Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Practique el guionismo en casa

Sí, tú, que estás ahí, con una mirada torva anidando en tu rostro abúlico, pensando en el gremio de los guionistas: son unos inútiles, yo podría hacer lo mismo que ellos, porque sé escribir, hace un montón de años además, y lo podría hacer mejor, porque sé pensar y sé imaginar y me fijo en lo que ocurre a mi alrededor y…

Pues tienes toda la razón, amig@. Todos tenemos una capacidad fundamental para construir historias: la anticipación. Si vemos nubes, podemos anticipar que lloverá. Si la parienta te dice “tenemos que hablar”, es un buen momento para comprar unas florecillas (a la amante.) Y más divertido todavía: Ves una noticia en los informativos y empiezas a pensar cómo puede acabar la cosa.

Pongamos por ejemplo el caso del juez instructor de un caso fundamental en la historia de nuestro país, un hombre respetado por todos y que ha alcanzado cierto nivel de notoriedad. La esposa de dicho juez, periodista de profesion, publica un libro sobre las reflexiones y detalles del pensamiento de su marido enfrentándose al juicio, donde no solo da información posiblemente “demasiado privilegiada” sobre el asunto sino que pone en peligro a ciertas personas vinculadas con el caso. El juez pide que se abran diligencias sobre el libro que sobre su persona ha escrito su mujer.

Una historia apasionante. Lo tiene todo: un entorno atractivo, lleno de poder, dinero, responsabilidad y prestigio. Una figura “heroica” en problemas: un juez que ha estado cinco años envuelto en un caso, a punto de perder su credibilidad por culpa de su mujer, periodista que (estoy tirando del dramatismo basándome en lo que escribiría si esto fuera un guión) parece ávida de notoriedad, y que actúa movida por lo que parece un oportunismo impúdico. Alrededor, los compañeros del juez le dan la espalda, el revuelo en la opinión pública crece y los ataques al juez se disparan, y el magistrado retoma el dilema moral que le ha hecho verse inmerso en este lío. ¿Es lícito que mi mujer haga periodismo sobre mi y sobre mi caso?
Yo creo que esto da para un primer y un segundo acto.

¿Cuál sería mi tercer acto?

Se encuentran irregularidades en el libro, que es secuestrado judicialmente (como el número del jueves), y desaparece de las librerías. El juez intenta seguir con su vida, pero su mujer está molesta porque él inició las diligencias. Él le reprocha con amargura que le empujara a sincerarse ese libro en primer lugar (insisto, hablo sobre terrenos ficticios) y ella se defiende, era una historia que necesitaba salir a la luz pública. El juez le pide que se vaya de casa y empieza a escribir su propio libro: “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus.”

¿Cómo acabaríais vosotros la historia?

Anuncios

Navegación en la entrada única

8 pensamientos en “Practique el guionismo en casa

  1. ¿Y si el juez y su mujer son la misma persona? ¿Alguien les ha visto juntos?

  2. Estíbaliz en dijo:

    La mujer del juez es amante de Alcaraz o de JIménez Losantos o, porqué no, de ambos a la vez. Como la pobre está hecha un lío y no sabe cómo dejar a su marido ni con quién quedarse de los dos amantes, opta por escribir el libro para así forzar a su marido a dejarla y, de paso, ganar puntos ante sus amantes. El juez lo averigua todo por los recibos de las flores que su mujer recibe. Al juez le corroen los celos y la indignación, vale que me pongas los cuernos, vale que sea con uno, sino con dos, pero además con esos dos!!!!,Como buen juez, se toma la justicia por su mano y se lía a tiros con la mujer, los amantes y todos los que andan por ahí.
    FIN

  3. Hasta ahora hemos seguido durante la película el proceso judicial y el punto de vista de una periodista del corazón que sigue al juez para saber su opinión más profunda sobre el libro.

    A pesar del descontento social acerca del libro, otro juez, que leva el caso decide que el libro no recurre en ningun delito y que la periodista que lo escribe no se extralimita en su función de jefa de comunicaciones. Descubrimos que lo han escrito a medias, pero sólo nosotros, nadie lo sabe jamás. La periodista Lydia Lonzano publica un libro sobre todo el caso en el que desvela este hecho pero nadie la cree.

    En la segunda parte el libro de Lydia Lonzano es llevado al cine por Fernando León, José Coronado hace de juez y Belén Rueda de su mujer.

    Belén rueda gana su segundo goya por saber estar seria.

  4. Eso, la segunda parte es sobre el rodaje de la película en paralelo al asesinato de Lydia Lonzano y el resto de personas que ella entrevistaba en el libro, poco a poco el casting de la película irá muriendo…

  5. levothroid en dijo:

    Ja, ja! Me encanta la última frase que ha escrito Brays. “Y el Goya a la actriz más seria es para…” Por cierto, ¿quienes serían las otras nominadas?

  6. Quizá debería decir tercer Goya, que en El Orfanato también está muy seria.

  7. De hecho, creo que ganará un Oscar gracias a la versión Americana del Orfanato. Geraldine Chaplin hace el papel de Belén Rueda, y Belén Rueda tiene el papel del niño que al final está muerto. ¡Un nuevo reto!

  8. Miss Julie en dijo:

    El juez muere en un incendio fortuito en los juzgados, pero la cámara de un aficionado que graba el incendio descubre unas sombras extrañas en el despacho del juez que se mueven entre las llamas con gran soltura. Los bomberos afirman que ninguno de ellos se hubiera atrevido a entrar en el horno en el que se convirtió el despacho del magistrado. Después de analizar el vídeo descartan la posibilidad de que nadie hubiera podido estar allí y que aquellas sombras no eran más que un reflejo, una lusión óptica. Tiempo después, la sra. del juez muere desangrada en su casa mientras cortaba tomates para hacer gazpacho. El asunto se archiva como accidente doméstico, Jimenez Losantos desaparece misteriosamente, pero la COPE logra ocultarlo repitiendo sus programas sin que nadie lo note. Por su parte, Alcaraz, ante la extrañeza de todos, empieza a acudir a las manifestaciones acompañado de una mujer que le saca dos cabezas, vestida de negro y con la cara semioculta por una gran pamela modelo Infanta Elena cuya tarea consiste llevar en su bolso el discurso del Jefe de AVT (no confundir con la ATV) y ponerlo en el atril para que lo lea. Alcaraz comienza a decantarse por el “SÍ A LA NEGOCIACIÓN” y un día confiesa públicamente que en realidad está en la AVT por el sueldo. (FUNDE A NEGRO)
    En una isla tropical, un hombre toma un daiquiri en una tumbona en la playa, un camarero vestido de blanco inmaculado le retira la copa vacía, el camarero pregunta “¿Desea algo más su señoría?” El hombre responde: “Nada más, gracias”, el camarero se vuelve y descubrimos a Jimenez Losantos, la cámara panea desde su rostro curtido por el sol hasta los pies que arrastran una cadena y una bola al estilo presidiario de cómic. FIN.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: