Escrito Por

El blog de Escrito Por: guionista y, sin embargo, humano..

Archivar para el mes “enero, 2007”

Cimino: las puertas del sexo

Hace falta ser muy hombre para dirigir pelis extremadamente viriles como “El Cazador” o “Manhattan Sur”, y también hace falta ser extremadamente macho para superar el batacazo de “La Puerta del Cielo”.
Michael Cimino, cuyo nombre se pronuncia idealmente Cha-mi-nou, que estuvo a punto de dirigir “Footloose” (alucina) y “El Rey de la Comedia”, que después dirigiría Martin Scorsese, atesora una historia de fracasos, renuncios y deseos frustrados, como adaptar para el cine “Crimen y Castigo”, (vamos, algo modesto).

Si “La Puerta del Cielo” hubiera sido un éxito, habría realizado una peli épica sobre la historia de los indios sioux en América, “Conquering Horse”, que planeaba rodar íntegramente en idioma sioux con subtítulos en inglés. (Qué moderno sería hoy eso.)

Este hombre, nacido en 1939, ahora se llama Elizabeth y vive en París. Sí, Michael Cimino se ha convertido en una mujer, y Larry Wachowski sigue embarcado en un proceso de feminización por parte de su ama y amante.

¿Hay algo más macho que la camaradería de Christopher Walken y Robert de Niro en El cazador?

¿Hay algo que despida más testosterona que Rourke en Manhattan Sur?

Y sobre todo, ¿cómo firmará ahora sus películas?

Anuncios

¿Qué es un pitch?

Hacer un pitch, un pitching o pitchear consiste en entrar en el despacho de un productor y contarle la película o proyecto que tengas en mente con ánimo de vendérselo.

Vaya cosa, diréis muchos.

Pues sí, amigos. Parece que la cosa está tirada, pero es una actividad angustiosa que provoca sudores fríos en muchos guionistas, (yo sin ir más lejos) especialmente entre aquellos que no dominan la expresión oral o la sudoración de las manos.

No todos los guionistas son tímidos, ni palman al contacto de la luz solar. Aunque sí conozco unos cuantos que huyen de los ajos. Sin embargo, exponer una historia oralmente es una tarea complicada, y requiere preparación o un gracejo y un talento innato para sentarte al lado de un productor, comerle la orejilla (metafóricamente, por favor) y hacer que ponga el dinero en la mesa, o al menos un compromiso, por lo que tú le acabas de contar.

Evidentemente, la calidad de tus ideas juega un gran papel. Pero la forma de vender una historia, e implícitamente, nuestra habilidad para vendernos a nosotros mismos como “contadores” es crucial.

“Bueno, mira, es la historia de un tío que tiene un garito en un pueblo en el norte de África, un sitio muy animado y tal, y un día entra su ex, y no te puedes imaginar la que se lía, porque la tronca encima viene con su marido, un tío estirado, tan estirado que en sus ratos libres le gusta cantar en francés.”

¿Lo habéis reconocido?

“De todos los bares del mundo, ella tenía que entrar en el mío”, piensa Rick al ver a entrar a Ilsa, la mujer de la que se enamoró tiempo atrás y que le rompió el corazón en una estación de París.

¿Qué? Cambia la cosa, ¿no?

Goya 2007. Vamos mejorando

Acabo de ver que mi colega Louella está muy disconforme con la gala. Pues bien, discrepo, porque sí, y porque creo que está gala, con sus fallos, gambadas, momentos de vergüenza ajena consustanciales a esta ceremonia (¿qué sería de los espectadores sin ellos?) ha estado a años luz de pasadas ediciones, y especialmente, de la del año pasado.

La he visto con mi particular gabinete de crisis, en el que se encuentran varias mujeres (bellísimas e inteligentísimas todas) que han tenido a bien otorgar unos premios paralelos para animar la cosa. Esto dijeron las damas:

La más anoréxica. Bebe, seguida de cerca por Maribel Verdú y Leticia Dolera.

La peor vestida. Icíar Bollaín. (Llevaba una cota de malla por si aparecía Malatesta dispuesto a matarla.) Pepe Corbacho, por su lado, ha hecho de vestir mal un arte.

La mejor vestida. Penélope Cruz. Aitana Sánchez Gijón. Goya Toledo.

El peor careto de mal perder que hemos visto en la vida: El de Díaz Yanes. Más que cara de póker tenía cara de Full.

El momento más emocionante. Ex eaquo el speech de Teddy Villalba y la intervención de Pe. Te queremos, Pe. La canción de Estrella Morente. Qué guapa es y qué talento tiene.

La más dormida. Ángeles González Sinde, nueva presidenta de la Academia y una de las mejores guionistas del reino. Una amiga mía, que trabaja en urgencias, me ha susurrado que quería ponerle las placas de electroshock ya. Como dirían en ER, “¡CLEAR! ¡CLEAR!”

El más serio. Ray Loriga. Parece que más que dar premios estaba emulando a Risto Mejide. Y Risto nos gusta más.

Así hablaron ellas. Qué malas son. Pérfidas, que sois unas pérfidas.

Mis colegas del gabinete de crisis me han ganado la porra, pero creo que se ha hecho justicia para las dos mejores películas de esta temporada (Volver y Azul Oscuro Casi Negro), en lo que ha sido un año de buen cine español. Me repatea que el Goya al mejor guión haya sido para el Fauno, eso sí.

Y en cuanto a la Gala… qué queréis que os diga. Me he reído y me ha entretenido bastante. Algunos sketches y parodias me han hecho gracia, y ya era hora de que alguien se tomara en serio la gala, y qué mejor manera de hacerlo que tomarse a pitorreo al cine español. Y encima ha acabado antes de las seis de la mañana. ¿Qué más se puede pedir?

Enhorabuena a los premiados. Yo creo que algo está cambiando. ¿Vosotros qué opináis?

En riguroso diferido: Los Goya

-Quisiera dar las gracias a San Judas, San Tadeo, Santa Fátima del Candil Bendito y alrededores…

Y la imagen se va. ¿Qué pasaría si a Mr. Almodóvar le hubieran dejado con la palabra en la boca en los Óscar?

TVE ha decidido emitir la ceremonia con media hora de retardo para “evitar errores y reducir su duración.” El ente (la tele española, no esa cosa afortunada y transparente que acosaba a Bárbara Hershey) lo hace así para desvincularse del batacazo de la emisión del año pasado. La ceremonia de 2006, dirigida por Fernando Méndez Leite, fue considerada aburrida, larga y tediosa, además de perder un millón y medio de espectadores con respecto al año anterior.

Esta es la estrategia de TVE, que no tiene nada que ver con el guión ni con la presentación, que ha sido encargada a José Corbacho.

Aquí,
más sobre la decisión de TVE y una breve entrevista al humorista catalán.

-Y además me gustaría decir que muchas veces recuerdo mi Gusiluz, aquel que tantas noches de mi infancia consiguió aliviar, por supuesto, no diré cómo…

Y la imagen se va. Lo preocupante no es que nos aligeren los soporíferos agradecimientos (me voy a odiar por decir esto, pero hay una relación de proporcionalidad inversa entre la relevancia de los galardonados y la duración de su intervención) sino que estamos ante una gala editada, y no una gala cualquiera, sino una gala que en otros años ha servido al fin de remover conciencias con temas tan controvertidos como la Guerra de Irak.

A favor de que se convierta en una gala dinámica y divertida, y ya por pedir, que no sea tan hortera ni autocomplaciente y que pongan menos anuncios.
En contra de que la gente no pueda opinar.

Más sobre el tema en

Y hoy, los Razzies

Los Razzies son el lado oscuro de la Fuerza. Si un Óscar y un Razzie se cruzaran en medio de un pueblo de esos del oeste, en los que reina el silencio y un solitario matojo cruza la calle principal del pueblo, tendríamos a dos antagonistas perfectos. Dicho de otro modo, son como Obi Wan Kenobi y Darth Vader; allá donde uno lleva consigo prestigio y prosperidad, el otro te visita y te deja colmado de vergüenza y humillación.

Por suerte los Razzies tienen un espíritu más festivo, abiertamente críticón y gamberro, y de ello dan muestra sus nominaciones y sus curiosas categorías (“Peor pareja de la pantalla”, p.e. Nicholas Cage y su traje de oso….). Aquí podéis consultar los nominados.

Por supuesto los Razzies también premian los peores guiones del año, y ese dudoso honor recae en:

“Basically, It Stinks, Too” (Forma graciosa de referirse a Instinto Básico 2)
Escrito por Leora Barish & Henry Bean
Basado en personajes creados por Joe Eszterhas


“Bloodrayne”

Escrito Por Guinevere Turner, basado en el vídeo juego

“Lady In The Water” (La joven del Agua)
Escrito por M. Night Shyamalan

“Little Man”
Escrito por Keenan Ivory Wayans, Marlon Wayans,
y Shawn Wayans

“Wicker Man”
Escrito por Neil LaBute
de un guión de Anthony Schaffer

Resulta curioso ver a vacas sagradas (y extremadamente bien pagadas) del guionismo en esta lista, como Joe Esterzhas y Shyamalan, dos de los más señalados GOR (guionistas obscenamente ricos) del cine moderno, como sorprende ver al prestigioso LaBute asociado a esa especie de cosa de “The Wicker Man”.

Para vosotros, ¿cuál es el peor guión del año?

Los guiones nominados son…

Ya están aquí las nominaciones de la septuagésimo novena edición de los Premios de la Academia, más conocidos como los Óscar. Podéis leer la lista de nominados aquí.

Antes de entrar en harina, desde mi humilde agujero terrícola, quisiera felicitar a nuestra internacional Pe, que ha visto premiada su mejor interpretación hasta la fecha en “Volver” con una nominación, y quién sabe si con el propio galardón.

Estos son los nominados al mejor guión original:

Guillermo Arriaga, “Babel”
Michael Arndt, “Little Miss Sunshine”
Iris Yamashita & Paul Haggis, “Letters From Iwo Jima”
Guillermo del Toro, “Pan’s Labyrinth” (El Laberinto del Fauno)
Peter Morgan, “The Queen” (La Reina)

Nominados al mejor guión adaptado:

Patrick Marber , “Notes on a Scandal”
William Monahan, “The Departed” (Infiltrados)
Sacha Baron Cohen & Anthony Hines & Peter Baynham & Dan Mazer Story by Sacha Baron Cohen & Peter Baynham & Anthony Hines & Todd Phillips, “Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan” (Borat)
Todd Field & Tom Perrotta, “Little Children” (más información aquí)
Alfonso Cuarón & Timothy J. Sexton and David Arata and Mark Fergus & Hawk Ostby, “Children of Men” (Hijos de los Hombres)

Apuesto por estos ganadores:

Mejor guión original: Letters from Iwo Jima
Mejor guión adaptado: Infiltrados

Pero sin duda lo que más feliz me haría sería ver a Borat recogiendo un Óscar al mejor guión.

¿Cuál es vuestra porra, guionística o no, para esta edición?

Más extraño que la ficción

“Más extraño que la Ficción” es la historia de Harold, (Will Ferrell) un hombre anodino que descubre que es un personaje de una novela que está siendo escrita.

Todo empieza en el momento en que escucha la voz de una narradora que cuenta su vida mientras se cepilla los dientes. Esta narradora, que es también la autora de la novela, es Karen Eiffel (Emma Thompson), quien está decidida a rematar su obra maestra con la muerte de Harold. Sin embargo, cuando descubra que su personaje es real, se enfrentará a un poderoso dilema,

¿Merece la pena matar a Will Ferrell en aras de la perfección artística?

Esta es la línea argumental que le ha abierto las puertas al desconocido guionista Zach Helm; en siete meses logró que su texto se transformara en película, en un proceso que normalmente requiere años.

Creo que este es el guión de Charlie Kaufman que Charlie Kaufman nunca escribió.

Kaufman ha creado un “género” cinematográfico que se distingue por incluir al escritor dentro de la historia, y porque la propia naturaleza de la historia tiene un peso similar a los personajes y muchas veces condiciona su destino; mezclar a esta narrativa metalingüística toques de cine fantástico, agitar y servir y ya tenemos la mezcla perfecta que Helm ha imitado con acierto. De hecho, le emula bastante bien, salvo en el empeño de Kaufman por fastidiarla al final, salvo en “Olvídate de mí.”

¿Qué opináis de este tipo de pelis?

¿Son una paja mental o lo más cool del momento?

Betty la Ubicua

Leo aquí que Cuatro va a emitir la versión americana de Betty la Fea, “Ugly Betty” y que la emitirá en prime time. Además, la Sexta ha comprado los derechos de emisión para la versión americana de “The Office”, cuya versión original, inglesa como los pasteles de pork pie, ya emitió Cuatro en un horario bandolero y con un doblaje que filtraba por desgracia el humor de Ricky Gervais y compañía.

Miremos a nuestro alrededor. Los remakes absurdos (“Poseidon”, “La Profecía” o “El mensajero del miedo” por citar algunos recientes) proliferan. Las series gremiales (especialmente las de médicos, abogados y policías) parecen no tener fin. Las series se clonan a sí mismas, como ya comentamos en este post con “Aquí no hay quien viva” y “La Que se avecina.”

Y ahora esto.

Los espectadores habremos visto, en cosa de dos o tres años, “Bety, la Fea”, “Yo soy Bea” (que sigue arrasando en la franja de mediodía) y ahora “Ugly Betty.”

Yo me pregunto, ¿cuántas veces queremos ver lo mismo?

Muchas veces a los guionistas se nos rompe el corazón cuando estamos escribiendo algo, o lo tenemos escrito, y aparece algo que se le parece. “Mierda. Ahora que tenía el guión definitivo para triunfar y forrarme va y aparece esto.” (Nótese que a todo el mundo le gusta tener alguna razón externa para explicar su fracaso.) Pero ahora resulta que emitir tres series con el mismo argumento a los señores de Cuatro les parece una garantía de éxito.

O eso, o que el tema “patito feo se convierte en cisne al quitarse las gafas de pasta” se ha convertido en un género y nosotros sin enterarnos.

¿No estáis hartos de Betty? O por el contrario, ¿tenéis unas ganas de ver esta “nueva” serie que no os tenéis?

¿Está Dios por ahí?

No, todavía no he visto Babel, así que de momento esas preguntas no me las hago en serio. Porque como sabéis, soy un frívolo, me gustan las chicas guapas y las americanadas, como piensa de mi el Guionista en Chamberí. (Y tiene razón. Siento debilidad por las pelis de palomiteo descontrolado, pero me gusta el cine de todo el mundo, siempre que sea bueno y ameno.)

Es algo mucho más intrascendente, a la vez que increíble. Según la revista Fotogramas, en la comedia “Como Dios” (Tom Shadyac, 2003), el Todopoderoso, interpretado por Morgan Freeman, le daba su teléfono a Jim Carrey; este número se veía en pantalla y se correspondía con teléfonos reales de habitantes de Florida, Carolina del Sur y Colorado, quienes estuvieron a punto de enloquecer por la cantidad de gente que quería hablar con Dios.

¿Qué clase de persona llama a un teléfono que ha visto en una peli de Jim Carrey para hablar con Dios?

Todavía, si fuera una peli de Iñárritu o de Bergman… o de Calparsoro, si me apuras… Me imagino a los pobres abonados. La primera vez se lo tomarían con buen humor.

INOCENTE ABONADO: ¿Sí?
FRIKI SOLITARIO: Hola, ¿Está Dios?
IA: Claro, está en todas partes.
(Clink.)

La segunda ya cansa.

FS: Hola, ¿eres Dios?
IA: No.
FS: Es que… ví en una peli que este era el teléfono de Dios.
IA: ¿Te crees todo lo que ves en las películas?
FS: ¿Es verdad que eres la luz del mundo? Es que se me acaban de fundir los plomos y…
IA: Sí, y soy el camino y el verbo y todo eso. Pero no me llames más, que mi mujer cree que tengo un lío.
FS: Eso daría para una secuela del Código Da Vinci.
(Clink.)

Y la tercera…

FS: Eh, Dios, tío, qué pasa por tu casa.
IA: (Carraspeo.) Este es el contestador automático de Dios. Todos nuestros operadores están ocupados en este momento y en todos los momentos. Te sugiero que te busques una vida y dejes de dar por culo.
FS: Qué poco cristiano…
(Clink)

¿Cómo os imagináis esta conversación?


(Nota: el vídeo es el trailer en español de la secuela de “Como Dios”, llamada creativamente “Sigo como Dios”, con el gran Steve Carell. )

¿Pero esto qué es?

Una vez estaba de visita en el Zoo de Barcelona, cuando vivía Copito de Nieve, y el gorila blanco, al verme, empezó a dar virulentos manotazos contra la mampara de cristal y a coger pedazos de sus heces y a tirarlas contra mí.

Creo que ha sido el momento cumbre de mi vida. Copito de Nieve (qué nombre tan poético para una criatura tan beligerante) y yo, unidos para siempre en una imagen que vale más que mil palabras. Bueno, en ese caso la mampara de cristal valía más que mil imágenes, mil palabras y mil millones de euros.

Este largo prólogo sirve para expresar cómo me he sentido al leer que el Globo de Oro al mejor guión se lo han dado a “The Queen“, que me gusta por Helen Mirren y porque como tv movie está más que bien, pero me parece justita, justita, en cuanto al guión.

¡Virgen santa!

¿Cómo es posible que se lo hayan dado a The Queen y no a Infiltrados?

Por eso estoy cabreado como un mono, o peor aún, como Matías Prats en el imprescindible vídeo de arriba.

Mi colega de Estado Crítico propone aquí su terna de nominadas a los Óscar.

Yo propongo que se lo den todo a “Infiltrados” y que le den el Óscar a la mejor interpretación femenina a Pe.

Porque ella lo vale.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: