droga bajo la mesa pero se relaja al ver que es PACO, su colega.

PACO (cogiendo la pipa y dándole unas caladas): Me han encontrado, tío.

CONTABLE: Mala suerte… ¿Quién te ha encontrado?

PACO: El puto ejército. Hace años en Badajoz intentaba impresionar a una tía. Me coloqué y firmé para la reserva del ejército. Luego me olvidé del tema pero ahora recibo una carta en la que me dicen que me presente o me encerrarán en una prisión militar. ¿Cómo me han encontrado?

CONTABLE:
Te detuvieron por posesión de marihuana. Te tienen fichado.

PACO: Tienes que ayudarme. Eres concejal en el Ayuntamiento. Diles que la ciudad me necesita.

CONTABLE: ¿Que te necesita para qué?

PACO: Yo que sé, para plantar árboles, para ayudar a chicas descarriadas.

CONTABLE: Podría ayudarte si fueran a multarte por tirar papeles en el parque, pero ahí termina mi poder.

PACO: Me haré objetor de conciencia.

CONTABLE: Tú firmaste libremente para la reserva por un calentón… Estás jodido.

PACO: No pienso ir a Irak para luchar por una guerra de mierda por culpa del petróleo.

CONTABLE: ¿Guerra de mierda? ¿Y el 11 de Septiembre? ¿Y el 11 de Marzo? ¿Irán no ocultó a los terroristas?

PACO: La guerra es en Irak, ¿vale? Y ninguno de los dos países tiene nada que ver con lo del 11 de Septiembre. En cuando al 11 de Marzo… creía que decías que había sido ETA.

CONTABLE: ¿Sí? Puede ser…

El CONTABLE da una caladas. PACO se levanta, exaltado.

PACO: Aznar ayudó a invadir un país soberado desafiando a las Naciones Unidas. Es un criminal de guerra y ahora se supone que yo debo ser uno de sus matones con una diana en la cabeza en medio del desierto esperando que me vuele la cabeza un coche bomba preparado por un crío de doce años al que le encantaban Los Serrano hasta que un misil destruyó su casa… ¡Me parece que no!

CONTABLE: Tenían armas de destrucción masiva.

PACO (histérico): ¡¡No había armas de destrucción masiva!!

CONTABLE: ¿No? Bien, qué más da. Oye tengo cosas más importantes que hacer.

PACO: Dime, ¿qué hay más importante que hacer que impedir que las corporaciones se apoderen de la democracia?

CONTABLE: Tengo que ir a cagar.

PACO: Tienes que ayudarme, tío.

CONTABLE: Lo haré, lo haré. Le pondré una vela a la virgen del Carmen por ti.

PACO: ¿Por qué apoyas tan ciegamente a Aznar?

CONTABLE: Me gusta su mujer, Ana. Le compraba hierba en la universidad. Buena mierda.

FIN

————————————————————————————-

Bien, os he engañado. O al menos, lo he intentado. Yo no he escrito esto.
La escena pertenece a Weeds, serie que trata de un ama de casa viuda que trafica con marihuana. He hecho unos pequeños ajustes, para adaptarla a la realidad española (dejando de lado las diferencias de funcionamiento entre el ejército español y el norteamericano). Así que donde antes decía “Friends” ahora dice “Los Serrano” y, por supuesto, en la escena original no había ninguna mención al 11 de Marzo. Creo que lo que pretendían los guionistas en esta escana era retratar en el personaje del contable a cierto tipo de votante de George Bush, no al fanático religioso, ultrapatriota y defensor de la moral, sino a otro más sutil y probablemente más numeroso y, por lo tanto, más peligroso: el indolente.

Si soy sincero, estoy a años luz de escribir algo así para la televisión.
Primero, obviamente, por un asuntillo que tiene que ver con el talento. Y segundo, y más importante, porque no me imagino una serie nacional en la que puedan hacerse críticas tan duras y explícitas contra el gobierno. Una serie en la que se diga que Ana Botella o Sonsoles Espinosa vendieron hierba en la Universidad.

Lo más cercano que tenemos a eso son Los Guiñoles, algún que otro chiste de el Gran Wyoming y las bordeces del CQC, programas de no ficción que se enmarcan dentro de la sátira.
No me entendáis mal. Yo adoro la sátira. Se puede ser muy crítico utilizando la sátira. Pero le encuentro limitaciones cuando se trata de poner el dedo en la llaga, y eso es porque la sátira establece un pacto con el espectador, algo así como “todo lo que te vamos a enseñar es una exageración, no te lo tomes al pie de la letra”.
Por lo tanto, si en los Guiñoles sacan a Sonsoles Espinosa vendiendo marihuana nadie se va a escandalizar. En cambio, si hicieran algo parecido en Física y Química, serie que por increíble que parezca se ha convertido en el bastión televisivo de lo políticamente incorrecto, la liarían parda. Estoy casi convencido. Si el personaje de Blanca Cuesta dijera en una línea de diálogo que coincidió con la primera dama en la universidad (o con la princesa Letizia, ya puestos) y que le daban al asunto más que el Nota… eso provocaría mucha inquietud. Por el simple hecho de que se trata de una ficción dramática, aunque el televidente sepa que se trata de una serie y que no todo lo que cuenta es verdad. Y esa inquietud sería mucho mayor en los programadores que en los telespectadores.

Pero seamos, optimistas. Llegará el día en que veamos algo así en España, hecho por españoles. Mientras tanto, disfrutemos de la ficción extranjera. Os dejo con la escena original de Weeds:

Navegador de artículos