Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Bourne y el cine porno

Ayer ví “El Ultimátum de Bourne”.

Estaba como loco por verla. Desde que ví el primer trailer pensé: “Con esta me voy a divertir como un enano, y además tendrá su intriga, su estructura, y sus quedonadas de espionaje”.

Pero fue una gran decepción. Me aburrí bastante viéndola, y al hilo de este aburrimiento, hice unas “profundas” reflexiones sobre el Séptimo Arte.

1. La persecución es lo más cinético o cinematográfico que hay.
Ya lo era desde los tiempos de Laurel y Hardy y Bourne se parece bastante al esquema de estas películas.

2. Las tortas, sean manuales o en coche, indistintamente del país en el que se produzcan, generan una adrenalina que calma al público, haciéndole pensar que están viendo un peliculón.

A mí, que me gusta una buena mano de ostias como al que más, que disfruto más que Chicho levantando faldas con una buena persecución, ya sea en coche o a pie, y que me encantan las superproducciones que se desarrollan en varios países, no me gustó demasiado este cierre de la saga de Bourne. (A pesar de que está rodada como Dios.)

No tiene apenas argumento. No tiene giros. A mí personalmente me recordó mucho a una peli porno Standard.

En vez de un tío o una tía follando en varios escenarios, Bourne siendo perseguido, primero en Londres, luego en Madrid, luego en Tánger, luego en Nueva York. En vez de follar, correr. En vez de orgasmos, tortas y explosiones.

Todo muy mecánico. ¿La historia? Pues creo que había una, pero no me importaba. Al final en las pelis porno, y en el Ultimátum de Bourne, lo único que importa es el movimiento.

Lo mejor, este vídeo parodia del programa de Jimmy Kimmel (con subtítulos en español; con faltas, pero algo es algo.)

Anuncios

Navegación en la entrada única

14 pensamientos en “Bourne y el cine porno

  1. Ja, ja!

    Qué gran paralelismo. Entonces ¿lo que Matt Damon hace con su mujer es ensayar el papel?

  2. Hemos visto una película distinta. Menos mal que yo lo pasé en grande, debo decir. Está visto que a usted el porno no le pone, qué raro. Por dios, ¿cómo no le ha gustado esta película? si por una vez cuidan el guión, no hay agujeros tipo anaconda! No hay el típico rollo de guaperas con chica delgada de tetas grandes, está justificado lo que pasa y demás… en fin, no le convenceré pero si alguien pasa por aquí, que la vaya a ver y luego opine. Consejo saludable casi siempre, por otra parte.

  3. Puf, yo vi la primera de Bourne y cuando el mini llega al Sena, me dormí. Más o menos. Cabe decir que la vi bajada de la mula y en la cama y eso hace mucho por el efecto.

    Eso sí, me ha encantado el paralelismo con el porno. Además, siempre he tenido la impresión de que los actores de las porno tienen cara de idiotas y aquí ocurre igual.

    Pero me ha encantado aún más tu descubrimiento del sketche. Jaaajajajaja, es mítico. Ese personaje y la tensa persecución final me han dejado anodadado!

    Un saludo, EscritoPor!

  4. Estoy con Bryan, la peli se sale un poco de los estereotipos sin renunciar a ofrecer lo que la gente busca cuando va al cine a ver una peli de acción, a entretenerse desconectar y echar un buen rato.

    Por otro lado es la crema el paralelismo, a pesar de tener un punto de vista totalmente diferente, al mió agrada ver que no todos los soportes de cine escriben en la misma línea monótona.

  5. Metabarón en dijo:

    Interesante reflexión.

    Y cierta.

    Piense ahora en “300” y conviértala en porno…

    Jejejeje.

  6. Por favor!!!,… la película está genial. A mí me encantarón las dos primeras, pero la tercera es que se lo lleva todo!!!
    Es un peliculón de pura acción. Y he de decir que Matt Damon hace muy bien su papel.

  7. profesorguapito en dijo:

    Me apunto a los defensores de Bourne. Señor de Chamberí, relájese y disfrute.

  8. profesordechamartín en dijo:

    O es usted del barrio de Salamanca?

  9. Extraido del Blog de Nacho Vigalondo al respecto de la Saga Bourne:

    “La crítica negativa que más he oído acerca de los guiones de las aventuras de Bourne es su supuesta linealidad. En una época en la que los guiones de los blockbusters son más innecesariamente complicados que nunca (Piratas del Caribe, Star Wars), cada una de las películas de Bourne es una implacable línea recta entre dos puntos, pero en la que la riqueza del detalle y la trampa siempre están bajo la alfombra. Por poner un ejemplo, uno de los mejores hallazgos de guión, repetido en todas las entregas, es la capacidad de improvisación de Jasón Bourne a la hora de proveerse de mapas y recursos varios, en mitad de las huidas imposibles. Y luego está la habilidad a la hora de estirar situaciones en prácticamente tiempo real… Y ¿Qué les parece que el epílogo de la segunda parte… se reinterprete en el tercer acto de la tercera? ¿A quién se le ha ocurrido esa locura?”

    Más en:

    http://blogs.elpais.com/nachovigalondo/2007/08/las-razones-de-.ht

  10. Lo mejor de las películas de Bourne es que él no es el que descubre “la gran trama”. Bastante tiene con lo suyo. Quizá por eso parezcan un poco simples. También es verdad que el final de la segunda con la chica rusa es insuperable. Pero en esos cruces de miradas con Julia Stiles hay mucho más historia que en cincuenta páginas de diálogo de cualquier película de este año.

  11. Pero xq?? noooooo… es la película q más me ha gustado de la trilogía Bourne. Y me han gustado mucho las 2 anteriores!!! Me encantó la parte de Waterloo, es q lo pasé genial.
    Tngo q confesar q me ha sorprendido mucho q te pareciese tan lineal y aburrida, nunca, nunca, NUNCA, la compararía con una peli porno (al menos en cuanto a la narración xq a Matt Damon si q le metía yo………)

  12. emilio calvo de mora en dijo:

    Pues el símil es original, no hay duda, pero la pornografía es la sublimación del detalle, la explicitación de lo que debería permanecer oculto, y no es cosa de ponernos trascendentes: puede haber porno en una peli de terror sin que se vea un centímetro de epidermis, vamos, así que Bourne, que veré, no cree que entre en ese parámetro, pero igual la veo, acude a esta página, me desdigo y le doy toda la razón. En fin. Saludos.

    http://www.cinepoesiajazz.blogspot.com

  13. yo creo que la mitad de las peleas se hubiesen solucionado hablando. que se den la mano y aquí no ha pasado nada…

  14. Esquizofrenico en dijo:

    Iba a comenzar este comentario sintiendo que no te hubiese gustado nada la tercera de Bourne, pero he pensado que no, que no lo siento. Entre otras cosas porque para gustos se hicieron colores.

    A mi, sin embargo, sí me ha gustado. Es más, me ha entrenido muchísimo. No he quitado los ojos de la pantalla ni un segundo. Y eso se rebate, en parte, tu teoría. Es decir, que no se parece a una película porno. Principalmente porque en las pelis porno “te dejas los guisantes y vas a la carne”. Vamos que, creo que todos, nos saltamos el bla bla bla (esos diálogos pasmosamente malos) vía mando y botón >>. En Bourne no hace falta echar ‘palante’ porque todo pasa ya demasiado deprisa.

    Bourne es nuestro espía del presente, y es también parte de nuestro futuro. Es el personaje que ha enterrado o enterrará a Bond, salvo, claro está, que este se someta a sus mismas leyes (que algo de ese ya hay en el de Daniel Craig).

    El Caso Bourne: el descubrimiento, el me persiguen por algo que ni yo mismo sé.
    El mito de Bourne: sé lo que puedo hacer y algo de lo que he hecho, pero quiero saber quiénes me pidieron que lo hiciera y por qué.
    El ultimátum de Bourne: Sé quienes me persiguen y quiero saber quienes me crearon, por qué y para qué.

    La acción de BOURNE sólo tiene un adejtivo: trepidante. Así mismo, espero, de la siguiente (Greengrass ya ha dicho que habrá más: ¡Bien!) una persecución a la carrera por los más recónditos lugares de cualquier ciudad, incluso México D.F., una de esas de las que el cine ha hecho gala en películas como FRENCH CONNECTION o POINT BLANK.

    Además BOURNE, como tu muy bien intuyes (y dijo Vigalondo), podría ser un capítulo (perfecto) de una serie de lujo made in HBO. Confundes la sencillez en lo qué se cuenta y en el devenir del personaje con la falta de argumento y de giros.

    Y en relación con otras películas (La Jungla 4.0, que acabo de ver) tiene ventajas: 111 minutos aprox. frente a los 130 de La Jungla. Las distancias se marcan además porque Bourne, al contrario que otros héroes-espía no pretende salvar al mundo, tan sólo a su entorno. Y ni eso consigue. McLane, en cambio, lleva casi 20 años salvando al mundo de macroterroristas y no ha aprendido nada, porque para ser un tipo que salva tantas situaciones de riesgo ni si quiera sabe encender un portátil. BOURNE, en cambio, se maneja a las mil maravillas con las nuevas tecnologías, y eso que de dar patadas también sabe un cuanto.
    Y paro ya.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: