Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Que se duchen por elipsis

Sigo paseando por los blogs y me encuentro con un post de Guionista Hastiado, en el que se trata un tema apasionante, que no puedo evitar recoger aquí: los plagios menores. Algunos les llaman “homenajes”.

Los plagios menores son aquellos que no hacen demasiada pupa. Es como copiarle un gesto o una expresión molona a un amigo, pero sin apropiarse de su personalidad.

De forma similar, los guionistas y directores se nutren en una despensa común de recursos estilísticos que vemos repetidos una y otra vez en películas o series.

Esto no es malo en sí mismo. Muchas veces esos recursos son herramientas. Puro lenguaje audiovisual. No es ningún timo, al contrario: está comprobado que al espectador le gusta tener cierta sensación de familiaridad, de que sabe de lo que se está hablando.

Pero ¡ojo! Hay que renovar la despensa de vez en cuando. Cuando abusamos tanto de determinados recursos se vuelven fláccidos, cargantes. Voy a dar como ejemplo un caso concreto, que a mí me pone de los nervios.

Imaginaos que encendéis la tele y os encontráis con una escena en la que se ve a una chica llorando en la ducha. Se frota el cuerpo con tanta energía y desesperación que parece que quiera mudar de piel.

No sabéis nada de la película, pero seguro que con este dato ya intuís por donde van los tiros.

¿Qué le puede haber sucedido a la chica momentos antes?

Sí. La han violado. O como mínimo, ha tenido una experiencia sexual bastante chunga. Lo hemos visto tantas veces que es fácil pensar que en la realidad ocurre siempre así. Tan natural como ponerse primero los pantalones y después los zapatos.

Pero claro, si nos paramos a pensar un momento ¿es que no hay otra manera de contar el trauma que supone una violación? ¿Tan poca imaginación tenemos los guionistas?

En mi opinión deberían ponerle el cartel de Busca y Captura a estas escenitas de ducha. Que no se repitan más.
Que dejen a estas pobres mujeres ducharse por elipsis e inventemos nuevos momentos igualmente conmovedores.

Y ahora os pregunto: ¿qué otros recursos habría que jubilar?

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “Que se duchen por elipsis

  1. Rafa Pucela en dijo:

    Son ese tipo de escenas que luego son parodiadas, porque se las cambia de contexto, producen guiños al espectador y cosas así. Particularmente, los simpson son los reyes de ridiculizar recursos preconcebidos. Recuerdo el recuento de perritos. Seis, siete, ocho…Aparece el reloj acelerado, que tanto se utiliza para decir que pasa el tiempo, recuperan la escena horas después y continuan con el recuento: y nueve.

  2. marty mcfly en dijo:

    Jaja, es cierto que los simpson hacen mucho eso. Yo recuerdo ahora una vez que Bart jugaba varias partidas de ajedrez a la vez, en distintas mesas, y con distintas personas y con una musiquilla de fondo de esas que te hacen pensar que el mundo es maravilloso. Y alguien decía: “ese niño es un genio, juega 5 partidas a la vez”. Y a continuación se veía como le hacían jaque mate en todas.

  3. Más que escena, frase tópica.

    Es de noche. La familia está en casa. Suena el timbre. La mujer, inquieta, mira al marido que se levanta para abrir. Dice:”¿Quién será a estas horas?”.

    Joder, abre, tía, así te enterarás.

  4. Hay series en las que esos “homenajes” son el camino más corto para colarle una trama al jefe. Igual el tipo no acaba de verlo claro hasta que sueltas aquello de “Sí, hombre, y entonces hacemos la de XXXX…”

    Tiene algo de fórmula mágica, de repente el tipo se relaja y lo ve clarísimo.

    Y ya si consigues que crea que ha sido idea suya… entonces es que eres un puto profesional.

  5. Metabarón en dijo:

    Hay uno muy claro:

    La chica de la peli de terror entra en un sitio oscuro y enigmático y dice:

    “¿Hola?”

    Buffff.

    ¿ES QUE NO HAY OTRA PALABRA, COÑO?

    Ejem…

    Por otro lado, estoy de acuerdo con Rafa Pucela: te tragas todas las pelis de Abrams/Zucker y ves como se toman a coña toodos los clichés en los que tooodo el mundo cae.

    Y hay una página llamada “MOVIECLICHÉS.COM” que también ayuda.

    Y no digo nada más.

  6. Rafa Pucela en dijo:

    Estaba pensando con lo de las parodias y lo de la ducha donde había visto yo una que casara a ambas y bingo. En Ace Ventura, Jim Carrey se frota con energía en la ducha tras besar al personaje de Sean Young. Además la música de fondo de juego de lagrimas. Y mi frase favorita: teniente, me esta clavando la pistola…

  7. Galax Pictures en dijo:

    Respecto a las duchas y sus parodias recuerdo Máxima ansiedad, de Mel Brooks que parodia el cine de suspense, especialmente las películas de Hitchcock, y evidentemente tiene parodia de la ducha de Psicosis.
    Un cliché que siempre me ha llamado la atención, no sé si será normal en USA pero en las pelis los teléfonos tienen un cable infinito; los actores se pasean por toda la casa hablando por teléfono con éste en la mano, y no es inalámbrico. Otro muy típico es lo de salir de un coche y no cerrar las puertas con llave.
    Saludos,
    http://www.gp-cine.blogspot.com

  8. Y Ken Levine cuenta en su blog que en Cheers nadie pagó nunca una consumición.

  9. Miss Julie en dijo:

    Hombre, yo creo que estas cosas pasan sobre todo en la tele (sitcom, series, tv movies…) y muchas veces -en España, por lo menos- tiene mucho que ver con lo que dice ARVYDAS, es tan socorrido y, sobre todo, te evita derrochar tanta energía convenciendo al de turno que eso que planteas funciona, que lo usas una y otra vez hasta el desgaste. (Ya sabeis, los guionistas siempre echando la culpa a otros, je, je)

    En el caso de las pelis USA esas cosas de los cables del teléfono, el estar horas y horas hablando sin parar (ej: “Toda la verdad sobre perros y gatos”), no cerrar los coches, abrir la puerta de la casa y estar ya las luces encendidas, las puertas de entrada a la casa con parte de la hoja de cristal, no cerrar las puertas con llave…, son cosas que hacen allí. No en las grandes ciudades, claro, pero si en muchísimas ciudades pequeñas ( y no tan pequeñas) y pueblos.
    Estuve viviendo en Seattle (permitidme la pedantería de nuevo) durante un tiempo y ví que todo eso se hacía. La energía eléctrica es tan barata que ni se molestan en apagar las luces y con el teléfono pasa igual, en las llamadas nacionales sólo se paga por conexión de llamada y no por saltos de tiempo. El asunto de no entrometerse en la “propiedad privada” es tan fuerte que se pueden permitir eso de no cerrar el coche o cerrar sólo la puerta de la casa con llave por la noche. Claro que luego pasan cosas como que un chico japonés fue abatido a tiros por su vecino cuando entró en su jardín (sin vallar) para preguntarle no sé que tontería y éste le dió el alto desde su casa, el chico no entendió lo que le decía y siguió andando hacia la casa. El tipo le descerrajo unos cuantos tiros desde la ventana de casa con un rifle. Lógicamente se consideró un lamentable “accidente”.
    Os hablo de diez años atrás, ahora no sé si habrán cambiado mucho esas cosas.
    Pero creo que nos hemos ido del tema ¿no?

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: