Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

El Coleccionista contra las Nuevas Tecnologías

El otro día iba por la calle y al pasar junto a un contenedor de basura, ví una colección personal de cintas VHS y cassetes, algunos originales, algunos “caseros”, cuando las copias privadas eran tan esforzadas y artesanales, y tan feas, que era difícil victimizarlas como se hace ahora, cuando la descarga o el copiado son virtualmente perfectos. Salvo en la manta, claro; yo nunca he comprado una peli en la manta, pero recuerdo que la parienta intentó ponerme “Big Fish” y que me negué a ver los pegotones de color y el sonido distorsionados, y la alquilé como Dios manda.

Allí estaban esas cintas, esas pelis con las etiquetas hechas a mano, o imprimidas con “esmero” en años pasados. Y al ver esa colección, que ni siquiera era la mía, me entró una apabullante sensación de desamparo. Yo también me he deshecho de mis viejos uves, de cintas que me regalaron amigos, chicas de las que estuve enamorado, y al final tuvieron el mismo destino: tiradas al lado de un contenedor, con las cajas vacías y las botellas, los tetrabriks y el olor a pis.

Todos esos objetos que han estado impregnándose de intimidad durante tantos años, expuestos a la mirada incómoda e indiferente de los extraños.

A eso nos condena el avance de las nuevas tecnologías. Atesoramos todos esos objetos, seleccionamos las pelis con las que queremos convivir, para acabar diciéndoles: “Me rompe el corazón, pero tenemos que separarnos. El mundo no está hecho para que sigamos juntos.”

Pedazos de intimidad por las calles. Desorientados cinéfilos, que compran “Uno, Dos, Tres” de Billy Wilder en VHS, en DVD y supongo que Blu Ray o HD DVD.

La colección, hoy en día, se presenta como una quimera, algo inalcanzable, un mito de Sísifo que ahueca nuestros bolsillos y nos obliga, forzosamente, a renovar nuestra intimidad.

Así que yo, desde este rincón lleno de nostalgia, polvo y carátulas onduladas y amarilleadas por el paso del tiempo, les diría a los responsables de los formatos que vienen a reemplazar al DVD….

QUE OS JODAN UNA Y OTRA VEZ, CABRONES.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “El Coleccionista contra las Nuevas Tecnologías

  1. zero neuronas en dijo:

    Cuanta razón, que les jodan. Yo también tiré casi todos mis VHS y ahora me pregunto se hago bien en seguir comprando DVDs. Mañana mismo pienso ir a por la sexta temporada de Los Soprano, así que supongo que sí, que seguiré comprando. ¿Acabaré tirándolos también? Supongo que sí.

  2. el otro Ben-Hur (Ramón Novarro) en dijo:

    Lo mío es peor empecé con el super 8 , luego pasé al Betamax y luego al impuesto VHS , al menos el DVD es mejor pero como todo efímero, y eso con solo treinta y ocho años, cuando pasen otros veinte ¿cuantas veces habré vuelto a comprar Centauros del desierto?

  3. Estíbaliz en dijo:

    Con todo este lío de los cambios de formatos y nuevas tecnologías siempre me acuerdo de las sabias palabras del GRANDÍSIMO Millán de Martes y Trece cuando le preguntaron si se había comprado el dvd con lo mejor de sus programas y contestó: “No, hay video, cd, dvd… yo me espero a que dejen de sacar cosas nuevas y cuando saquen la última, entonces me la compraré”.

  4. profesorguapito en dijo:

    Desde que vi en el mediamarkt pelis en dvd a 3 euros (y no eran malas, me compré una de john woo y otra de agzneska holland) ya no compró dvds. Y yo tb tiré mi colección de vhs en una mudanza, con pena y dolor (he escrito tantas etiquetas adhesivas) pero si lo piensas es mejor así.

    No contribuyamos más al despilfarro de la sociedad occidental.

    Chavales, ¡hay bibliotecas, mediatecas, videoclubs y dvderias! Eso sí que da verdadero calorcito y no quita espacio en casa.

    Recomendados especialmente la biblioteca de Azcona en el barrio de La Guindalera y el videoclub El Jardín en Las Rozas.

    Creedme, sé lo que me digo.

  5. ladrón aficionado en dijo:

    El videclub de Las Rozas está muy bien surtido: “El golpe”, “Ocean’s eleven” (la original, la de ahora y sus segundas y terceras partes), “Bonnie and Clyde”, “Le llaman Bodhi”, “Pickpocket”, “Ladrones”… seguro que el solitario iba allí muy a menudo.

  6. No se durante cuanto tiempo mas seguira viviendo mi reproductor grabador VHS, ya casi no lo uso pero tengo algunas “cosas” grabadas en ese formato que por pereza y falta de tiempo no he rippeado a digital, lo peor es que infinidad de “cosas” jamas rippeadas a digital desapareceran para siempre, capitulos de la serie los libros de principios de los 80´s, series “sub-B” que se emitian en T.V… en fin, miles de recuerdos y horas de exhaustiva grabacion, pendientes de la hora y el dia para estar ahi preparado para apretar el boton y segimiento para eliminar los anuncios (algunos quedaron grabados y que recuerdos tambien)… Mas que ganar hemos perdido, gran parte de material se perdera como lagrimas en la lluvia.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: