Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

El arte de la conversación

El montador Walter Murch y el escritor Michael Ondaatje se conocieron durante el proceso de montaje de El paciente inglés. Se cayeron bien, se interesaron mutuamente, y como resultado de esa relación nació este libro-hijo, El arte del montaje, en el que Ondaatje recoge las largas conversaciones que mantuvieron a lo largo del año 2000.

Murch ha montado y/o diseñado el sonido de películas como El Padrino, II y III, American Graffiti, La conversación, THX 1138, El Paciente inglés, Apocalypse Now o Cold Mountain.

Algunas de las charlas que aparecen en el libro tuvieron lugar frente a unos monitores de Avid, mientras Murch trabajaba en Apocalyse Now Redux.

Algo natural, teniendo en cuenta la personalidad tan rigurosa de Ondaatje, que dedica una media de cinco años a cada uno de sus libros, y que aquí, como no podía ser de otra manera, pone toda su voluntad en desentrañar el trabajo de Murch, saber cómo se hace, qué lo diferencia del de otro profesional, por qué tomó una determinada decisión creativa en tal o cual película…
Una y otra vez parece (y quiere) llegar a la conclusión de que el oficio de montador se parece mucho al oficio de escritor.

Aunque Murch parece sentirse más como un compositor musical.

Ondaatje: …A lo mejor todos los montadores tienen esa capacidad de reconocer pautas.

Murch: Hay unos condicionamientos matemáticos subyacente que determinan como se ensambla una película, que son sorprendentemente constantes y aparecen independientes de las películas en sí… Para mí puede que el cine esté actuando en el punto en que estaba la música antes de la invención de la notación musical, de la escritura de la música como una secuencia de marcas sobre el papel… Si comparamos la música del siglo XII y la del siglo XVIII notarás una diferencia de enorme magnitud en su desarrollo técnico y emocional , y todo eso fue gracias a la capacidad de escribir la música en papel… No sé si en cine llegaremos a ser capaces de crear algún tipo de notación cinematográfica.

“Walter es alguien a quien siempre resulta interesante escuchar”, dice Michael Ondaatje en el prólogo. Y tiene razón.

Este es un libro con el que he aprendido mucho porque habla de narrativa, yendo de momentos cinematográficos concretos a conceptos abstractos. Y porque habla de ARTE, así con mayúsculas (y con dos co*****). ¡Pero es que este libro es arte! El arte de la conversación.

Eso sí: tampoco hay que ponerse estupendos y olvidar que, como dice un amigo mío, el arte no es más que morirte de frío.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “El arte de la conversación

  1. Mari congui en dijo:

    lo que nos cuentas sobre ese libro abren las ganas de leerlo casi tanto como la quina Santa Catalina las ganas de comer, pero lo que mas me gusta es el título que has dado a tu comentario, yo también creo que conversar es un arte

  2. La conversación. Qué peli tan buena y tan rara. Tengo mucha curiosidad por ver la nueva de Coppola. ¿La montará este tío también?

  3. Gracias por la recomendación. Y por la conversación, que en sus matices puede acabar siendo algo musical y encantador.

    A mi también me fascina “La Conversación.”

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: